domingo, 9 de noviembre de 2014

INTERSTELLAR



Película: Interstellar. Dirección: Christopher Nolan. Países: USA yReino UnidoAño: 2014. Duración: 169 min. Género: Ciencia-ficciónInterpretación: Matthew McConaughey (Cooper), Anne Hathaway (Amelia), Jessica Chastain (Murph), Michael Caine  (profesor Brand), Bill Irwin (voz de TARS), Casey Affleck (Tom), Topher Grace (Getty), David Oyelowo, John Lithgow (Donald), Ellen Burstyn (Murph anciana), David Gyasi (Romilly). Guion:Christopher Nolan y Jonathan NolanProducción: Christopher Nolan, Lynda Obst y Emma Thomas. Música: Hans Zimmer. Fotografía: Hoyte Van Hoytema.  Montaje: Lee Smith. Vestuario: Mary Zophres. Distribuidora: Warner Bros. Pictures International EspañaEstreno en España: 7 Noviembre 2014. Calificación por edades: No recomendada para menores de 12 años.

Sinopsis
Al ver que la vida en la Tierra está llegando a su fin, un grupo de exploradores decide embarcarse en la que puede ser la misión más importante de la historia de la humanidad y emprender un viaje más allá de nuestra galaxia en el que descubrirán si las estrellas pueden albergar el futuro de la raza humana.

Me quedo sin adjetivos para describir "Interstellar" la nueva obra de arte del maestro Christopher Nolan y es que el británico hace del celuloide un lienzo, en el cual retrata no solo una aventura espacial de órdago, visualmente insuperable -a la altura de 2001- sino también una epopeya, una montaña rusa de emociones que te hará pasar unas memorables tres horas sentado en la butaca.

Esto es cine, por películas como esta amo el séptimo arte y a ellas les debo estar escribiéndoos ahora mismo. Podrá gustarte más o menos -jamás ha existido una película que agrade a todo espectador, ni existirá- lo que si es seguro es que cuando salgas de la sala sentirás que has visto algo nuevo, fresco y original, no te quedarás indiferente después de verla, te sorprenderá y te hará soñar con la infinidad del universo.....(RICKDECKARD Ginebra.Suiza).


......Sobriedad absoluta en la puesta en escena. Como si cualquier atisbo de innovación en el -encorsetadísimo- formato amenazara con desviar nuestra atención de un contenido que toma el máximo protagonismo. Como si de unas entrevistas o documental (siempre televisivos) se tratara, correcto. Sin olvidarnos de que seguimos en la dichosa sala de cine, exacto. Y así, sin apenas darnos -todavía- cuenta, se nos ha mostrado por dónde irán realmente los tiros en 'Interstellar'. Hablemos ya, pues, de una película meticulosamente esquizofrénica, que hará de su semi-oculta fisionomía bicéfala su principal argumento para conquistarnos. Ahí apunta el nuevo más-difícil-todavía de la casa Nolan, a una eopoya intergaláctica adicta a hacer malavarismos en distintos frentes. Entre la Tierra y lo desconocido de este desconocidísimo cosmos; entre el pasado, el presente y el futuro; entre la pequeña y la gran pantalla... y como estaba implícitamente anunciado (pues hablamos de una de las constantes más claras en tan estupenda carrera), entre la ciencia y la creencia más profunda y difícil de demostrar. Todo esto transcurrido en un tiempo que, como ya sucediera en la matrioska onírica de 'Origen', se estira y se comprime hasta romperse, como si del cuerpo más blando se tratara......(EL SEPTIMO ARTE).


