Seguidores

miércoles, 14 de enero de 2009

PELICULAS MITICAS.....LO QUE EL VIENTO SE LLEVO






“A Dios pongo por testigo, a Dios pongo por testigo de que no lograrán aplastarme. Viviré por encima de todo esto. Y cuando haya terminado, no volveré a saber lo que es el hambre. Ni yo, ni ninguno de los míos. Aunque tenga que estafar, ser ladrona o asesinar. A Dios pongo por testigo de que nunca volveré a pasar hambre.....”

LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ
TITULO ORIGINAL Gone With the Wind
AÑO
1939
DURACIÓN
222 min.
PAÍS
DIRECTOR Victor Fleming
GUIÓN Sidney Howard (Novela: Margaret Mitchell)
MÚSICA Max Steiner
FOTOGRAFÍA Ernest Haller & Ray Rennahan
REPARTO Vivien Leigh, Clark Gable, Olivia de Havilland, Leslie Howard, Hattie McDaniel, Thomas Mitchell, Barbara O'Neil, Butterfly McQueen, Ona Munson, Ann Rutherford, Evelyn Keyes
PRODUCTORA David O. Selznick Production / MGM
GÉNERO Y CRÍTICA




1939: 9 Oscar: película, director, actriz (Vivien Leigh), actriz secundaria (Hattie McDaniel), guión, fotografía, decoración, montaje, logros técnicos. 13 nominaciones / Drama romántico. Aventuras. Guerra de Secesión / SINOPSIS: Georgia, 1861. En la elegante mansión sureña de Tara vive Scarlett O'Hara, la más bella, caprichosa y egoísta joven de la región. Ella suspira por el amor de Ashley, pero él está enamorado y prometido con su prima, la dulce y buena Melanie. Corren todavía tiempos felices en Tara, pero por poco tiempo, la Guerra de Secesión está a punto de estallar. En la última fiesta acontecida antes del comienzo de las hostilidades entre el norte y el sur, Scarlett conoce al simpático y apuesto Rhett Butler, un arrogante y aventurero vividor, que sólo piensa en si mismo y que no tiene ninguna intención de participar en el conflicto. Lo que él desea es hacerse rico y conquistar el corazón de la hermosa Scarlett...
----------------------------------------
Casi 4 horas de cine de leyenda. El enorme y multi-generacional éxito de esta excelsa obra tiene una simple explicación: pocas películas están mejor contadas y, sobre todo, cautivan con una historia tan arrebatadoramente repleta de amor, odio, amistad, aventuras, guerra, familia... una fábrica de provocar sentimientos, lágrimas y sonrisas. Un clásico irrepetible. (Pablo Kurt: FILMAFFINITY)
La película se beneficia de la presencia del personaje femenino más memorable de la historia del cine, Escarlata O'Hara. Seductora, caprichosa, cruel, atractiva, manipuladora, irresistible, apasionada, carnal, descarada. Estos y otros adjetivos se le pueden aplicar a una mujer que nos lleva en un viaje lleno de encontronazos desde su adolescencia hasta una madurez que es como un nuevo renacer. En este viaje conocemos desde las fascinantes tierras de Tara hasta la bulliciosa Atlanta, desde la bucólica vida de los hacendados sureños hasta la más cruel y dolorosa visión de la guerra. Un viaje en el que nos encontramos con personajes memorables, aunque ninguno supera en fuerza a la protagonista. Solo el descaro y la ironía del gran Reth Buttler es capaz de poner en su sitio la egoísta desesperación de Escarlata.
Y durante muchos años ostentó el título de "más taquillero de todos los tiempos", y si se aplican correcciones inflacionarias, puede que hoy en día todavía lo siga siendo. La película se reestrenaba periódicamente en salas de todo el mundo y su primer pase en televisión fue todo un acontecimiento. Incluso, con el pasar de los años, una tal Alexander Ripley se atrevió a perpetrar un libro, continuación del de Mitchell. Pero a pesar de los esfuerzos realizados, no resistía la comparación con el original. Como tampoco lo hizo la miniserie televisiva que inspiró.

La Warner Brothers ofreció a David O. Selznick participar en el proyecto con una fuerte suma de dinero si escogía a sus actores de plantilla Errol Flynn y Bette Davis como protagonistas. Sin embargo, Selznick quería a Clark Gable a toda costa, por lo que hizo un trato con la Metro, poseedora del contrato de Gable, para hacerse con sus servicios. A Clark Gable, al parecer, le molestó mucho que hicieran el acuerdo sin ni siquiera contar con él, por lo que se desahogó con la
prensa al declarar que "los estudios tratan a los actores como cabezas de ganado". Selznick se cameló a la estrella ofreciéndole pagar parte de sus gastos de divorcio para que pudiera casarse con Carole Lombard, el amor de su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario