sábado, 21 de febrero de 2015

EL FRANCOTIRADOR




Película: El francotirador. Título original: American sniper.Dirección: Clint EastwoodPaís: USAAño: 2014.  Duración: 134 min. Género: BiopicDramabélicoInterpretación: Bradley Cooper (Chris Kyle), Sienna Miller (Taya Kyle), Jake McDorman,Luke Grimes, Navid Negahban, Keir O’Donnell. Guion: Jason Dean Hall; basado en el libro de Chris Kyle. Producción: Bradley Cooper, Clint Eastwood, Andrew Lazar, Robert Lorenz y Peter Morgan. Fotografía: Tom Stern. Montaje: Gary D. Roach. Diseño de producción: James J. Murakami y Charisse Cardenas. Vestuario: Deborah Hopper.Distribuidora: Warner Bros. Pictures International EspañaEstreno en España: 20 Febrero 2015. No recomendada para menores de 16 años.

Sinopsis
Nuevo drama bélico dirigido por Clint Eastwood, protagonizado por Bradley Cooper y nominado a 6 Oscars, incluyendo Mejor Película.
Chris Kyle es el francotirador más letal de la historia del ejército de los Estados Unidos. Pero hay algo más en él aparte de ser un buen tirador. El marine del grupo de operaciones especiales de la Marina de Estados Unidos, Chris Kyle, es enviado a Irak con una sola misión: proteger a sus compañeros de ejército. Su precisión milimétrica salva incontables vidas en el campo de batalla y, a medida que se extienden sus valientes hazañas, se gana el apodo de Leyenda. Sin embargo, su reputación también crece detrás de las líneas enemigas, de manera que ponen precio a su cabeza y se convierte en objetivo prioritario de los insurgentes. También se está enfrentando a otra batalla en casa: ser un buen marido y padre desde el otro lado del mundo. A pesar del peligro, y del precio que, debido a su actividad, tiene que pagar su familia en su país, Chris sirve durante cuatro angustiosas misiones en Irak, personificando el emblema del credo de los SEAL: “no dejar a ningún hombre atrás”. Pero al volver a su casa, con su mujer y con sus hijos, Chris descubre que lo que no puede dejar atrás es la guerra.


...American Sniper ha logrado el mejor estreno en Enero de la historia, segundo mejor mantenimiento de la historia en un film no franquicia do (únicamente por detrás de Avatar), mejor estreno de Clint Eastwood en toda su carrera en Estados Unidos, Reino Unido, Taiwan, Nueva Zelanda, Italia y Perú, seis nominaciones a los Oscar… Y todo esto cuando el consenso general era que las películas ambientadas en la guerra de Irak eran veneno puro para la taquilla. Recuerden que “En tierra hostil” (The Hurt Locker), la oscarizada cinta de Kathryn Bigelow recaudó 17 millones de dólares en USA (la menor recaudación de la historia de las ganadoras al premio de la Academia a mejor película). American Sniper está en su segunda semana rozando los 200 millones de dólares en taquilla.
¿Es realmente tan buena?

La respuesta es no. American Sniper es un film muy correcto y muy conseguido en muchos aspectos (el tratamiento del peso de la guerra en el hombre, la soberbia actuación de Bradley Cooper…), pero su mayor factor es la celebración de un hombre cuyo talento es disparar a matar a gente cuando no están mirando y que además disfruta de su trabajo.....

criticoenserio.blogspot.com 


......El film es además políticamente honrado, sin entrar en cuestiones propagandísticas que apoyen más o menos ciertas posiciones sobre lo que Estados Unidos ha hecho o dejado de hacer en Irak, se pinta con acierto el deseo del protagonista de servir a su país, pues considera en peligro el estilo de vida que defiende –más tras los ataques del 11-S–, y el background donde se ha desenvuelto, la Texas de la biblia y el rifle, la educación en virtudes y una férrea disciplina, el amor a la patria y a los de tu familia. No se ocultan datos como las numerosas bajas, la indiferencia de parte de los conciudadanos, o el decaimiento anímico de los combatientes, pero todo está bien trenzado, se ofrece una "foto" muy completa de los horrores de la guerra; lo que incluye también a los iraquíes que están en medio, entre los americanos y los insurgentes, recibiendo "tortas" de todas partes. También tiene fuerza esa suerte de duelo entre francotiradores, Chris versus Mustafá, que hace pensar en otra notable película, Enemigo a las puertas. Las escenas bélicas están rodadas con brío, y algunas son de gran belleza estética, piénsese en esa evacuación en medio de una tormenta de arena. Y el tema del regreso –o los regresos, cabría decir–, siempre difícil, está muy bien tratado.(DE CINE 21).