Interstellar: Obra maestra. Lo mejor que ha hecho Nolan en su carrera. Brillante.
En mi opinión, Interstellar supera todo lo que hemos visto de Nolan hasta el momento. Y con eso ya lo digo todo. ¿Por qué? Se lo explico: cuestión de sentimientos, emociones, lirismo, filosofía, especulación… Y un largo etcétera que, como la nave en la que se desplazan los protagonistas, gira en torno a la madurez. Lo que ha hecho Nolan con el género de ciencia ficción en esta película no lo hacía nadie desde que Stanley Kubrick rodó 2001 (1968) y Andrei Tarkovski estrenó Solaris (1972). Lo que ocurre es que, seamos sinceros, 2001 y Solaris no son películas fáciles de ver, sino excelentes pero muy complejos ejercicios de reflexión filosófica que suelen desanimar a buena parte de los espectadores. Interstellar es todo lo contrario: un notable ejercicio de reflexión, como las dos películas citadas, pero al mismo tiempo un brillante, trepidante, emotivo, entrañable y absolutamente imprevisible viaje a la aventura en el que el guionista y el director no dejan que nos separemos de lo que ocurre en la pantalla ni un segundo........(ACCIÓN DE CINE).

....Está claro que a Nolan, como a Michael Haneke o al propio James Cameron, le puede la ambición; el querer hacer esa película más-grande-que-la-vida. Que sirva tanto como  entretenimiento superlativo y como retrato sublime de las relaciones humanas. Una obra que mientras te excita la imaginación, sea capaz también de asfixiarte emocionalmente. Un terreno condenadamente naïf que la crítica suele castigar con especial dureza: recuerden, sin ir más lejos, los (injustificados, a mi juicio) palos a Steven Spielberg por el final de A.I. Inteligencia artificial (2001) o al propio DePalma por su coda en la ya citada Misión a Marte. Algo que agrava el hecho de que, si bien Nolan es tanto un fabuloso creador de imágenes que bordean lo imposible como un bárbaro constructor de situaciones límite de gran espectacularidad, también es cierto que es en el terreno dramático donde suele tirar más por la vía del trazo simple –por ejemplo, lo más endeble de la maravillosa Origen(2010) eran los brochazos que definían la relación del protagonista con su esposa fallecida-. Una dicotomía compleja que hace que, por momentos, Interstellar apunte más hacia Contact (1997) que a 2001: Una odisea en el espacio (1968), pero de cuya refriega sale indemne, más que por la contención melodramática de la historia (que no la tiene), por lo excelsamente elaborada que está.

Y es que Interstellar es una película para vivir, más que para ver. Un deleite audiovisual que supera a Avatar (2009) y la última trilogía de Star Wars (1999-2005) en su arquitectura antropo-galáctica, que va a la caza y captura de esa imagen-perla que dé tanto respuesta a qué es lo que existe dentro de un agujero negro como a trazar ese gesto-epifanía que ponga en escena el inconmensurable amor que siente un padre por sus hijos. Normal que uno no pueda resistirse a la brutal experiencia estética que resulta adentrarse en esos mundos imposibles surgidos de la imaginación de los hermanos Nolan (Christopher y Jonathan), y deba entender como lógico ese final mesiánico que no anda lejos del trazado por Terrence Malick en El árbol de la vida(2011).(SENSACINE).

jueves, 30 de octubre de 2014

DOS DÍAS ,UNA NOCHE



Película: Dos días, una noche. Título original: Deux jours, une nuit.Título internacional: Two days, one night. Dirección y guion:Jean-Pierre Dardenne y Luc Dardenne. Países: BélgicaFrancia eItalia. Año: 2014. Duración: 95 min. Género: Drama.Interpretación: Marion Cotillard (Sandra), Fabrizio Rongione (Manu), Pili Groyne (Estelle), Simon Caudry (Maxime).Producción: Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne y Denis Freyd.Fotografía: Alain Marcoen. Montaje: Marie-Hélène Dozo. Diseño de producción: Igor Gabriel. Vestuario: Maïra Rameddhan-Levi. Distribuidora: Wanda Visión. Estreno en España: 24 Octubre 2014.

Sinopsis
Sandra, con la ayuda de su esposo, tiene sólo un fin de semana para ir a ver a sus colegas y convencerles de que renuncien a su paga extra para que ella pueda conservar su trabajo.
....Los Dardenne plasman de una manera muy certera nuestra dualidad humana. Todos somos tanto buenas personas como egoístas. Sin embargo, es sólo en el momento en el cual únicamente podemos ser una de las dos cosas cuando sale a relucir nuestra faceta predominante; consecuencia de todo lo vivido, y de nuestra personalidad innata, claro está.

Por otra parte, hay una tercera variable, y es la que abarca lo que piensa la gente. Nos afecta muchísimo la opinión de los demás y dependemos de ella. De hecho, vemos a la mayor parte de los empleados preguntar por cuanta gente se ha unido a la causa. Muchas veces tomamos decisiones en nuestro día a día pensando que una persona como individuo no puede cambiar nada y cedemos nuestra opinión a una mayoría, por simple comodidad.

Hay que decir que muy pocos se atreverían de verdad a hacer lo que Sandra. Por desgracia hoy vivimos en una sociedad en la que a muchos les avergüenza su situación, y muchos estamos dispuestos en multitud de ocasiones a perder antes la esperanza que nuestro orgullo.(JOAN GILABERT.valencia).
......Y si bien esta cinta pudiera parecer una mera película panfletaria sobre las injusticias laborales de la crisis, nos encontramos con un rico tapiz de sugerencias y sinsabores que nos llega directamente al corazón. La lucha de una trabajadora a la que acaban de despedir – porque sus compañeros han optado por cobrar su prima salarial en vez de renunciar a ella para que no la despidan – por conseguir que la rea

Porque si bien parece una obra de tesis, en realidad es un retablo abierto sobre las complejidades laborales del mundo depredador y cainita de hoy, donde la falta de empatía y compañerismo señorean a sus anchas y el hombre es lobo para el hombre, sin concesiones, ni gazmoñerías, ni trabas. Es la ley del más fuerte, del individualismo y la codicia. El dinero lo es todo y los altos ideales son para los que se los puedan pagar. No hay nada gratis en el microcosmos laboral de hoy, todo está tasado, hasta al afecto y la conmiseración.Y esta brillante cinta alcanza cuotas pasmosas e inolvidables de veracidad y convicción gracias a la inconmensurable presencia de Marion Cotillard: ella está perfecta, intensa, vulnerable, derrotada y tozuda, noble y herida, rota e inquebrantable a la vez. Ella es una lección de cine y de humanidad. No se la pierdan.(ANTONALVA. Madrid)


.....En el cine de los Dardenne, los protagonistas suelen verse encarados a un conflicto ético en un escenario de precariedad social. En Dos días, una noche no es tanto la protagonista como su entorno quien se enfronta a un dilema. La película podría haberse estructurado en torno a la disyuntiva a la que se ven abocados los colegas de Sandra: decidir entre el compañerismo laboral o el estatus social. Pero a los directores no les interesa encarar el film hacia este camino, ni mucho menos elaborar un discurso moralista y aleccionador al respecto. Por el contrario, acompañan a Sandra para escuchar todas y cada una de las razones de los trabajadores que, por las circunstancias del momento, quizá no se pueden permitir el lujo de renunciar a un extra del sueldo aunque ello repercuta en otra compañera. 

El puerta a puerta que realiza Sandra es también una manera de ampliar el retrato de una comunidad afectada por la crisis, en la que acaba siendo la película más coral de los belgas. El film, sin embargo, queda lejos de convertirse en un 12 hombres sin piedad de la solidaridad obrera donde la protagonista va convenciendo uno a uno a quienes tienen que votar en su favor en una carrera contrarreloj hacia la victoria final. La tensión en este sentido se mantiene a lo largo del film y permite reivindicar la importancia de los votos individuales en cualquier consulta de la magnitud que sea. Porque, a su manera, Dos días, una noche también habla de estas nuevas formas de practicar política que han surgido desde abajo, en torno a causas muy concretas y sin contar con profesionales de los partidos. 

Como todos los protagonistas del cine de los Dardenne, Sandra tiene poco de heroína de clase obrera de una sola pieza. Para los directores, la victoria de Sandra no radica en el resultado de la votación que le permitirá conservar o no su trabajo sino en todo el proceso de concienciación y lucha en que se implica para llevarla a cabo. (SENSACINE).

