lunes, 30 de abril de 2018

VENGADORES : INFINITY WAR






Título original
Avengers: Infinity War
Año
Duración
156 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Dirección
, 
Guion
Christopher Markus, Stephen McFeely (Cómic: Jack Kirby, Jim Starlin)
Música
Alan Silvestri
Fotografía
Trent Opaloch
Reparto
, , , ,, , , , ,, , , , ,, , , , ,, , , , ,, , , , ,, , , 
Productora
Marvel Studios
Género
Ciencia ficciónFantásticoAcción | SuperhéroesCómicMarvel Comics
Grupos
Marvel Cinematic Universe | Los Vengadores (Marvel) | Spider-Man | Iron Man |Capitán América | Hulk | Thor | Guardianes de la Galaxia | Black Panther 
Novedad
Sinopsis
El todopoderoso Thanos ha despertado con la promesa de arrasar con todo a su paso, portando el Guantelete del Infinito, que le confiere un poder incalculable. Los únicos capaces de pararle los pies son los Vengadores y el resto de superhéroes de la galaxia, que deberán estar dispuestos a sacrificarlo todo por un bien mayor. Capitán América e Ironman deberán limar sus diferencias, Black Panther apoyará con sus tropas desde Wakanda, Thor y los Guardianes de la Galaxia e incluso Spider-Man se unirán antes de que los planes de devastación y ruina pongan fin al universo. ¿Serán capaces de frenar el avance del titán del caos?
Para quienes dudaban si funcionaría un imposible cruce entre los aguerridos Vengadores y los Guardianes de la galaxia, con su humor incontrolable, la buena noticia es que la operación no ha podido salir mejor. Sus responsables han sabido dosificar muy bien todos los chistes, chascarrillos y gags –hay un guiño a Aliens el regreso (James Cameron, 1986) divertidísimo– que se esperan de ellos, para que no rompan la seriedad de una historia cargada de dramatismo y una fatalidad llevada hasta sus últimas consecuencias. Las anunciadas bajas en el bando de los superhéroes son lo suficientemente impactantes como para dejar al público enmudecido y en estado de shock ante lo que está presenciando y que el silencio se adueñe de la sala de cine hasta una vez acabados los (interminables) títulos de crédito y la consabida escena posterior, tan demoledora como lo antes visto.

sábado, 28 de abril de 2018

INVITACION DE BODA



Título original
Wajibaka 
Año
Duración
96 min.
País
Palestina Palestina
Dirección
Guion
Annemarie Jacir
Fotografía
Antoine Heberlé
Reparto
, , 
Productora
Coproducción Palestina-Francia-Dinamarca-Colombia-Noruega; Philistine Films / Ape&Bjørn / Ciudad Lunar Producciones / Snowglobe Films
Género
Drama | Familia
Sinopsis
Abu Shadi, de 60 años, vive en Nazareth, y es padre divorciado y profesor de escuela. Su hija se va a casar y Abu tiene que vivir solo hasta que su hijo, un arquitecto que vive en Roma desde hace muchos años, llegue para ayudarlo con la preparación de la boda. Como exige la tradición palestina local, tienen que entregar la invitación a cada invitado personalmente. Mientras padre e hijo, apenas unos desconocidos, pasan unos días juntos, su frágil relación se verá puesta a prueba. 

En su tercer largometraje, Annemarie Jacir, palestina de Belén, ha compuesto con Invitación de vida una road movie clásica en la que no es necesario salir de la ciudad para que se cumplan sus esencias. Como mandan los cánones del subgénero, cada encuentro, cada visita a amigos y familiares, muestra una microhistoria personal, un modelo de relación entre iguales y entre diferentes, un prototipo de los conflictivos vínculos en una ciudad diversa, trascendiendo de este modo desde lo particular hasta lo universal.(FOTOGRAMAS).

martes, 24 de abril de 2018

CAMPEONES



  • Dirección y Montaje: Javier Fesser
  • Guion: David Marqués, J. Fesser
  • Fotografía: Chechu Graf
  • Música: Rafael Arnau
  • Intérpretes: Javier Gutiérrez, Daniel Freire, Luisa Gavasa, Itziar Castro, Juan Margallo, Athenea Mata, Roberto Chinchilla, Alberto Nieto Ferrández, Gloria Ramos, Jesús Vidal
  • Duración: 97 min.
  • Público adecuado: +12 años
  • Distribuidora: Universal
  • España, 2018
  • Estreno: 6.4.2018


Sinopsis: Javier Gutiérrez da vida al protagonista, Marco, un entrenador profesional de baloncesto que se ve, en medio de una crisis personal, entrenando a un equipo compuesto por personas con discapacidad intelectual. Lo que comienza como un castigo se acaba convirtiendo en una lección de vida.

