martes, 29 de diciembre de 2009

DONDE VIVEN LOS MONSTRUOS





Donde viven los monstruos
TÍTULO ORIGINALWhere the Wild Things Are
AÑO
2009
DURACIÓN
101 min.
PAÍS
DIRECTORSpike Jonze
GUIÓNSpike Jonze, Dave Eggers (Libro: Maurice Sendak)
MÚSICACarter Burwell, Karen O
FOTOGRAFÍALance Acord
REPARTOMax Records, Catherine Keener, Pepita Emmerichs, Mark Ruffalo, Max Pfeifer, Madeleine Greaves, Joshua Jay, Ryan Corr, Steve Mouzakis
PRODUCTORAWarner Bros. Pictures / Legendary Pictures / Village Roadshow / Playtone
WEB OFICIALhttp://wherethewildthingsare.warnerbros.com/
2009: Globos de Oro: Nominada a la mejor BSO / Fantástico. Aventuras. Drama. Familia. Infancia / SINOPSIS: ‘Where The Wild Things Are’ es una adaptación del clásico cuento para niños de Maurice Sendak, protagonizado por Max, un desobediente niño que es enviado a la cama sin cenar y que crea su propio mundo imaginario: un lugar poblado por feroces criaturas que le tienen a él como líder. (FILMAFFINITY)
----------------------------------------
"Jonze ha sido capaz de hacer una película en la que cualquier lector del libro debería poder reconocer de vista a todos los monstruos. (...) A mí la película se me hizo larga (...) Puntuación: *** (sobre 4)." (Roger Ebert: Chicago Sun-Times)
----------------------------------------
"Donde viven los monstruos es alternativamente perfecta e imperfecta, pero en todo momento es una preciosa adaptación del libro infantil de Maurice Sendak." (Manohla Dargis: The New York Times)
----------------------------------------
"Una bella y auto-indulgente fábula que no todo el mundo va a adorar. (...) El problema con estos personajes no es tanto sus personalidades, sino el modo en que los guionistas Jonze y Eggers los han convertido en adultos neuróticos con relaciones disfuncionales." (Kenneth Turan: Los Angeles Times)
----------------------------------------
"Dado el dinero gastado, el éxito del film se mide mejor por su simplicidad y la pureza de su innovación. Jonze ha filmado una fantasía como si fuera absolutamente real, permitiéndonos ver el mundo como Max lo ve, lleno de belleza y terror. (...) Puntuación: **** (sobre 4)" (Peter Travers: Rolling Stone)
----------------------------------------
"No entiendo el desamparo que siente ese vociferante niño, no me conmueve su huida (...) me aburro bastante. Me rescata del sopor alguna imagen sugerente, (...) las hipnóticas canciones de Karen O. Sólo son anécdotas, atractivos adornos del vacío." (Carlos Boyero: Diario El País)
----------------------------------------
"La sencillez del dibujo de Sendak encuentra su espejo en la puesta en escena de Jonze (...) Y el grado de expresión y sentimiento -de contenerlo y transmitirlo- que consiguen los muñecazos, convierten en más surrealista y metafórico aún el contenido del cuento. (...) Puntuación: *** (sobre 5)." (E. Rodríguez Marchante: Diario ABC)
----------------------------------------
"Un equilibrio perfectamente inestable entre lo racional y lo onírico, entre la mirada del adulto y las reacciones primarias, espontáneas y caprichosas de la mente infantil, lo que llena la pantalla de gozosos momentos (...) Puntuación: **** (sobre 5)" (Alberto Bermejo: Diario El Mundo)
----------------------------------------
Donde viven los monstruos, libro infantil escrito e ilustrado por Maurice Sendak en 1963, tocó algo tan profundo que no resulta extraño ni su pervivencia, ni que muchos críticos literarios se detuvieran a analizar su contenido desde una perspectiva freudiana. En solo nueve frases, apoyadas por una serie de ilustraciones capaces de incendiar la imaginación de cualquier lector, Sendak exploraba la infancia como estado silvestre, como experiencia de anómala y monstruosa insularidad en permanente y agresiva tensión con un mundo adulto entendido como el universo del orden, las reglas y el control, pero, también, como último refugio, territorio de afecto y calidez y, en definitiva, destino inevitable.
Otros autores como Roald Dahl tratarían el tema de la insumisión infantil y sus negociaciones con la autoridad de los padres con trazos más agresivos, pero el cuento de Sendak confiaba un mayor margen a la ambigüedad y al misterio y adoptaba una textura onírica abierta a la interpretación. En
El Gato Garabato, otro gigante, el Dr. Seuss, planteaba el problema de la gestión del placer y la libertad en la edad de la inocencia, pero Donde viven los monstruos afrontó lo mismo en una clave que era menos lúdica que inquietante, incluso algo perturbadora.
Otro cine infantil es posible
Adaptar el clásico de Sendak en forma de largometraje de imagen real no es, pues, el juego más fácil que podían inventar Spike Jonze y su coguionista Dave Eggers para prolongar su nostalgia de la inmadurez. Y la película es el extrañísimo, estimulante y arriesgado resultado de una serie de decisiones que, sin duda, no serán del gusto de todos, porque
Donde viven los monstruos se atreve a fundar un territorio inédito para demostrar, entre otras cosas, que otro cine infantil es posible.
Por supuesto, el debate acerca de si esto es, realmente, cine para niños ya está abierto, y la única certidumbre es que, por lo menos, el espectador se encuentra ante una lectura extremadamente inteligente y personal de una obra que habla de algo tan delicado como la infancia erigida en zona de aislamiento y la imaginación transformada en jungla con corazón de las tinieblas en su justo centro.
Jonze propone una estética desnuda, de cámara en mano oscilando entre lo rabioso y lo contemplativo, y captura el universo imaginario de su protagonista con la melancólica luz de las primeras horas del alba o de la insinuación del crepúsculo. El prólogo doméstico es soberbio (en especial, la escena del flirteo de la madre), pero la película conquista su excepcionalidad al abordar lo fantástico sin recurrir a ningún lugar común.
JORDI COSTA(FOTOGRAMAS).