miércoles, 22 de octubre de 2014

RELATOS SALVAJES





Película: Relatos salvajes. Dirección y guion: Damián Szifron.Países: Argentina y EspañaAño: 2014. Duración: 122 min.  Género: Comedia negraInterpretación: Ricardo Darín (Simón), Óscar Martínez (Mauricio), Darío Grandinetti (Salgado), Rita Cortese (cocinera), Julieta Zylberberg (moza), Érica Rivas(Romina), Leonardo Sbaraglia (Diego). Producción: Hugo Sigman, Pedro Almodóvar, Agustín Almodóvar, Matias Mosteirin y Esther García. Música: Gustavo SantaolallaFotografía: Javier Juliá. Montaje: Damián Szifron y Pablo Barbieri. Diseño de producción: Clara Notari.Vestuario: Ruth Fischerman. Distribuidora: Warner Bros. Pictures Intenational EspañaEstreno en España: 17 Octubre 2014.

Sinopsis
La desigualdad, la injusticia y la exigencia del mundo en que vivimos producen que muchas personas se estresen o se depriman. Algunas de ellas explotan. Esta es una película sobre ellos. Vulnerables ante una realidad que súbitamente se altera y se torna impredecible, los personajes de “Relatos salvajes” cruzan la delgada frontera que divide la civilización de la barbarie. Una traición amorosa, el retorno de un pasado reprimido, o la violencia contenida en un detalle cotidiano, se presentan para impulsarles al vértigo de perder los estribos, al innegable placer de perder el control.


Dividida en varias historias, encuentra la fórmula perfecta para que sus dos horas de duración te pasen volando. Cuando han aparecido los títulos finales me he dicho a mí mismo "¿Pero ya está?". La verdad que la calidad de todas las historias está muy bien, aunque como en todos lados hay unas mejores que otras, y hay unas más violentas que otras. Y es esto último lo que echo en falta en algunos momentos, tal vez al ver que se comentaba que el eje central era la violencia, esperaba algo más radical. Pero cuando llevas dos segmentos te das cuenta por donde van a venir los tiros, y si bien es cierto que hay violencia en cantidades industriales, está bien camuflada con humor desenfadado. Cosa que veo lógica si lo que pretenden es moverla por circuito comercial, de otra manera se estarían lapidando.

Una de las cosas que más me han gustado de Damián Szifron es que es un hombre camaleónico. Es capaz de cambiar totalmente el rollo entre cada segmento, y esto creo que es sin duda la formula de su éxito. Después de todo la película es del mismo director, y aparte el guión también le pertenece, por lo que el control absoluto de todo lo que pasa siempre está en sus manos, y con esto me vengo a referir que en otras películas realizadas de forma coral, la diferencia entre algunos segmentos es demasiado marcada y la calidad del producto acaba resintiéndose demasiado. Esto a Relatos Salvajes no le pasa, es una montaña rusa de emociones desde el minuto 1 hasta que aparecen los créditos finales, bravo por el señor Damián Szifron.......(TERRORWEEKENDBarcelona).


Relatos Salvajes. Muy recomendable. Se hace grande entreteniendo y propiciando la reflexión.
Lo que hace Relatos salvajes es ejercer una de las funciones más interesantes e imprescindibles del cine, que no es otra que la de convertirse en espejo y mostrar al espectador cómo somos, cómo nos comportamos, qué tenemos de bueno, de malo y de regular. Y en este caso lo tremendamente fácil que resulta convertirnos en carne de cañón a consecuencia de nuestra facilidad para entregarnos  a nuestros instintos más bajos.
Presidida por un humor negro brillante que recorre toda la película y añadiendo algunos momentos de terror e intriga notables, Relatos salvajes juega con la fórmula del encadenamiento de historias y personajes distintos y así de algún modo se convierte en una especie de traslado al cine de las estrategias que lucían las revistas de historietas de terror. Inevitablemente me ha recordado publicaciones de gran predicamento en los quioscos españoles de los años setenta que compraba cuando era chaval, Dossier Negro, Vampus, Creepy, Vampirella, Rufus, Fantom, Espectros… pero sustituyendo las claves fantásticas, que no están en esta película, por el mucho más inquietante escalofrío del costumbrismo, que le permite hacer una incursión en momentos atroces y costumbristas que por ese camino me han recordado algunos de los geniales disparates de los artículos, cuentos, poesías y novelas del imprescindible Charles Bukovski. Creo que Bukovski le habrían gustado estos Relatos salvajes que en algunos momentos me han recordado muchas de sus claves, personajes e historias, por ejemplo Cristo con salsa barbacoa.......(REVISTA ACCIÓN).