Cine con agallas, la mejor película de Eastwood en mucho tiempo. Por lo menos desde Cartas desde Iwojima, si no antes. Parece que el parón creativo del director le ha sentado de lujo a su cine, y, aunque en septiembre nos llegó el fallido musical Jersey Boys, parece que estaba guardándoselo todo para El Francotirador, una película que ha arrasado en la taquilla americana como pocas lo han hecho en los últimos tiempos (a la hora de escribir estas líneas llevaba más de 307 millones sólo en Norteamérica), y que se ha convertido en la de mayor éxito para su director en toda su filmografía, aunque también ha levantado una enorme polémica entre el público americano que ha acusado, una parte de él al menos, a su protagonista real, Chris Kyle, y a la película poco menos que de asesinos y de fascistas. Creo que alguien ha malinterpretado el tema de la historia y la propia película en sí. No estamos ante la historia de un asesino, estamos ante el descenso a los infiernos de un hombre, ante la crueldad del conflicto armado, sea donde sea, y ante lo que la guerra es capaz de hacerle a cualquier persona, por muy buenas intenciones que ésta tenga......(ACCIÓN DE CINE).

Como si necesitase disculparse tras un divertimento como 'Jersey Boys' (2014), Clint Eastwood ha vuelto a uno de sus grandes temas: el precio psicológico de la violencia, su forma de erosionar las mentes y almas de aquellos a quienes llamamos héroes. La historia real de Chris Kyle ofrecía material para la reflexión, pero Eastwood y su guionista cometen un pasmoso error de cálculo al relegarla a los márgenes. En lugar de apuntar al corazón de la historia, 'El Francotirador' se obsesiona con las rutinas concretas de una guerra que no parece interesarle demasiado. Cada secuencia de acción es más plana que la anterior, cada dilema moral más formulaico. Bradley Cooper se atreve a componer un personaje de espaldas a cualquier cucamona oscarizable, pero de poco sirve dentro de un esquema narrativo basado en la repetición y sostenido por una galería de villanos caricaturescos. Durante un clímax que se diría construido gracias al kit 'Mi Primera Metáfora' de Fisher-Price, uno ya tiene claro que 'El Francotirador' convierte en pura mecánica lo que debería haber sido cine vibrante: una oportunidad desaprovechada, un disparo en falso.(FOTOGRAMAS).

miércoles, 18 de febrero de 2015

FOXCATCHER




Película: Foxcatcher. Dirección: Bennett MillerPaís: USAAño:2014. Duración: 129 min. Género: BiopicdramaInterpretación:Steve Carell (John du Pont), Channing Tatum (Mark Schultz), Mark Ruffalo (Dave Schultz), Sienna Miller (Nancy), Vanessa Redgrave  (Jean du Pont). Guion: E. Max Frye y Dan Futterman. Producción:Bennett Miller, Jon Kilik y Anthony Bregman. Música: Rob Simonsen. Fotografía: Greig Fraser. Distribuidora: Vértigo FilmsEstreno en España: 6 Febrero 2015. No recomendada para menores de 16 años.

Sinopsis
“Foxcatcher” está nominada a 5 Oscars: Mejor Actor (Steve Carell), Mejor Actor de Reparto (Mark Ruffalo), Mejor Director, Mejor Guion Original y Mejor Maquillaje.
Solo, hundido y sin recursos, el excampeón olímpico de lucha libre Mark Schultz es invitado por el millonario John du Pont para viajar a su lujosa finca y montar juntos un equipo para los Juegos de Seúl 1988. Mark aprovecha la oportunidad con la intención de salir también de la sombra de su popular hermano mayor David, prominente entrenador y ganador igualmente de la medalla olímpica. Pero una vez instalado en el centro de entrenamiento de la granja Foxcatcher, lo que en principio parece una relación de amistad y respeto mutuo se vuelve algo más oscuro debido a la personalidad explosiva de Du Pont y la presión psicológica que ejerce contra todos los de su alrededor.


