jueves, 30 de julio de 2009

UP





Up
TITULO ORIGINALUp
AÑO
2009
DURACIÓN
96 min.
PAÍS
DIRECTORPete Docter, Bob Peterson
GUIÓNBob Peterson
MÚSICAMichael Giacchino
FOTOGRAFÍAAnimation
REPARTOAnimation
PRODUCTORAPixar Animation Studios / Walt Disney Pictures
WEB OFICIALhttp://www.disney.es/up
GÉNERO Y CRÍTICA




Animación. Aventuras. Comedia. Infantil / SINOPSIS: La historia se centra en un hombre de 70 años que vive tranquilamente en una vieja casa. Todo cambia con la aparición de un joven, con el que entabla una fuerte amistad, que dará lugar a un montón de líos. En esta aventura los dos protagonistas viajarán en globo, lucharán contra bestias y bandidos... pero siempre cenarán a su hora. (FILMAFFINITY)
----------------------------------------
"Un impresionante viaje al reino de la pura imaginación. (...) maravillosamente divertida y conmovedora. (...) 'Up' logra un milagro. Simplemente siéntense y contémplenla volar. (...) Puntuación: **** (sobre 4)." (Peter Travers: Rolling Stone)
----------------------------------------
"Ampliando la patente de Pixar que mezcla humor y sentimientos, 'Up' es el trabajo de esta productora más profundamente emocional y entrañable." (Richard Corliss: Time)
----------------------------------------
"Todo fluye, tiene ritmo y alma en esta deliciosa película. Te admira el virtuosismo técnico con el que está realizada, su fuerza visual, su perfeccionismo (...) Lo que cuenta es poético, posee el aroma de los mejores relatos, te hace reír, te fascina, te envuelve." (Carlos Boyero: Diario El País)
----------------------------------------
"Una simple obra maestra. Entre Chaplin y 'El mago de Oz', 'Up' ofrece un delicado y nada afectado homenaje al cine, a su historia. (...) el recurso de las tres dimensiones es empleado con un sabiduría pocas veces vista." (Luis Martínez: Diario El Mundo)
----------------------------------------
"Historia arrolladora y desarmante (...) todo ello, bajo el triple paradigma marca de la casa en Pixar: ternura, humor, mensaje. 'Up' encierra secuencias que son ya momentos de verdadera antologí a en la historia del cine de animación" (Borja Hermoso: Diario El País)
----------------------------------------
"«Up» encuentra el camino más corto para llegar desde la poética de Julio Verne hasta el lirismo surrealista de la pintura de René Magritte. Pasa, por supuesto, por el cine de Hayao Miyazaki y Charles Chaplin." (Sergi Sánchez: Diario La Razón)
----------------------------------------

Por Jordi Costa

Película que comparte título original con la aquí rebautizada Megavixens (1976) de Russ Meyer –una celebración de la voluptuosidad visual de lo esférico por otros medios–, Up incluye, en el primer tramo de su metraje, una virtuosa miniatura: la comprimida historia de amor (dolores y renuncias incluidos) entre el protagonista y esa compañera de viaje que, en apariencia, se fue de este mundo sin ver cumplidos sus sueños.
Es, sin duda, un momento excepcional (que el espectador infantil no comprenderá de manera equivalente a la del adulto: tiempo tendrá de volver sobre la escena y desvelar sus sutilezas), pero la película de Pete Docter y Bob Peterson da su do de pecho emocional más adelante: precisamente, cuando ese prólogo encuentra su eco en el desvelamiento del sentido último de la historia, una celebración de la épica cotidiana de toda vida confrontada a esa épica patológica que, por ejemplo, hizo del coronel Kurtz (y del Charles Muntz que aquí funciona como antagonista) lo que hizo. Con esa pirueta, Up logra convencer a los escépticos de algo que para otros siempre ha estado clarísimo: que la animación es un instrumento tan válido como el cine de imagen real para descifrar lo humano.

