Seguidores

miércoles, 11 de agosto de 2010

ORIGEN








Origen (Inception)
TÍTULO ORIGINALInception
AÑO
2010
DURACIÓN
148 min.
PAÍS
DIRECTORChristopher Nolan
GUIÓNChristopher Nolan
MÚSICAHans Zimmer
FOTOGRAFÍAWally Pfister
REPARTOLeonardo DiCaprio, Ken Watanabe, Joseph Gordon-Levitt, Marion Cotillard, Ellen Page, Tom Hardy, Cillian Murphy, Tom Berenger, Michael Caine, Dileep Rao, Lukas Haas, Pete Postlethwaite
PRODUCTORAWarner Bros. Pictures / Legendary Pictures / Syncopy Production
WEB OFICIALhttp://wwws.warnerbros.es/inception/
GÉNEROCiencia ficción. Thriller. Intriga | Thriller futurista
SINOPSISDom Cobb (DiCaprio) es el mejor del mundo en el arte de la extracción: apropiarse de los secretos del subconsciente justo en el momento en que la mente de la víctima es más vulnerable: durante el sueño. La extraña habilidad de Cobb le ha convertido en un hombre muy codiciado en el mundo del espionaje corporativo, pero también le ha condenado a ser un fugitivo internacional, costándole todo lo que alguna vez ha querido. Ahora tiene una oportunidad de redimirse y volver a tener la vida normal que anhela, pero para ello él y su equipo tendrán que realizar lo contrario a lo que realizan habitualmente: la incepción, que consiste en implantar una idea en el subconsciente en lugar de sustraerla. Sin embargo su plan se complica cuando un peligroso enemigo parece predecir cada uno de sus movimientos. Un enemigo que sólo Cobb podía ver venir... (FILMAFFINITY)