'Foxcatcher' se alzó, hace ya un buen puñado de meses, con el premio a mejor director en el Festival de Cannes. Resulta sintomático que una película USA con el deporte como macguffin se impusiera en dicha categoría a otras películas aún menos convencionales y con una autoría y una realización más marcadas, más festivaleras si se prefiere. Es revelador, pues, la elección de Bennett Miller como ganador de dicho galardón, y quizá haya que buscar la explicación en la forma en que ha deconstruido (una vez más) el (sub)género deportivo, esta vez dejándolo en los huesos o, si se prefiere, en carne viva, para ofrecernos un retrato oscuro y turbio del Sueño Americano (así, con mayúsculas), alcanzando esa extraña maduración estilística y tonal que Miller ha confeccionado a través de una narración aséptica, distintiva, muy pertinente en la Historia que pretende contar y nunca arbitraria........(PABLERAS).http://www.asgeeks.es/ (España)


.......Junto a los logros de su reparto, la película despliega un ritmo envidiable en su manera de contar los hechos, y para alguien que desconozca la historia real en la que se basa y haya tenido buen cuidado de no destripársela viendo trailers o pateándose el argumento del derecho y del revés, tendrá un giro sorpresa final, un momento que se va construyendo parsimoniosamente, a un ritmo propio, sin acelerones ni búsqueda del camino fácil y trillado, sin caer en lo telefílmico, trabajando desde la sobriedad, alargando algunas secuencias hasta provocar la incomodidad del espectador, que se ve atrapado en contra de su propio criterio y personalidad en la vida del luchador abducido por esa falsa fachada de liderato y poder. Un ejemplo de ello es la secuencia de DuPont proponiendo a su pupilo que se tome confianza y le llame con los apodos que le dan sus amigos… Inquietante. Si un ricacho, jefecillo, jefezuelo o similar me suelta ese rollo tan imbécil, yo salto del helicóptero sin pensarlo dos veces.
Recomendable y necesaria para mantener un saludable escepticismo cínico frente a quienes se postulan como líderes, así en general, especialmente cuando salta a la vista que no están capacitados ni para liderar a la cremallera de sus pantalones y bajársela antes de ponerse a mear… por mucho dinero y/o enchufes que tengan.(ACCIÓN DE CINE).


La soledad es, a veces, una enfermedad moral. Lo peor que les puede pasar a dos hombres solos que se necesitan desesperadamente es que uno sea rico, y el otro, pobre. O al menos eso es lo que parece sugerir 'Foxcatcher', que tiende a interpretar la trágica historia de dependencia emocional entre un millonario excéntrico y un taciturno luchador olímpico como una metáfora de la explotación de la white trash bajo el yugo del capitalismo republicano. Es una manera de amplificar los decibelios ideológicos de una película que prefiere bajar la voz, reprimir la ira y filmar el drama de sus personajes en planos largos y con mucho aire alrededor, creando una perturbadora, sorda atmósfera de desasosiego.
Cuando Bennett Miller subraya la potencial dimensión política de la trama, le cuesta equilibrar la inmediata fascinación que despierta esta cruel relación sadomasoquista con el mensaje sobre el fracaso del Sueño Americano. 'Foxcatcher' funciona mucho mejor cuando lo grotesco de las situaciones, marcado por la protuberante prótesis nasal de un Carell con fantasías de Oscar y mirada rigurosamente amenazante, habla de la fragilidad de la condición humana, por mucho músculo que la disfrace. Y no se confundan: aquí quien da el do de pecho no es Carell, sino Channing Tatum.(FOTOGRAMAS).

domingo, 8 de febrero de 2015

NIGHTCRAWLER




Película: Nightcrawler. Dirección y guion: Dan GilroyPaís: USA.Año: 2014. Duración: 113 min. Género: ThrillerInterpretación:Jake Gyllenhaal (Louis Bloom), Rene Russo (Nina Romina), Bill Paxton (Joe), Riz Ahmed (Rick). Producción: Jennifer Fox, Tony Gilroy, Jake Gyllenhaal, David Lancaster y Michel Litvak. Música:James Newton Howard. Fotografía: Robert Elswit. Distribuidora:FilmaxEstreno en España: 30 Enero 2015. Calificación por edades: No recomendada para menores de 12 años.