Más allá de la casa flotante
Y es que Up no es solo técnica portentosa e imaginación plástica en constante tensión: es, ante todo, un gran ejemplo de cine humanista en clave poética, una obra universal y perdurable. Y, sobre todo, un trabajo que no puede ser contenido ni por su tráiler (algo infrecuente en nuestros días), ni por su impactante imagen central de la casa flotante. Up es más de lo que anuncia, porque en ella hay mucho más de lo que se ve. Y lo que se ve ya es glorioso.
Aunque exista la inercia de atribuir todas las bondades de Pixar al talento de John Lasseter, Pete Docter se confirma como el más excéntrico miembro de la compañía, amigo del guiño para conocedores: que el nombre del villano se parezca tanto al de Charles Mintz (que ejerció de puntual villano en la biografía de Walt Disney) no parece casual. Texturas, colores y diseños parecen competir en una escalada hacia el deslumbramiento, pero hay mucha sabiduría de animador aplicada al detalle: los movimientos del esquivo pájaro multicolor o el juego que propicia la justificación racional, aunque no por ello menos delirante, de convocar a un grupo de perros parlanchines son filigranas tan integradas en el conjunto que hay que pararse a respirar unos segundos para valorarlas como lo que realmente son: pura emanación del genio.Jordi Costa.

¿Cómo describirían ustedes una circunferencia? Salvo que estén escribiendo una tesis doctoral, poco más tendrían que decir aparte de que se trata de una figura geométrica cuyos puntos son en su totalidad equidistantes del centro. Pues algo más o menos así pasa con "Up". ¿Qué más se puede decir aparte de que todo está en su sitio? "Up" podría no pasar de ser una obra perfectamente ejecutada, pero además de eso, tiene corazón. "Up" luce una imagen impresionante y un guión magnífico. Un guión magnífico y compensado que pese a dividir la película en dos claras mitades huye de la desconexión que se podía apreciar por ejemplo en "Wall-e". En "Up" pueden correr el riesgo de hacer dos películas y que sin embargo, sean la misma.

Me ha gustado de "Up" el hecho de que el protagonista sea un anciano, y creo que no es baladí en los momentos que corren. Por un lado suena a reivindicación de una parte de la sociedad, de la que en plena vorágine de exaltación de la juventud, parece que ya no se puede aprender nada. Por otra parte parece querer decirnos que "el anciano" como tal, con todos los avances de la medicina, es una figura llamada a desaparecer. Ahora la tercera edad está contínuamente de viaje. Setenta años de ahora, no son los setenta años de hace un siglo. Podemos ver a este Sr. Fredricksen dando saltos sin ser una figura de fantasía y sin que a nadie le extrañe. Pero y esa es la aportación genial de la película, al final casi no va tanto del anciano como del niño. La idea de que los niños son lo más valioso que tenemos, que los niños son niños, no adultos de pequeño tamaño, y que necesitan unas atenciones especiales en las que todos podemos colaborar. Y todo ello siguiendo la fórmula y los tópicos mil y una veces retratados. ¿De nuevo padre ausente? Y qué. Lo han sabido hacer.

Aunque "Up" tiene dosis ingentes de acción es una "película de sentimientos" en su acepción más noble. El
montage inicial en el que es explica la historia del protagonista y su esposa, es inolvidable. Y con una música sobresaliente que recuerda mucho a la BSO de "Lucía y el sexo" de Alberto Iglesias. Yo no sé cómo reciben esa parte los niños, pero estoy segura de que a los adultos les enternece el corazon. Una película que habla de amor y compromiso, pero también de la flexibilidad que requiere saber dónde es más necesario en cada momento el amor.

"Up" introduce de manera magistral sus elementos, con un "timing" glorioso. No hace falta más que recordar el inicio en el cine, que no se recuperará hasta mucho más adentrada la película, o la suavidad con que los perros aparecen en la trama, sin fanfarrias de ningún tipo pese a ser la avanzadilla del conflicto. Y "Up" tiene un sentido de humor fabuloso, más basado en la sonrisa entrañable que en la carcajada a base de gags, aunque estos no sean inexistentes en la trama. Aquí el humor de situación está tan bien utilizado como en "Buscando a Nemo". No hace falta forzar a los personajes para que hagan cosas graciosas. Ser quienes son en una situación determinada es lo que crea el humor; como ejemplo claro la actuación de los perros en la cena.