----------------------------------------
"Con su desafío a la física, estruendosa acción, sobrecogedora emoción y una interpretación extraordinaria de DiCaprio, Nolan entrega otra vez algo verdaderamente original: bienvenidos a un país desconocido. (...) Puntuación: ***** (sobre 5)" (Nev Pierce: Empire)
----------------------------------------
"Si las películas son sueños compartidos, entonces Christopher Nolan es, seguramente, uno de los soñadores más creativos de Hollywood, tal y como prueba su brillantísima 'Inception'" (Justin Chang: Variety)
----------------------------------------
"En un verano lleno de remakes, precuelas y secuelas, llega 'Inception', fácilmente la película con la idea más original en años (...) En ocasiones, la originalidad tiene un coste mental: al final, te encontrarás completamente exhausto" (Kirk Honeycutt: The Hollywood Reporter)
----------------------------------------
"Con 'Inception', el director y guionista Christopher Nolan no sólo afianza su estatus como el director más innovador de Hollywood, sino que ha creado un género audaz: el thriller noir surrealista" (Claudia Puig: USA Today)
----------------------------------------
"Aunque hay mucho que ver en 'Inception', no hay nada que cuente como una visión genuina. La idea del Sr. Nolan de la mente es demasiado literal, demasiado lógica, demasiado atada a reglas como para permitir medir la locura -el riesgo de confusión, de delirio, de inefable ambiguedad- que todo esto requiere." (A. O. Scott: The New York Times)
----------------------------------------
"Es completamente original, cortada por un nuevo patrón, y con todo está estructurada sobre las bases del cine de acción, por lo que sientes que tiene -aún si cabe- más sentido del que de por sí tiene. (...) Puntuación: **** (sobre 4)" (Roger Ebert: Chicago Sun-Times)
----------------------------------------
"Un tremendamente excitante thriller de ciencia ficción que es tan inquietante como parece. Este es un entretenimiento popular con una pegada tan intensa y desconcertante que te tendrá preocupado sobre si será seguro cerrar los ojos por la noche." (Kenneth Turan: Los Angeles Times)
----------------------------------------
"Apasionante (...) una de las obras mayores del cine fantástico contemporáneo (...) Puntuación: **** (sobre 5)" (Quim Casas: Diario El Periódico)
----------------------------------------
"Brillante, ambiciosa, estimulante y, también, tan excesiva como pagada de sí misma (...) el mejor Nolan se despliega con mayor generosidad que nunca" (Jordi Costa: Diario El País)
----------------------------------------
"Una película muy potente, de las que agitan, sacuden, descolocan y a ratos hipnotizan al espectador. (...) Pero a Nolan le pierde su desmesura: el larguísimo clímax final es reiterativo, agotador y por momentos ridículo, además de confirmar a Nolan como cineasta poco apto para la acción" (Jordi Batlle Caminal: Diario La Vanguardia)
----------------------------------------
"Son tantas las reglas del juego que plantea Nolan que resulta casi imposible poder relajarse (...) Nolan no es ni Lynch ni Buñuel, verdaderos arquitectos de sueños sin complejos: por desgracia le sobra pompa y le falta atrevimiento" (Sergi Sánchez: Diario La Razón)
----------------------------------------
"Una buena película: arriesgada, original, atrevida y muy osada (...) No es perfecta, ni mucho menos. Nolan intenta explicar una y otra vez, hasta el aburrimiento, la sintaxis de la trama, y cuanto más explica más enreda (...) Puntuación: *** (sobre 5)" (José Manuel Cuéllar: Diario ABC)
----------------------------------------
"Si el cine es algo así como un sueño comunal, Nolan es uno de sus más audaces e inagotablemente inventivos. (...) Puntuación: ***** (sobre 5)" (Nando Salvá: Cinemanía)
----------------------------------------
"Un alucinante espectáculo cuasi definitivo (...) Una suma de brillantez que propone un mucho y exige un mínimo al espectador (...) Puntuación: **** (sobre 5)" (Fausto Fernández: Fotogramas)
----------------------------------------
He aquí una idea que nadie podrá sustraerte: “Inception” es una experiencia que te lleva al límite del entretenimiento más puro del cine de evasión, y que te deja ahí, en el borde, levitando, con la mente a merced de algo tan preciado y voluble como la fascinación. Los sueños de DiCaprio y compañía no son como los míos (como sí lo eran, por cierto, los de la incomprendida y denostada “Inland Empire”, la película que mejor ha plasmado cuán inexplicables son los sueños que engendra la psique humana), pero no por ello dejan de resultar increíblemente entretenidos. Nolan, al contrario que Lynch, apuntala la lógica, sabedor de que está en el imperio exterior del cine más comercial, y rehúye todo atisbo de ambigüedad onírica o confusión conceptual, pero te conquista con su fuerza narrativa, su cuidada estética y sus ingeniosas evoluciones. Desciendas al nivel que desciendas, en todo momento estarás en la obra cumbre de un creador en estado de gracia, con diálogos y escenas que inundarán los recovecos de tu mente. Así, la inception de “Inception” no puede ser otra que dejarse llevar por esta maravilla de película, que desarrolla de forma implacable y sin fisuras una idea grandiosa. El disfrute es sólido, potentísimo, y al acabar sentirás que el placer de este sueño cautivador apenas se evapora en medio de una banda sonora inolvidable. ¡Despierta! (Pablo Kurt: FILMAFFINITY)
-------------------------

Los sueños que Nolan ha creado no incluyen imágenes surrealistas ni diálogos disparatados ni cambios ilógicos de escena. No son sueños que parecen sueños porque en realidad son una forma de realidad, bien un mundo habitable configurado a base de pensamientos y memoriaso bien un refugio, un santuario. En ese sentido, Origen es una deconstrucción de los motivos y los significados que asignamos a nuestra conducta onírica -culpa, evasión, miedo, pena-, y poreso Nolan a menudo nos impide saber la diferencia entre la realidad y los sueños, y los sueños dentro de sueños, y los sueños dentro de sueños dentro de otros sueños. ComoKubrick en 2001 -una de las obras a las que Origen recuerda pese a ser una película totalmente única-, utiliza magistralmente nuestra confusión como una pieza más de un rompecabezas, que encaja perfectamente con todas las demás. Todo significa algo en el relato, tan complicado que Nolan explica constantemente las reglas del juego, en una sucesión de alardes expositivos que, afortunadamente, no empantanan el relato sino más bien avanzan una nueva pirueta u otro quiebro a nuestras expectativas. Establece las reglas de su universo mental y luego se recrea contradiciéndolas o destruyéndolas, convirtiendo sus propias dudas en cuanto a coherencia, lógica o moralidad en herramientas argumentales.