Sinopsis
Louis Bloom (Jake Gyllenhaal) es un joven sin empleo ni escrúpulos que decide adentrarse en el mundo del periodismo sensacionalista tras ser testigo de un brutal accidente. Los “nightcrawlers” (merodeadores nocturnos) son la versión televisiva de los paparazzi de las revistas: armados con videocámaras, conducen a toda velocidad por las calles de Los Ángeles escaneando emisoras de emergencias y aparecen rápidamente en escenas del crimen, accidentes de tráfico e incendios para captar imágenes que luego venderán a las televisiones.


Muchos paralelismos con la película de 1992 El ojo público del director Howard Franklin, Joe Pesci y Barbara Hershey actores principales. 
En este caso Jake Gyllenhaal le da el punto electrizante al personaje que hace que la película enganche y tenga alta intensidad de principio a fin. La naturaleza delictiva del protagonista hace que nos esperemos del argumento tan bien estructurado casi siempre, cualquier giro hacia el lado más oscuro. 
En momentos el trabajo de Gyllenhaal es tan bueno que da que pensar si es un tio desequilibrado en la vida real o es sólo interpretación. 
Rene Russo, la deseada. En este caso secundaria de lujo. Mujer madura con el codigo moral algo estropeado, le da la réplica al protagonista creando en algun momento una tensión sexual que en un principio parece irresoluble pero que a lo largo de la película se hace más probable y deseada. 
Alguna escena en la que interactúan los dos realmente funciona tan bien que apetecen unos minutos más de metraje dedicados a ellos dos solos. 
La película ambientada casi toda de noche tiene una extraña atmósfera de lo más particular, Dan Gilroy y el director de fotografía Robert Elswit hacen con esto un thriller con mucha personalidad y originalidad. 
Merece la pena verla sin dudarlo. Original y extraña, escenas de acción muy bien hechas y buena interpretación.(PADAJUAN.Pamplona).

Cercana a Taxi Driver, es una de las mejores películas que vamos a ver este año.
Merodeador nocturno. Ese es el oficio elegido por un inadaptado de los muchos que pasean por la noche urbanitas de nuestro tiempo inventándose su propia vida a mordiscos, dando dentelladas a la adversidad como un perro hambriento de afecto y de esa “normalidad” de vida más o menos civilizada que les está negada. El personaje que interpreta en esta película Jake Gyllenhaal y me atrevo a situar ya entre los mejores trabajos de este notable actor, no es otra cosa que un depredador. Si quieren ver un lobo feroz este fin se semana no tienen que pasearse por los bosques de Into the Woods para ver a Johny Depp, sino simplemente acercarse a ver esta película en la que el temido depredador del cuento se materializa en el cazador de noticias que cámara en mano recorre las noches de la gran ciudad dispuesto a hacer lo que sea necesario para conseguir imágenes exclusivas......(ACCIÓN DE CINE).


El impulso inicial, prácticamente irrefrenable, es comparar al personaje de Lou Bloom (Jake Gyllenhaal) con el Travis Brickle de 'Taxi Driver' (Martin Scorsese, 1976). Los dos son criaturas que moran por la noche en la ciudad casi como una representación abstracta del desequilibrio, la soledad, la alienación y… el peligro. No obstante, esta correlación inicial se desdibuja a medida que conocemos más a este carroñero autodidacta de las noticias de sucesos. Este rondador nocturno es un trepa sin empatía ni moral, lo sufcientemente desalmado como para triunfar el mundo del periodismo audiovisual a costa de las vidas humanas que sean. Así que los tiros, nunca mejor dicho, van por otro lado.
Fábula cruel sobre la mitificación de los triunfadores hechos a sí mismos, sobre el emprendimiento a cualquier precio y sobre el intrusismo en los medios de comunicación en esta era en la que cualquier chalado puede llevar una cámara encima, al fnal Nightcrawler se parece más a 'Network' (Sidney Lumet, 1976) que a 'Taxi Driver' (el personaje de Rene Russo y el de Faye Dunaway son de la misma ralea). Así que, aunque parezca un thriller estilizado con el mismo callejero de 'Drive' (Nicolas Winding Refn, 2011), en realidad este sobresaliente debut en la dirección de Dan Gilroy es un flm de denuncia sobre la pornografía de la noticia de estos tiempos multipantalla.(FOTOGRAMAS).

miércoles, 4 de febrero de 2015

THE IMITATION GAME (DESCIFRANDO ENIGMA)