"Up" es colorista, entrañable, apela a la responsabilidad y al mismo tiempo a la fantasía. Evoca en cada uno de nosotros el niño y el adulto que llevamos dentro. Es divertida, recupera uno de los grandes temas del cine, las aventuras de los años treinta/cuarenta, incluye artefactos imposibles, animales maravillosos, relaciones intergeneracionales, relaciones interraciales, final feliz. Una película que resistirá muy bien el paso del tiempo. Puede decirse que un clásico ya. Que no quede sin decir que en español el adorable anciano está doblado por el magnífico Luis Varela y que también se puede escuchar por ahí a Matías Prats hijo.

Recomendada para todos aquellos deseosos de conciliar la vida familiar con la aventura más absoluta. BRONTE.

lunes, 27 de julio de 2009

ASALTO AL TREN PELHAM 123





Asalto al tren Pelham 123
TITULO ORIGINALThe Taking of Pelham 123
AÑO
2009
DURACIÓN
106 min.
PAÍS
DIRECTORTony Scott
GUIÓNBrian Helgeland (Remake: Peter Stone. Novela: John Godey)
MÚSICAHarry Gregson-Williams
FOTOGRAFÍATobias A. Schliessler
REPARTODenzel Washington, John Travolta, James Gandolfini, John Turturro, Luis Guzmán, Victor Gojcaj,Gbenga Akinnagbe
PRODUCTORAColumbia Pictures / MGM / Relativity Media / Scott Free Productions / Escape Artists
WEB OFICIALhttp://www.catchthetrain.com
GÉNERO Y CRÍTICA




Thriller. Remake / SINOPSIS: Walter Garber (Denzel Washington), controlador del Metro de Nueva York, ve cómo la normalidad de su jornada se ve envuelta en un caos como consecuencia de un osado delito: el secuestro de un vagón de metro a cargo de una banda. Ryder (John Travolta), el cerebro criminal y líder de una banda armada formada por cuatro personas, amenaza con ejecutar a los pasajeros del tren a menos que se pague un alto rescate en el plazo de una hora. A medida que la tensión aumenta, Garber utiliza sus amplios conocimientos del sistema subterráneo en una batalla para intentar burlar a Ryder y salvar a los rehenes. Pero hay un enigma que Garber no puede resolver: aún si los criminales obtuvieran el dinero, ¿cómo podrían escapar?... Remake de "Pelham uno, dos, tres" (1974), thriller protagonizado por Walter Matthau. (FILMAFFINITY)
----------------------------------------
"Es un sólido e intrigante relato mientras se mantiene en los túneles y las oficinas (...) el acto final fuerza la credibilidad (...) el tren de Scott, lamentablemente, pierde el juicio antes de llegar a la estación. (...) Puntuación: **1/2 (sobre 4)." (Ty Burr: Boston Globe)
----------------------------------------
"No hay nada malo en concreto con el "Taking of Pelham 1 2 3" de Tony Scott, excepto el hecho de que realmente no hay grandes cosas en ella. Nadie hace un trabajo magnífico, excepto los de los efectos especiales. (...) Puntuación: **1/2 (sobre 4)." (Roger Ebert: Chicago Sun-Times)
----------------------------------------
"Aquí, todo transpira intensidad y composición. (...) el remake cumple... si uno no se empeña en mirar atrás." (Jordi Costa: Diario El País)
----------------------------------------
"Scott logra aquí otro de sus carruseles de imágenes y sonidos, siempre al máximo de adrenalina y con los actores entonadísimos (...) Puntuación: *** (sobre 5)." (Antonio Trashorras: Fotogramas)
----------------------------------------
Dirigida por Joseph Sargent —realizador con carrera en forma de viaje de ida a vuelta al medio televisivo, que dejó remarcables piezas de género en su paso por el cine—, Pelham, uno, dos, tres (1974) adaptaba una novela de John Godey para elaborar una gratificante anomalía que, por un lado, parecía la coda subterránea al coetáneo cine de catástrofes —un Aeropuerto (1970) bajo tierra, por decirlo de algún modo— y, por otro, se afirmaba como incisivo corte en sección de un microcosmos urbano a la deriva, salvado por la tozuda integridad a pie de calle de algunos hombres buenos, como el que encarnaba un relajado, extraordinario, sutilísimo Walter Matthau. Adaptada de nuevo a finales de los 90 para televisión, la historia de Godey sirve ahora a Tony Scott para elaborar un remake no especialmente desdeñable, pero al que le sientan muy mal todas las comparaciones con un original que logró ser único y remarcable sin que diese la impresión de que ni Sargent, ni su eficaz elenco, estuviesen obsesionados por dejar una huella imperecedera en la memoria cinéfila.