En 'L’educazione sentimentale', el segmento que abría 'Monstruos de hoy' (1963), monumental disección de Dino Risi de los nuevos arquetipos patológicos de la Italia del milagro económico, Ugo Tognazzi encarnaba a un padre que inculcaba a su hijo sus particulares principios basados en la picaresca, la deshonestidad y la brutal depredación del prójimo. Tras una elipsis, el episodio se cerraba con un titular de periódico que daba cuenta de un cruel acto de justicia poética: el parricidio que, años más tarde, demostraba que el niño había sido, a fn de cuentas, un buen alumno.
En Relatos salvajes se utiliza en un par de ocasiones ese recurso que Risi también explotaba: el titular de crónica negra como único destino y perversa forma de inmortalidad de las diversas explosiones de violencia espoleadas por una realidad social regida por la desigualdad, la corrupción institucionalizada y la Ricardo Darín. incapacidad de comprender al otro. 'Relatos salvajes', colección de seis historias protagonizadas por personajes que entran en erupción, es nieta lejana de 'Monstruos de hoy', del mismo modo que 'Gente en sitios' (Juan Cavestany, 2013), película radicalmente distinta a esta en fondo y maneras, lo era de 'El Fantasma de la Libertad' (Luis Buñuel, 1974).
Szifrón se dio a conocer en nuestro país con 'Tiempo de valientes' (2005), heterodoxa buddy movie donde un psiquiatra y un policía cornudo investigaban un caso de alta corrupción. Su propuesta funcionaba
bien en las distancias cortas (la interacción entre los personajes), pero flaqueaba en el acabado de sus escenas de acción: nada hacía presagiar, no obstante, la enérgica factura de estos 'Relatos salvajes', ni ese incremento de ambición narrativa que colocaría al cineasta (no sin polémica papanatas) en la selección de Cannes. Su film es un poderoso mosaico donde no se tiembla después de haber reído: se tiembla y se ríe a la vez.(FOTOGRAMAS).

jueves, 16 de octubre de 2014

PERDIDA

.


Película: Perdida. Título original: Gone girl. Dirección: David Fincher. País: USA. Año: 2014. Duración: 149 min. Género:Drama, thriller. Interpretación: Ben Affleck (Nick Dunne),Rosamund Pike (Amy Dunne), Neil Patrick Harris (Desi), Tyler Perry(Tanner Bolt), Carrie Coon (Margo Dunne), Kim Dickens (detective Rhonda Boney), Patrick Fugit (detective Jim Gilpin), Emily Ratajkowski (Andie), Missi Pyle (Ellen), Casey Wilson (Noelle).Guion: Gillian Flynn; basado en su novela. Producción: Arnon Milchan, Joshua Donen, Cean Chaffin y Reese Witherspoon. Música: Trent Reznor yAtticus Ross.  Fotografía: Jeff Cronenweth. Montaje: Kirk Baxter. Diseño de producción: Donald Graham Burt. Vestuario: Trish Summerville. Distribuidora: Hispano FoxfilmEstreno en España: 10 Octubre 2014.

Sinopsis
En un caluroso día de verano, Amy y Nick se disponen a celebrar su quinto aniversario de bodas en North Carthage, a orillas del río Mississippi. Pero Amy desaparece esa misma mañana sin dejar rastro. A medida que la investigación policial avanza, las sospechas recaen sobre Nick a pesar de que él insiste en su inocencia. Es cierto que se muestra extrañamente evasivo y frío, ¿pero es un asesino?