Estamos ante la mejor comedia del cine español en lo que llevamos de siglo. Así de sencillo. Así de claro. Fesser y David Marqués han escrito una historia buena, muy buena. Y la película, una de las mejores españolas de los últimos años, es un tren de alta velocidad que podría ser ese tremendo que va de Madrid a Pam­plona en el que después de tramos razonables llegas a la altura de Lodosa de Navarra y parece que puedes ver una por una los números de las casas y las ma­trículas de los coches, da tiempo a bajarte, comprar un bocadillo, y volver a su­bir con medio ya comido.
Me explico, en una comedia en la que hay un equipo de baloncesto de personas con discapacidad intelectual y un entrenador profesional con muy mala leche y traumas a granel, el material es tan sensible, y en cierto mo­do tan poco original, que por poco que te despistes el viaje puede convertirse en un desastre o incluso en una pesadilla.
Fesser lo borda. El sentido del humor es excelente, el de los mejores momentos de Gomaespuma. Hasta ahí, bien. Pero lo extraordinario, es que no solo hay humor de muchos quilates, sino pareja humanidad, ternura, rea­lismo y respeto por la verdad de las cosas (no entro en detalles porque sería reventar una película muy bien tra­mada). Una tremenda sensibilidad para acercarse a las cuestiones fundamentales de la vida, nada menos que al secreto de la felicidad: lo decía ese Escrivá al que en una película anterior Fesser no supo o no quiso entender: “Lo que se necesita para conseguir la felicidad, no es una vida cómoda, sino un corazón enamorado”...FILA SIETE).

Javier Fesser nos trae una comedia con corazón. Quizá ahí reside el mayor de sus problemas, el tema del corazón, del sentimentalismo con el que el director y guionista entre otras de Mortadelo y Filemón, El Milagro de P. Tinto o Camino, vuelve detrás de las cámaras junto a uno de los mejores actores que tenemos en nuestro panorama de cine y televisión nacional, Javier Gutiérrez, quien da una personalidad increíble a un personaje un poco impresentable al principio, pero que poco a poco se hace con el corazón del espectador, según evoluciona la historia. Lo mismo que su equipo de disminuidos psíquicos. Pero fuerza tanto las cosas a veces, que casi pierde el gran trabajo con el que desarrolla la historia. Y su magnífico sentido del humor....(accion de cine).

"Jugamos para ganar, no para humillar", le responde alguien a Marcos, entrenador de baloncesto condenado a hacerse cargo de un equipo de discapacitados intelectuales, cuando grita a sus variopintos jugadores: "¡A machacarlos!" Seis palabras que definen el tono de la nueva película de Javier Fesser, la mejor de su filmografía, en la que se reivindica, sin esas prédicas ni provocaciones tan habituales en nuestro cine, la gloriosa diferencia que hace único a cada ser humano. Lo logra sin renunciar a su estilo y humor tan propios, poniendo la lupa sobre lo que tienen de extremos sus personajes. Estos podrían haber llegado a parecer creaciones de dibujos animados, si el cineasta no hubiera sabido mostrar con ternura su profunda humanidad.
El gran acierto de la película no radica en la originalidad de la trama, ni en alguna que otra sorpresa en el guion, que las hay, sino en la res
petuosa incorrección polí
tica con la que el director 
muestra una realidad que
 no siempre nos es cómoda
de ver. El humor, en gran 
parte verbal, de llevar al
 absurdo la lógica de las 
palabras resulta muy efi
caz, con momentos deli
rantes, como el primer
 encuentro del entrenador 
con su equipo, el proble
ma con las zapatillas al
 que se enfrenta uno de los personajes o el viaje en autobús.
Destaca la admirable dirección de actores, sobre todo de los no profesionales, el gran desafío de la propuesta, que hace realmente imposible discernir si todos los componentes del equipo tienen deficiencia intelectual (todos la tienen, menos uno de ellos, con una insufciencia visual muy severa). Javier Gutiérrez se confirma como el gran actor que es y se agradece un reparto que recupera caras más habituales de la escena teatral que de la pantalla, como Athenea Mata, Juan Margallo o una Luisa Gavasa fuera de su registro más habitual. Muy logradas están, también, las transiciones de comedia a drama, con momentos de profunda emoción, sin caer en la sensiblería. En resumen, eso que llaman en inglés una feel-good movie, para referirse a las películas que te hacen sentir mejor persona al salir del cine, muy divertida y recomendable para ver con chavales.(FOTOGRAMAS).