Asalto al tren Pelham 123 recoloca la situación límite de partida —el secuestro de un vagón de metro con pulso contrarreloj— en un presente vídeo-vigilado que, entre otras cosas, imposibilita la brillante coda del original y propicia algunos momentos tan involuntariamente ridículos como el del chat entre uno de los rehenes y esa novia que le reclama una declaración de amor inoportuna. Scott lo cuenta todo con su fragmentación estilística de costumbre, un traje formal que le sienta como un tiro al juego de tensiones que se establece entre los personajes de Denzel Washington y John Travolta, que, en su día, fueron de Matthau y un sobrio Robert Shaw. Hay cambios significativos: si en la película de Sargent el villano era un ex mercenario en busca de su particular mutis por el foro, aquí es un broker rebotado con el sistema que lo ha desechado sin darle ni siquiera las gracias. El estilo de Scott deja espacio para que los actores aporten su particular recital de intensidad: quizás demasiado espacio. Washington y Travolta, respaldados por un guión que trufa sus respectivos personajes de claroscuros, parecen más embarcados en un hipotético duelo por el Oscar que realmente implicados en una película de génerjORDI cOSTA

lunes, 20 de julio de 2009

HÁBLAME DE AMOR





Háblame de amor
TITULO ORIGINALParlami d'amore
AÑO
2009
DURACIÓN
109 min.
PAÍS
DIRECTORSilvio Muccino
GUIÓNSilvio Muccino, Carla Vangelista (Novela: Silvio Muccino, Carla Vangelista)
MÚSICAAndrea Guerra
FOTOGRAFÍAArnaldo Catinari
REPARTOSilvio Muccino, Aitana Sánchez-Gijón, Carolina Crescentini, Andrea Renzi, Flavio Parenti,Geraldine Chaplin, Max Mazzotta, Giorgio Colangeli
PRODUCTORACoproducción Italia-España; RAI Cinema / Alquimia Cinema / Cattleya
GÉNERO Y CRÍTICA




Comedia romántica / SINOPSIS: Narra la historia del nacimiento de Sasha y del renacimiento de Nicole. Es la historia de dos seres humanos que se reconocen inmediatamente, pero que tienen que cumplir todo el trayecto que la vida ha planeado para cada uno de ellos, antes de aceptar los propios sentimientos, antes de encontrarse en igualdad de condiciones, antes de tener el valor de verse reflejados cada uno en el otro. Antes de rendirse y concederse uno a otro.

Sasha es un chico de vinticinco años que se asoma timidamente al mundo. Ha crecido en una comunidad para salir de la toxicodependencia, hijo de dos drogadictos: el padre ha muerto pronto, la madre lo ha abandonado en aquel círculo infernal donde Sasha ha encontrado una especie de equilibrio. Lejos de la vida real. Ajeno también al mundo en el que ha sido condenado a formarse, el único sano entre los enfermos. Y ahí, en Borgo Fiorito, ha aprendido a ocuparse del dolor de la gente y se ha encariñado con Riccardo - el jefe de la comunidad - como si fuera su verdadero padre. Y, sobretodo, ha conocido a Benedetta, una chiquilla de su edad, hija de un de los bienhechor externo, que cada Domingo va a visitar Borgo Fiorito, llevandole una ráfaga de ese mundo verdadero que parece que a él se le ha negado. Es inevitable, Sasha se ha enamorado de Benedetta.

Ahora que ya es adulto, ha salido por primera vez de la comunidad. Está dando los primeros pasos en ese mundo que era un reflejo de Benedetta. Y no existe nada más que ella en sus pensamientos, nada más reconfortante, familiar. Y Sasha - después de haber recibido del padre de Benedetta el encargo de restaurar la grande villa de la familia - cree que no puede amar a nadie más. (FILMAFFINITY)
----------------------------------------
"Es un monumento a la impostura emocional. (...) comienza como una seductora comedia romántica, para después ir desarrollando su drama a partir de infinidad de clichés del cine americano aplicados a la vida romana." (Javier Ocaña: Diario El País)
----------------------------------------