......Perdida es un ejercicio en el que se ponen en evidencia una serie de lacras de la sociedad moderna; en primer lugar la falta de sinceridad a todos los niveles, y su consecuencia directa, el afán por aparentar lo que no se es; de ahí que Fincher haga una crítica feroz de una sociedad en la que los reality showsimperan y moldean a su antojo la llamada opinión pública; de ahí que la película sea un atroz juego de verdades y mentiras, en el que la estrella invitada sea “el matrimonio”. El matrimonio, o mejor dicho, las parejas en revista -porque Fincher arremete contra lo que tiene delante, no contra la noción del matrimonio- salen mal paradas. El matrimonio parece ser una relación sentimental epidérmica, basada exclusivamente en el sexo -hay una desagradable carga sexual en esta cinta-, compensada con un infantil anhelo de encontrar “el alma gemela” que se supone existe en alguna parte. Perdida es ácida y políticamente incorrecta.
Visualmenteestá a la altura del mejor Fincher: poderosa, brillante, imaginativa. A menudo, sorprende al enfrentar la realidad cotidiana y la que se ha vuelto pesadilla. La música de Trent Reznor y Atticus Ross, sobria y triste, acompaña bien. El montaje es afinadísimo y permite a Fincher diseccionar a placer cada personaje, cada tema. Queda por decir que todo el reparto -no solo Ben Affleck y Rosamund Pike- no sólo está sensacional, sino que ha sido elegido con intención. La película es sórdida y amarga. Y brillante.(FILA SIETE).


.....El resultado de todo ello son ciento veintitantos minutos de cine de altísima calidad, impecable construcción argumental, notable guión, en el que además, sobre todo en su tercer acto, se manifiesta una saludable corriente de humor negro que viene a equilibrar su parte más terrible e inquietante, además de algunos guiños que son pistas sobre el tipo de relato que nos está proponiendo el director, por ejemplo esos juegos que la hermana del protagonista acumula en el bar que responde por el nombre de… Bar, la esposa desaparecida que se siente desaparecer en su matrimonio… Fincher nos recuerda con notable elegancia y pulso firme para controlar el ritmo, el verdadero objetivo del relato de intriga, que no es otro que el juego del emisor con el receptor del mensaje. El juego es de tal nivel que llega un momento en el que no sabemos a qué personaje debemos creer, en quién tenemos que confiar, con quién debemos simpatizar. Fincher se convierte en un titiritero que maneja los hilos del espectador a través de las trampas y preguntas que siembra en torno a sus personajes, el marido, que habita la historia en un flashback y la mujer hablando a través de su diario. Y entre ambos, a modo de vínculo de unión, ese juego de pistas que va dejando como miguitas para orientar al marido la esposa en el día del aniversario, que de paso sirven para hacer avanzar la historia e introducir los sorprendentes giros que se van acumulando en la misma. Un ejemplo es la tercera pista, asociada al flashback y pasando del tema del romance a la intriga y de ahí al drama, que modifica el papel de marido y mujer en la trama principal introduciendo además el tema del deterioro del matrimonio…
Fincher nos regala así un festival de intriga en el que nada es lo que parece y podemos recorrer el laberinto de su película como una especie de atracción que reescribe las reglas del suspense en un ejercicio de más difícil todavía ejecutado como un triple salto mortal.(REVISTA ACCIÓN).


El lector de 'Perdida', de Gillian Flynn, novela de construcción impecable y un uso casi diabólico de sus voces narrativas, puede recibir esta adaptación con una pregunta pertinente: ¿cómo habrá resuelto Fincher algunos golpes de efecto apoyados en recursos eminentemente literarios? El hecho de que el guión lo firme la propia Flynn proporciona una pista valiosa: 'Perdida', la película, se parece mucho a la novela, tanto que puede dar la impresión de que Fincher ha preferido ser invisible o no perturbar una historia impecable con un planteamiento estilístico demasiado extremado.
'Perdida' cuenta la historia de un matrimonio donde los cónyuges han usado (y usarán) la construcción de sus propias imágenes públicas como armas letales y arrojadizas. En este sentido, la decisión de Fincher acaba resultando (como es marca de la casa) de lo más inteligente. Se trata de hablar de lo que se esconde tras imágenes apacibles e inocuas: de sonrisas torpes malinterpretadas por los medios de comunicación, de selfies que carga el Diablo, de victimismos automodelados y de redentoras imágenes mediáticas que acaban transformándose en prisiones existenciales. Como si Fincher corrigiese a Alfred Hitchcock diciéndole
que las imágenes no precisan inconsciente para garantizar nuestra perdición.(FOTOGRAMAS).