jueves, 5 de abril de 2018

WONDER

TÍTULO ORIGINAL:
Wonder
PAÍS:
EE.UU.
AÑO:
2017
DURACIÓN:
113 minutos
GUIÓN:
Stephen Chbosky, Steve Conrad y Jack Thorne sobre la novela de R. J. Palacio
FOTOGRAFÍA:
Don Burgess
MÚSICA:
Marcelo Zarvos

El pequeño Auggie nació con una deformación facial que afea terriblemente su rostro. Por ello, empezó estudiando en casa gracias a la pasión, cariño y entrega de sus padres, especialmente de su madre. Sin embargo, antes de empezar secundaria, ambos progenitores deciden que es el momento en que Auggie debe empezar a ir al colegio y enfrentarse al mundo. ¿Estará preparado? 


‘Wonder’ es una delicia de película que adapta a la gran pantalla la no menos deliciosa, famosa y exitosa novela titulada ‘Wonder, la lección de August’, una obra de Raquel Jaramillo Palacio (R. J. Palacio), escritora estadounidense especializada en libros infantiles y juveniles. Este es un libro escrito de manera muy sencilla y cercana que cuenta con más de 413 páginas en su edición de Nube de Tinta. 413 páginas que se leen de manera muy agradable y casi de una sentada si tienes tiempo para ello.
En la novela se nos presenta a August Pullman, un frágil chavalín de 10 años que ha sufrido veintisiete operaciones para reconstruir su rostro debido a una malformación genética. A lo largo del libro lo vamos conociendo y asistimos a sus avatares en casa y en la escuela. La obra se estructura en ocho partes dedicadas a conocer a Auggie, a su hermana Via, y a amigos como Jack, Summer o Miranda.

La adaptación al cine es totalmente fiel al material escrito por R. J. Palacio. Es cierto que hay algunos ligeros cambios (por ejemplo: en la película es Justin el que anima a Via a inscribirse en la obra de teatro), pero son cambios del todo punto irrelevantes, de hecho, muchas frases y diálogos de la novela los escucharemos tal cual en la película. Una gran y fiel adaptación, sin duda....(CINE Y CINE).

Stephen Chbosky adapta el aclamado best seller de R.J. Palacio 'Wonder', donde Auggie es un niño con una malformación facial que se prepara para ir a la escuela por primera vez. Con el motivo del bullying como base, el director esboza un divertido y emotivo homenaje a la amistad y a esas personas que son decisivas en una etapa concreta de la vida.
En 'Las ventajas de ser un marginado' (2012), Chbosky ya reflejaba la confusión adolescente y la pesadilla darwinista de los inadaptados. En 'Wonder' olvida el imaginario nostálgico del cine indie de los cassettes rock’n roll y el tono ácido del nerd por un relato más liviano y con menos tics generacionales. Es una película plagada de encantos, aunque a veces su revestimiento naíf tiene forma de convencionalismo engañoso. Habrá quien vea excesiva moralina, pero el pulso de Chbosky tras la cámara es tan personal y sincero como en su ópera prima. A pesar de sus defectos, 'Wonder' triunfa por su discurso y un firme propósito: la necesidad de vencer al mundo al menos una vez en la vida. (FOTOGRAMAS).




Humana, divertida, cercana, aunque finalmente algo edulcorada. Una película como ésta, como Wonder, camina siempre entre la fina línea que separa lo realmente emotivo del melodrama más desatado, y aunque en gran parte de su metraje la película consigue mantener esa distancia con un gran sentido del humor y mucha humanidad, al final es inevitable que la historia caiga en lugares comunes que buscan la lágrima fácil del espectador, el cariño casi forzado hacia los personajes y la necesidad de empatizar con todos y cada uno de ellos. Esa “obligación” moral a la que nos somete la película es su mayor deuda con nosotros, algo que podía haber sido tratado de otra forma, pero que no molesta en demasía teniendo en cuenta la historia de la misma......(REVISTA ACCIÓN).