viernes, 18 de diciembre de 2009

AVATAR






Avatar
TÍTULO ORIGINALAvatar
AÑO
2009
DURACIÓN
161 min.
PAÍS
DIRECTORJames Cameron
GUIÓNJames Cameron
MÚSICAJames Horner
FOTOGRAFÍAMauro Fiore
REPARTOSam Worthington, Zoe Saldana, Sigourney Weaver, Stephen Lang, Michelle Rodriguez, Giovanni Ribisi, Joel Moore, Wes Studi, CCH Pounder, Laz Alonso
PRODUCTORA20th Century Fox / Lightstorm Entertainment / Giant Studios Inc.
WEB OFICIALhttp://www2.avatarmovie.com/
2009: Globos de Oro: 4 nominaciones: mejor película drama, director, banda sonora y canción / Ciencia-Ficción. Bélico. Acción. Fantástico. Aventuras. Extraterrestres / SINOPSIS: Año 2154. Jake Sully (Sam Worthington) es un ex-marine confinado en una silla de ruedas que, a pesar de su cuerpo tullido, todavía es un guerrero de corazón. Jake ha sido reclutado para viajar a Pandora, donde las corporaciones están extrayendo un mineral extraño que es la clave para resolver los problemas de la crisis energética de la Tierra. Al ser tóxica la atmósfera de Pandora, ellos han creado el programa Avatar, en el cual los humanos "conductores" tienen sus conciencias unidas a un avatar, un cuerpo biológico controlado de forma remota que puede sobrevivir en el aire letal. Estos cuerpos están creados genéticamente de ADN humano, mezclado con ADN de los nativos de Pandora, los Na'vi. Ya en su forma avatar, Jake puede caminar otra vez. Ha recibido la misión de infiltrarse entre los Na'vi, los cuales se han convertido en el mayor obstáculo para la extracción del mineral. Pero una bella Na'vi, Neytiri (Zoe Saldana), salva la vida de Jake, y todo cambia. Jake es admitido en su clan y aprende a ser uno de ellos, lo cual le hace someterse a muchas pruebas y aventuras. Mientras, los humanos siguen con su plan, confiando en que la información de Jack les sea útil. (FILMAFFINITY)
----------------------------------------
"El rey del mundo ha fijado su visión en crear otro nuevo mundo en 'Avatar', y es un lugar que merece mucho la pena visitar. (...) entrega un espectáculo único, paisajes asombrosos, una narración excitante y un mensaje antiimperalista, de vuelta a la naturaleza" (Todd McCarthy: Variety)
----------------------------------------
"Todavía hay al menos una persona en Hollywood que sabe cómo gastar 250 millones de dólares -¿O eran 300?- sabiamente. 'Avatar' no es sólo un sensacional entretenimiento, que lo es. Es un avance de la técnica. (...) Puntuación: **** (sobre 4)" (Roger Ebert: Chicago Sun-Times)
----------------------------------------
"Un tour de force con defectos pero fantástico (...) Eso sí, si te haces con un par de gafas 3D, se convierte en una experiencia trascendente de cinco estrellas, lo más cercano que estaremos nunca de pisar un extraño nuevo mundo. (...) Puntuación: ***** (sobre 5)" (Chris Hewitt: Empire)
----------------------------------------
"Inmensa en todos los sentidos (...) Avatar es un abrumador espectáculo de inmersión. El arte de la tecnología 3D nos sumerge dentro, pero es la viva rareza del misterioso mundo tropical imaginado por Cameron lo que nos mantiene fascinados." (Wendy Ide: The Times)
----------------------------------------
"Lo que necesita la industria (el tipo de asombro exclusivo que pagarás por ver en pantalla grande). (...) estruendosamente excitante (...) Amplía las posibilidades de lo que el cine puede hacer. (...) Puntuación: ***1/2 (sobre 4)" (Peter Travers: Rolling Stone)
----------------------------------------
"[Cameron] lleva al cine de ciencia-ficción al siglo XXI con la maravilla deslumbrante que es 'Avatar'. (...) Cada bit de tecnología en 'Avatar' sirve a un propósito aún más grande; a una profunda historia de amor." (Kirk Honeycutt: The Hollywood Reporter)
----------------------------------------
"Creada para conquistar los corazones, mentes, libros de historia y récords de taquilla, la película -la más cara de la historia-, es gloriosa, simplona y felizmente alocada. (...) [Cameron] no ha cambiado el cine, pero con gente azul y flora rosa ha confirmado que es maravilloso." (Manohla Dargis: The New York Times)
----------------------------------------
"La involución artística. (...) A Cameron se le ha olvidado la historia que quería contar. O no daba para más. (...) Si éste es el camino que va a llevar el cine a partir de ahora, que lo paren, que yo me bajo." (Javier Ocaña: Diario El País)
----------------------------------------
"Allí donde se juntan cine y alucine. (...) se sale ebrio de fantasía, pero entero, porque la película ha tenido la sensatez de mantener el fondo liviano del cuento, el 'érase una vez', dentro de un pellejo abrumadoramente perfecto. (...) Puntuación: **** (sobre 5)." (E. Rodríguez Marchante: Diario ABC)
----------------------------------------