Origen se sustenta en ideas, contagiosas, poderosas, y en cómo éstas configuran nuestra forma de vivir.Por ello, puede parecer una película más admirable que disfrutable, más comprometida con la mente que con el corazón. Tal vez, pero al mismo tiempo, nos muestra cómo París se pliega sobre sí misma, una brutal pelea en una habitación de hotel ingrávida, y, al final, una de las secuencias de acción más increíbles y hermosamente sostenidas que se recuerdan, que ahoga el relato en tumulto y desesperación mientras los mundos se desploman, las cuentas atrás se completan y, en el centro, un hombre roto trata como puede de reparar daños. Por un lado, su infierno personal convierte Origen en la poesía romántica que nutre otras fantasías subconscientes como ¡Olvídate de mí! y La Jetée. Por otro, que luche contra él construyendosueños es una obvia metáfora de la creación artística misma. Si el cine es algo así como un sueño comunal, Nolan es uno de sus más audaces e inagotablemente inventivos.(Nando Salva CINEMANIA)

-------------------------------------

A pesar de la ojeriza que este humilde crítico siente hacia la obra de Christopher Nolan, cuyo talento para lo visual, pero sobre todo para lo narrativo, se le antoja muy inferior a lo que nos quieren hacer creer desde los foros de rigor, su última película posee virtudes indiscutibles. Virtudes antipáticas, es cierto, similares a las que adornaban El prestigio o Memento, pero virtudes al fin y al cabo. La principal de todas ellas es la capacidad de Nolan en Origen para visualizar y transmitir al espectador conceptos y acciones con una profunda carga abstracta: de acuerdo que no es nada que no hayamos visto antes (y mejor) en películas como The Matrix o Paprika, pero las visitas sucesivas y escalonadas a esas muñecas rusas oníricas que conforman la estructura de Origen no son nada sencillas de comunicar, y Nolan sale relativamente victorioso del empeño. Una larga y fascinante secuencia en la que el personaje de Ellen Page recibe precisas instrucciones para crear sueños a través de trampantojos visuales clásicos introduce al espectador con sencillez y estilo propio en el (no muy original pero relativamente poco explotado en la pantalla) mundo de las incursiones oníricas.

Del mismo modo, en Origen algunos de los mayores problemas como realizador de Nolan se solventan. La impostada gravedad que hace tan irritantes los peores momentos de sus películas sobre Batman, dan aquí un agradecido tono de ciencia-ficción metafísica europea al film, y las interminables chácharas sobre los sueños, la realidad, lo que se desea y cómo materializarlo se convierten, inesperadamente, en lo mejor del conjunto. Nolan sigue siendo uno de los peores directores de acción del momento, con una incapacidad total para visualizar movimiento y espacio, así que el espectador se sorprenderá deseando que los personajes comiencen a discutir de nuevo sobre intangibilidades y entelequias, que por suerte no faltan. La agradecida ausencia de Christian Bale como cabeza de reparto, posiblemente, tiene mucho que ver con ello.

Origen es un blockbuster peculiar, y solo por eso despertará las simpatías de cualquier espectador cansado de productos clónicos. Mucho más elemental que sus inmediatos predecesores en el género, es una digna producción de ciencia-ficción seria, sin más guiños y codazos de los necesarios y, a ratos, incluso estimulante. Por desgracia, la producción actual de cine de género no nos permite ponernos demasiado quisquillosos, pero el espectador con buen juicio se hará un pase privado de Matrix Reloaded en cuanto llegue a casa.(CINE 365)