Película: The imitation game (Descifrando Enigma). Dirección:Morten TyldumPaíses: Reino Unido y USAAño: 2014. Duración:114 min. Género: BiopicdramathrillerInterpretación: Benedict Cumberbatch (Alan Turing), Keira Knightley (Joan), Matthew Goode (Hugh), Mark Strong (Stewart), Allen Leech (John), Charles Dance (Denniston), Rory Kinnear (detective Robert). Guion:Graham Moore. Producción: Nora Grossman, Ido Ostrowsky y Teddy Schwarzman. Música: Alexandre DesplatFotografía:Óscar Faura. Montaje: William Goldenberg. Diseño de producción: Maria Djurkovic.Vestuario: Sammy Sheldon Differ. Distribuidora: TripicturesEstreno en España: 1 Enero 2015. Calificación por edades: No recomendada para menores de 7 años.


Sinopsis

Durante el invierno de 1952, las autoridades británicas entraron en el hogar del matemático, analista y héroe de guerra Alan Turing, con la intención de investigar la denuncia de un robo. Al final acabaron arrestando a Turing acusándole de “indecencia grave”, un cargo que le supondría una devastadora condena por una ofensa criminal: ser homosexual. Los oficiales no tenían ni idea de que en realidad estaban incriminando al pionero de la informática actual. Liderando a un heterogéneo grupo de académicos, lingüistas, campeones de ajedrez y oficiales de inteligencia, se le conoce por haber descifrado el código de la inquebrantable máquina Enigma de los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.


......Esta es una muy honesta y primorosa película sobre la tortura de saberse diferente (y señalado por el dedo acusador) por los motivos equivocados y sobre la imposibilidad de salvarse buscando en la inteligencia y altanería intelectual la tabla salvífica que nos redima de nuestros pecados, que nos limpie o exonere de nuestra mancha original, como si tuviéramos que purgar o expiar una profunda culpa que permanece acechante como una espada de Damocles sobre nuestras atribuladas cabezas heridas. Y nunca hay suficiente esfuerzo ni sacrificio que nos permita alcanzar la meta anhelada: la paz interior, la tranquilidad, la reconciliación con la sociedad, la relajación emocional. Por ello el interminable juego lacerante del disimulo, de la mentira, de la ocultación.

Brillante, sorprendente y reconfortante película británica, dirigida por un noruego talentoso que acierta en el tono, en la recreación de un momento histórico y en el reflejo de un sufrimiento íntimo y que sabe dotar de luminosa claridad expositiva la contribución indeleble de Alan Turing a la historia contemporánea. Muy necesaria y recomendable.(ANTONALVA Madrid).


....Ante todo, “The Imitation Game” es una película biográfica realmente ejemplar. La vida del criptógrafo Alan Turing cuenta con todos los elementos para resultar interesante y la película del noruego Morten Tyldum los aprovecha de manera inteligentísima. Turing es un personaje lo suficientemente desconocido, complejo, fascinante y relevante en la historia de la humanidad para que la dirección de Tyldum y el fantástico guión de Graham Moore salgan victoriosos apostando todo a la carta de su personaje protagonista, sin caer en la tentación de desviarse hacia otros personajes o al entorno histórico en el que se desarrolla su historia, por muy relevante que este sea.....(OSCAR DCLMadrid).

En Patria, la novela anterior a Enigma, el escritor Robert Harris fantaseaba con una Gran Bretaña, una Europa, donde el nazismo había salido victorioso de la guerra. Curiosamente, las claves de esa ucronía quedaban mejor explicadas en la dramatización de los hechos reales que llevaron a Alan Turing y el grupo de Bentchley Park a construir la máquina descifradora de códigos alemanes. 'The Imitation Game' no se basa en la Enigma de Harris (Michael Apted sí que la adaptó hace años), sino en otro libro, de corte periodístico, de Andrew Hodges, pero llega a la misma perturbadora conclusión: la solución al problema nazi llevó a Inglaterra y a Occidente a un fascismo de facto.
Orwelliana, sobre todo en el terrorífico tramo final donde Turing es perseguido, acosado y destruido por el sistema, la película de Morten Tyldum no habla del enigma que es el ser humano: habla de cómo este se ve obligado a cifrar sus sentimientos y personalidad como defensa ante el poder. Cruel laberinto de imposturas disfrazado de apasionante juego cerebral, la figura de Alan Turing se convierte en el factor prescindible de una ecuación matemática. Una ecuación que se diría pensada por el dramaturgo Alan Bennett y ejecutada por Alfred Hitchcock.(FOTOGRAMAS).