El espectáculo se despliega durante 160 minutos, pero la emoción de estar viendo la esperadísima “Avatar” (o “James Cameron y sus aliens, el regreso”) apenas alcanza una hora. Es lo que tardas en acostumbrarte a la maravilla visual, para comenzar a darte cuenta de que, mientras estabas ascendiendo a la cumbre del 3D, el guión cayó precipicio abajo, para hundirse en la sima del convencionalismo y los lugares comunes del cine más comercial. El comienzo es brillante, pero, una vez pasada la fascinación, entre tanta tridimensión sólo habita la superficialidad. La historia es algo así como si a Neo (Matrix) lo metes en una de indios (nativos) y vaqueros (marines), en un western ecologista con preciosos paisajes de mundos fantásticos. ¿Suena original? No lo es tanto. Estar embelesado por el grandioso escaparate no impide percatarte de que en, su desarrollo, la profundidad es patrimonio exclusivo del formato. El resto es maniqueo y algo simple (¿20 millones el kilo? Guauu, sí que es cara la piedrecita... ¿y dices que se encuentra debajo de dónde?), un conjunto de escenas de acción increíblemente diseñadas que a ratos parecen ser mera excusa para asombrarnos ante los avances de la técnica. El film pretende ser como un videojuego colosal, de mensaje bienintencionado, pero lo cierto es que como cine resulta algo pretencioso, atiborrado de grandes conceptos y pobres diálogos ya vistos en otras películas de éxito. Es muy posible que, de cara a la industria, Cameron marque con “Avatar” un nuevo rumbo en el campo de los efectos especiales, y merecido se lo tiene, pero es una lástima que haya tardado 12 años para ofrecernos una deslumbrante sucesión de superwallpapers dinámicos en 3D... con un guión que se escribe en una semana. ¿Que muchos la ponen por las nubes de Pandora? Genial para ellos; si alguien ve profundidad en estos personajes planos, que me preste sus gafas, por favor. (Pablo Kurt: FILMAFFINITY)
----------------------------------------
Hará quien afirme que James Cameron ha hecho evolucionar, de golpe, el lenguaje del cine espectáculo 100 años... para que haga justicia a una estética de tebeo francés de hace 30 años. Antes de contrarrestar tal descalificación con un exceso de entusiasmo, convendría discernir cuánto porcentaje de verdad encierra ese jarro de agua fría que muchos esperaban lanzar sobre la ambición visionaria del cineasta: la excepcionalidad de Avatar no está, en efecto, ni en su agresividad conceptual –en otras palabras: esto no es 2001: Una odisea del espacio(Stanley Kubrick, 1968)–; ni en las superficies de su diseño (aquí, la sombra de Valerian, el agente espacio-temporal de Mézières y Christin, sigue siendo alargada). Pero solo una ceguera numantina podría negar su relevancia fundacional al abrir un nuevo capítulo de inagotables posibilidades en la total (con)fusión de la imagen fotográfica y la imagen de síntesis. En cierto sentido, exigir que Avatar acompañara su excelencia técnica con un discurso innovador y rupturista sería algo parecido a esperar que ese tren que llegaba a la estación de Ciotat hubiese venido cargado con las primeras bobinas (venidas del futuro) de la aún nonata Ciudadano Kane (Orson Welles, 1941).
La caja (luminosa) de Pandora
En su crítica a la novela
Anatema, de Neal Stephenson, Rodrigo Fresán recordaba unas palabras de Philip K. Dick que vienen especialmente al caso del último Cameron: "Conseguir un planeta que no existe. Ese es el primer paso". Y, en efecto, ese la primera piedra de la revolución anunciada por Avatar, y lo que marca una estimulante línea de continuidad entre esa Luna con el ojo herido por el cañonazo de Méliès y esta Pandora frondosa, fosforescente con las tonalidades de una visión de psilobicina, en la que la cámara de Cameron y la platea entera pueden abismarse para experimentar todas las declinaciones del asombro. El perfeccionismo de Cameron al dotar de realidad y verosimilitud al planeta Pandora parece atender tanto a lo máximo (esas montañas suspendidas en el aire) como a lo mínimo (la luminiscencia de los líquenes al tacto) y convierte la génesis de este planeta imaginario en el más rotundo activo de Avatar.
La película es puro Cameron en su fusión de fetichismo tecnológico y mística New Age –los componentes esenciales de
Abyss (1989), sin ir más lejos-, pero sus toques de genio trascienden tanto su estética como su contenido y están en la virtuosa aplicación del motion-capture y en su capacidad de simular una experiencia de inmersión hiperrealista en la materia esquiva de los sueños.JORDI COSTA.
-------------------------
Inigualable en el plano técnico, carente de originalidad en el fondo argumental, una súper producción que invita a dejarse llevar sin reparos. Dos horas y media de ensoñación en las que lo vivo y lo animado conviven en irresistible armonía.JOSÉ ARCE (LA BUTACA).
-----------------------------
A pesar de la brillantez de la forma, la película peca por escasez en el fondo. Avatar pasa por varios lugares comunes del cine de aventuras, historias románticas y de ciencia ficción. Con esta cinta, Cameron se ha subido al carro de la corriente antibelicista y antiimperialista de directores como Brian de Palma o Clint Eastwood, que tanto está de moda últimamente. Además encierra un fuerte mensaje ecologista que deja a la altura del betún al mismísimo Al Gore.Amanda Samper(HOY CINEMA).

Hay una anécdota que ya forma parte de la leyenda del filme: tras coronarse como "Rey del Mundo" con Titanic, Cameron tuvo un sueño tan desbocado que fue necesario esperar doce años hasta que la evolución de los efectos especiales estuviera a la altura de su imaginación. Durante el largo proceso de producción, su autor declaró estar convencido de que este trabajo iba a marcar un antes y un después en la historia del llamado séptimo arte. Una vez visto el resultado final, hay que reconocer que estamos, probablemente, ante una puerta abierta hacia futuro: ahora ya es posible imaginar universos trazados hasta el más mínimo detalle y capturarlos en pantalla con un grado de realismo insólito (si bien los Na'vi, alienígenas azules con rasgos felinos, no acaban de resultar completamente verosímiles).Cine365


sábado, 14 de noviembre de 2009

2012





2012
TÍTULO ORIGINAL2012
AÑO
2009
DURACIÓN
158 min.
PAÍS
DIRECTORRoland Emmerich
GUIÓNRoland Emmerich, Harald Kloser
MÚSICAHarald Kloser, Thomas Wanker
FOTOGRAFÍADean Semler
REPARTOJohn Cusack, Amanda Peet, Chiwetel Ejiofor, Oliver Platt, Thandie Newton, Danny Glover, Woody Harrelson, Thomas McCarthy, Liam James, Morgan Lily
PRODUCTORAColumbia Pictures
WEB OFICIALhttp://www.2012-lapelicula.com
GÉNERO Y CRÍTICA




Aventuras. Ciencia-ficción. Thriller. Catástrofes / SINOPSIS: Como el calendario maya predice, el mundo se acaba en el año 2012, con desastres naturales como erupciones volcánicas, tifones y glaciares inundando el planeta. Nunca antes una fecha en la historia ha sido tan importante para tantas culturas, religiones, científicos y gobiernos. 2012 es una aventura épica sobre un cataclismo global que provoca el fin del mundo y cuenta la heroica lucha de los sobrevivientes. (FILMAFFINITY)
----------------------------------------
"Un revoltijo de clichés del cine de catástrofes que entusiasmará al público menos exigente. (...) Aunque es entretenida durante la mayor parte de su excesivo metraje, su simple guión no está a la altura de la grandeza de su producción física." (Stephen Farber: The Hollywood Reporter)
----------------------------------------
"Esta mezcla, espectacular y risible al mismo tiempo, parece probable que desencadene un tsunami en la taquilla mundial para Sony. (...) Los efectos visuales son sensacionales, entregando los últimos CGI que la audiencia quiere y espera." (Todd McCarthy: Variety)
----------------------------------------
"La madre de todas las películas de catástrofes. (...) Esto es entretenimiento. '2012' da lo que promete, y como ningún ser vivo comprará una entrada esperando otra cosa, esta será, para el público, una de las películas más satisfactorias del año. (...) Puntuación: ***1/2 (sobre 4)" (Roger Ebert: Chicago Sun-Times)
----------------------------------------
"A pesar de sus frenéticas escenas de acción, la película se hunde, reventada por múltiples líneas argumentales que se debilitan las unas a las otras, y socavada por el peso de su engreimiento." (Manohla Dargis: The New York Times)
----------------------------------------
"Que Dios me perdone, pero he disfrutado de la exasperante estupidez de este último y más grande ejercicio de destrucción. (...) cine de catástrofes según la fórmula y sólido como una roca." (Lisa Schwarzbaum: Entertainment Weekly)
----------------------------------------
"La película es un innegable espectáculo visual, pero también es, sin lugar a dudas, una historia simplona y ridícula. (...) 2012 es un absurdo divertimento con alucinantes efectos especiales. (...) Puntuación: ** (sobre 4)." (Claudia Puig: USA Today)
----------------------------------------
"Para ser justos, diré que los efectos son brutales (...) El resto es la ausencia de silencio. El ruido y la tonta pirotecnia con la que Hollywood regularmente sustituye a la inteligencia y el ingenio. Bienvenidos al 2009. (...) Puntuación: * (sobre 4)." (Peter Travers: Rolling Stone)
----------------------------------------
"Catástrofe de película. (...) catarata de imágenes presuntamente vibrantes y música atronadora, personajes más que previsibles y convenciones de trapo (...) Es todo de mentira, sin alma, fuegos artificiales de lujo." (Carlos Boyero: Diario El País)
----------------------------------------
"Un epicentro de emociones y efectos especiales cuya mayor virtud, aparte del alarde técnico, es su capacidad para mantener despierto al espectador (...) Puntuación: ** (sobre 5)." (Federico Marín Bellón: Diario ABC)
----------------------------------------

Roland Emmerich vuelve a la carga con el fin del mundo, como ya hizo en Independence day y El día de mañana. Esta vez nada de cambio climático o extraterrestres, hay que remontarse a los mayas, que predijeron que el 21 de diciembre de 2012 todo terminaría. Y con esta premisa arranca una película llena de increibles efectos especiales y topicazos sobre este tema (Presidente americano de color, derrumbamiento de los símbolos de la democracia y un largo etc)

Varias caras conocidas, tanto del cine como de la televisión, destacando a John Cusack al que hacía tiempo que no veíamos en una superproducción de este calibre (Con Air fue de las últimas, allá por 1997). La casi siempre secundaria (y televisiva)Amanda Peet, adquiere peso como madre coraje y ex (otro cliché) de Cusack. El contrapunto a estos dos papeles de civiles lo pone Chiwetel Ejiofor (Love Actually), el científico que trabaja para la Casa Blanca, cómo no.

Emmerich abusa del elemento “suerte” para sortear los problemas que surgen a raíz de los desastres, demasiado increible incluso para este tipo de películas. Quizás flojea de nuevo en el guión, que hace previsible el transcurso de la historia y deja al aire algunas incongruencias a nivel religioso.

Pero todo esto no quita que a nivel visual consiga poner los pelos de punta y logre entretener durante las casi 3 horas que dura. Puede que no sea la película del año pero logra su objetivo: entretener.Blanca Barriocanal.


viernes, 6 de noviembre de 2009

CELDA 211





Celda 211
TÍTULO ORIGINALCelda 211
AÑO
2009
DURACIÓN
110 min.
PAÍS
DIRECTORDaniel Monzón
GUIÓNDaniel Monzón, Jorge Guerricaechevarría (Novela: Francisco Pérez Gandul)
MÚSICARoque Baños
FOTOGRAFÍACarles Gusi
REPARTOLuis Tosar, Marta Etura, Alberto Ammann, Antonio Resines, Carlos Bardem, Manuel Morón, Félix Cubero
PRODUCTORALa Fabrique de Films / Morena Films / Telecinco Cinema / Vaca Films
WEB OFICIALhttp://www.celda211.com
GÉNERO Y CRÍTICA





Drama carcelario. Thriller / SINOPSIS: El día en que comienza a trabajar en su nuevo destino como funcionario de prisiones, Juan se ve atrapado en un motín carcelario. Haciéndose pasar por un preso más, luchará para salvar su vida e intentar dar fin a la revuelta. El joven tendrá que jugársela a base de astucia, mentiras y riesgo, sin saber todavía qué paradójica encerrona le ha preparado el destino... (FILMAFFINITY)

----------------------------------------
"Peripecia llena de violencia e inteligencia (...) brillante película de género, probablemente la mejor española (o en español) del año. (...) Puntuación: **** (sobre 5)." (E. Rodríguez Marchante: Diario ABC)
----------------------------------------
"Una de las mejores películas que ha hecho el cine español en mucho tiempo (...) Una narración tensa y compleja en la que todo posee fuerza, suspense, desasosiego y veracidad. Pasa volando y perdura en el recuerdo (...) Impresionante recital de Luís Tosar" (Carlos Boyero: Diario El País)
----------------------------------------
"Excelsa recreación de Luis Tosar (...) Monzón trabaja con maestría las constantes del género carcelario (...) Puntuación: **** (sobre 5)." (Sergi Sánchez: Fotogramas)
----------------------------------------
Es esta una película sobre la amistad en tiempos de guerra, sobre lo que le ocurre a una persona normal cuando el azar le coloca la etiqueta de superviviente en un contexto que exige adaptación camaleónica, y sobre lo que le ocurre a una persona peligrosa cuando encuentra a su némesis al filo del abismo. Por encima del subgénero carcelario en que Daniel Monzón decide encuadrar esta historia de infiltrados y motines, destaca su insólita capacidad para darle la vuelta a la tortilla, para enseñar la otra cara de sus estereotipos, para confrontarlos contra lo que dicen los cánones que deberían representar. Así las cosas, Juan (Alberto Ammann), el carcelero novato que de repente se ve envuelto en una pesadilla de la que le resultará difícil escapar, no es tanto un héroe como una víctima de las circunstancias que renace de las cenizas del Bien como calculador ángel de venganza. Y Malamadre, excelsa creación de Luis Tosar, no es tanto un criminal como alguien que ya no tiene nada que perder, y cuya presunta maldad se diluye en tierna inocencia cuando cree que ha encontrado un alma gemela que representa todo aquello que él nunca podrá ser.
Elogio del cine de género
Sería un error considerar a Celda 211 como una película social, a pesar de que tiene bastante claras las cosas que habría que cambiar del sistema penitenciario, muestra la cobardía institucional con diáfana brutalidad y es muy astuta a la hora de utilizar a los presos de ETA como macguffin, como moneda de cambio de un relato que elude los obvios comentarios políticos sobre la cuestión del terrorismo. Puede sorprender la naturalidad con que Monzón se mueve en el cine de prisiones, que apenas tiene tradición en España, aunque no extrañará a quienes conozcan su filmografía, una de las más estimulantes y versátiles del cine español de los últimos años. He aquí un director patrio que no solo ha demostrado con creces que no subestima el cine de género, sino que quiere cogerlo por los cuernos y mirarlo a los ojos, cosa rara en una industria que se ha acercado a él de puntillas, con torpeza o mirando hacia otro lado.
La puesta en escena de Celda 211 es realista, visceral, tan directa y descarnada como en el mejor Sam Fuller. Monzón trabaja con maestría las constantes del género carcelario (espacios cerrados, rostros cicatrizados, violencia desatada, rivalidad homoerótica) sin renunciar a la denominación de origen. Su visión aspira, no obstante, a ser universal: porque Celda 211 no es más que una tragedia en toda regla en la que la rueda de la fortuna (o del infortunio) machaca el destino de dos personajes que parecían llamados a encontrarse para que uno de ellos se convirtiera en el otro, poseído definitivamente por la certeza de que la vida allí fuera no era tan bonita como nos la pintaban.SERGI SANCHEZ,(FOTOGRAMAS)


Efectivamente, la actuación de "Malamadre" Luis Tosar casi justifica el precio de la entrada.En este momento no creo que haya en España otro como él. Los hay populares o mas reconcidos, pero no mejores actores.En esta película borda un papel que le va como un guante.Otro punto fuerte es el guión. Puede que cojee un poco en un par de momentos de la historia, sobre todo en el personaje de Marta Etura pero no desmerece el conjunto. Mantiene la tensión hasta el final. Me pasé toda la segunda parte de la película pensando "ojalá que esta vez no lo estropeen" , como ha pasado tantas veces con películas que empiezan muy bien pero que no aguantan el nivel, pero no, está vez me quedé con ganas de más, y podría ser, porque parece que dejan la puerta algo entreabierta a una nueva historia.No estaría mal.
ibdelreal

sábado, 31 de octubre de 2009

SIN NOMBRE





Sin Nombre
TITULO ORIGINALSin Nombre
AÑO
2009
DURACIÓN
96 min.
PAÍS
DIRECTORCary Fukunaga
GUIÓNCary Fukunaga
MÚSICAMarcelo Zarvos
FOTOGRAFÍAAdriano Goldman
REPARTOPaulina Gaitan, Edgar Flores, Karl Braun, Kristian Ferrer, Diana Garcia, Tenoch Huerta, Héctor Jiménez, Damayanti Quintanar, Guillermo Villegas
PRODUCTORACoproducción México-EEUU; Canana Films / Creando Films / Primary Productions
WEB OFICIALhttp://www.sinnombre-lapelicula.es
GÉNERO Y CRÍTICA




2009: Sundance: Mejor dirección y mejor fotografía / Thriller. Drama. Inmigración / SINOPSIS: Sayra (Paulina Gaitan), una adolescente hondureña, se reúne con su padre para viajar con él a los Estados Unidos; a partir de Chiapas, viajan en el techo de un vagón de carga, en donde son vulnerables a la naturaleza y a la violencia. Mientras tanto, en un grupo de maras uno de sus miembros se separa y huye en un tren de carga. (FILMAFFINITY)
----------------------------------------
"Una película devastadora sobre los que intentan el viaje. (...) muestra lo peligroso y descorazonador del asunto. Es fascinante de principio a fin. (...) Puntuación: **** (sobre 4)." (Roger Ebert: Chicago Sun-Times)
----------------------------------------
"La cálida luz color miel de 'Sin Nombre' embellece y suaviza cada feo momento de este ambigua (inspiradora aunque dura) historia de cruce de fronteras geográficas y morales. (...) Rellena las grietas de su historia con momentos de tanta belleza que dan ganas de ver lo que viene después." (Manohla Dargis: The New York Times)
----------------------------------------
"Tiene el espíritu del cine independiente pero también algunas de las convenciones que exige un producto caro. (...) Es una película muy correcta, fácil de ver y complicada de oír, que se consume bien y se olvida rápido." (Carlos Boyero: Diario El País)
----------------------------------------
"No hay muchas cosas que no sepamos ni hayamos visto y oído en 'Sin nombre', pero todas ellas están expuestas con esmero en su cota de desgarro y de cine (...) Puntuación: *** (sobre 5)." (E. Rodríguez Marchante: Diario ABC)
----------------------------------------
"Es sólida y consistente, se ve como un terrible film de aventuras y contempla una mirada casi antropológica sobre el tétrico, desesperanzado mundo de las maras: nada menos." (M. Torreiro: Fotogramas)
----------------------------------------
En la mayoría de las ocasiones, cuando una persona entra en una secta deja atrás su propia identidad para estar al servicio de la colectividad que representa esa determinada comunidad. Pierde su pasado, su intimidad y hasta su nombre. Es lo que le ocurre al pequeño "Smiley" cuando decide entrar en una de las bandas juveniles más peligrosas que operan en Centroamérica, los Mara, por mediación de su amigo Willy (alias "El Casper"). Entrar en una de estas asociaciones requiere todo un rito de iniciación para asegurar los lazos de lealtad que comienza con una paliza, continúa con el encargo de algún asesinato y termina con la ceremonia del tatuaje como marca distintiva de la nueva personalidad gregaria. El director Cary Fukunaga quería introducirse en su primera película en las entrañas abrasivas de esta peligrosa organización delincuente para realizar no sólo un retrato descarnado y naturalista de sus modos y costumbres, sino también para aportar una reflexión sobre el tipo de sociedad que genera estos grupos de naturaleza animal y asesina. Sin embargo, a pesar de la fuerte carga ideológica que impregna el relato, Sin Nombre no se mueve únicamente por el sendero de la denuncia moral y la exposición documental de la realidad social que registra la siempre inquisitiva cámara de Fukunaga. Así, el film también se interna en los caminos del thriller y el suspense a través de una trama vibrante en la que seguimos paralelamente los destino de dos personajes (por un lado el de "El Casper" tras disidir de la banda, y por otro lado el de Sayra, quien ha emprendido un viaje para llegar a los Estados Unidos y reunirse con su familia) en sus respectivos caminos de huida. De esta manera, también el espectador se embarcará en un itinerario suicida a lo largo de todo México hasta llegar a la frontera, siendo testigos, a lo largo del recorrido, de toda la miseria (tanto económica como moral) que se desprende del paisaje y de sus gentes.

Así, el relato iniciático de "Smiley" se une a la historia de desengaño que sufrirá "El Casper" y, ambos, a la línea narrativa que sigue a Sayra en su éxodo de Honduras a New Jersey en un intento de supervivencia dentro de un universo hostil incapaz de generar posibles vías alternativas de salida. Sin Nombre es un film oscuro, desesperanzado y opresivo, teñido de una violencia casi constante que describe un paraíso perdido de corrupción y decrepitud ética en el que no hay lugar para la inocencia ni para la libertad. Una magnífica obra que fue galardonada con el premio al Mejor Director en el pasado Festival de Sundance y que ha conseguido poner a su director, en el punto de mira como una de las jóvenes promesas más destacadas dentro panorama de cine latinoamericano actual.
Beatriz Martinez.

domingo, 25 de octubre de 2009

500 DIAS JUNTOS





500 días juntos
TITULO ORIGINAL(500) Days of Summer
AÑO
2009
DURACIÓN
95 min.
PAÍS
(l
DIRECTORMarc Webb
GUIÓNScott Neustadter, Michael H. Weber
MÚSICAMychael Danna, Rob Simonsen
FOTOGRAFÍAEric Steelberg
REPARTOJoseph Gordon-Levitt, Zooey Deschanel, Geoffrey Arend, Chloe Grace Moretz, Matthew Gray Gubler, Clark Gregg, Patricia Belcher, Rachel Boston, Minka Kelly, Charles Walker
PRODUCTORAFox Searchlight Pictures
WEB OFICIALhttp://www.500diasjuntos.es/
GÉNERO Y CRÍTICA




Comedia romántica / SINOPSIS: El protagonista de la película es Gordon-Lewit (Tom), un joven que se enamora perdidamente de una chica (Zooey Deschanel). Lamentablemente para él, ella no cree en el amor... Presentada en Sundance 2009, "500 días juntos" es la película indi sorpresa del 2009, una ópera prima de un conocido director de videos musicales que consiguió más de 30 millones de dólares de recaudación. (FILMAFFINITY)
----------------------------------------
"Una deliciosa comedia, llena de inventiva (...) Esta es una rara película que empieza diciendo cómo acabará, y que trata sobre cómo el protagonista no tiene ni idea de por qué. (...) Puntuación: **** (sobre 4)." (Roger Ebert: Chicago Sun-Times)
----------------------------------------
"Ligera, encantadora y refrescantemente sincera pequeña película." (A. O. Scott: The New York Times)
----------------------------------------
"La sublimemente inteligente-sexy-alegre-triste '500 días juntos' te golpea con una ráfaga de puro y romántico oxígeno (...) es también un tipo diferente de historia de amor: una honesta que se lleva un pedazo de ti. (...) Puntuación: ***1/2 (sobre 4)." (Peter Travers: Rolling Stone)
----------------------------------------
"Fragmentos para una cronología del desamor. (...) una comedia romántica que habla tanto al corazón como al cerebro y que marca un memorable hito en la historia del género." (Jordi Costa: Diario El País)
----------------------------------------
"Es una peli pequeña, de ésas que pasan de puntillas sin algarabías ni escándalos, pero que toca la fibra sensible (...) Puntuación: *** (sobre 5)." (José Manuel Cuéllar: Diario ABC)
----------------------------------------
Soplo de aire fresco en el circuito de la comedia romántica, con denominación de origen indie o mainstream, da igual, (500) días juntos aporta inteligencia, brillantez, soltura y encanto a un género siempre receptivo con productos revitalizadores como este que nos ocupa. Marc Webb sabe cómo tocar las teclas del clasicismo sin renunciar a una estética, un poso y una emoción de clara vocación indie (desde la espectacular banda sonora a las referencias cinéfilas, pasando por la forma de vestir, algunas líneas de diálogo o su propuesta visual) que lo contamina todo sin rendirse a los peores tics endogámicos del subgénero.
Pero al margen de todos los elementos conjugados para despertar la llama emocional de su público, esto es, melómanos, enamoradizos no correspondidos y nerds con inquietudes culturales, el film presenta una buena historia de fondo sobre la idealización del amor, el apego al destino y el bajón postruptura sentimental. Un magnífico punto de partida que su director refuerza con una irresistible pareja protagonista, un cameo de Minka Kelly, alguna licencia memorable (la pantalla dividida para separar la realidad y las expectativas, el número musical espontáneo) y un adorable equilibrio entre los destellos cómicos y la mirada melancólica.DAVID BROC.