Seguidores

domingo, 28 de noviembre de 2010

ENTRE LOBOS






Dirección y guión: Gerardo Olivares. Países: España y Alemania. Año:2010. Género: Drama. Interpretación: Juan José Ballesta (Marcos), Sancho Gracia (Atanasio), Vicente Romero (Hocicotocino), Carlos Bardem(Ceferino), Àlex Brendemühl (Balilla), Luisa Martín (Isabel), Antonio Dechent(sargento), Agustín Rodríguez López (Juan José), José Chaves (Doroteo),Dafne Fernández (Pizquilla), José Manuel Soto (don Honesto), Eduardo Gómez, Manuel Ángel Camacho. Producción: José María Morales. Fotografía: Óscar Durán. Montaje:Iván Aledo. Música: Klaus Badelt. Dirección artística: Ion Arretxe. Vestuario: Lala Huete. Dirección artística: Ion Arretxe. Vestuario: Lala Huete. Distribuidora: Wanda Visión. Estreno en España: 26 Noviembre 2010.
---------------------------------------------------------------------------------ENTRELOBOS es un largometraje de ficción basado en la extraordinaria historia de Marcos Rodríguez Pantoja, nacido en el norte de la provincia de Córdoba en 1946, en pleno corazón de Sierra Morena.Marcos tenía siete años cuando fue entregado por su padre a un cabrero para cuidar el rebaño en un perdido valle de Sierra Morena, en lo que hoy forma parte del Parque Natural de la Sierra de Cardeña y Montoro.Al poco tiempo el cabrero murió y Marcos se quedó solo y completamente aislado. En los doce años que permaneció en el monte, desde 1954, no tuvo contacto con humanos, y vivió todos estos años junto a una manada de lobos.Como dijo en una ocasión Yo era el rey del valle.Marcos nunca consiguió adaptarse a la sociedad y, desde entonces, su sueño fue siempre volver a vivir… ENTRELOBOS
---------------------------------------------------------------------------------

Por su trama, esta película podía haber caído fácilmente en las tentaciones de la metafísica a lo Werner Herzog ('El enigma de Gaspar Hauser', 1974) o en el didacticismo del François Truffaut de 'El pequeño salvaje' (1970). Gerardo Olivares ha preferido sin embargo no marear la perdiz y brindarnos, monda y lironda, una cinta de aventuras montaraces, localizada en paisajes espléndidos que una cámara voraz recorre en éxtasis perpetuo y con luz coruscante. Cine eminentemente visual, por supuesto, incluso con un largo tramo sin diálogos comparable al del Tom Hanks solitario de 'Náufrago' (Robert Zemeckis, 2000) o, más cercana por su parentesco lupino, al del héroe de 'Bailando con Lobos' (Kevin Costner, 1990) renaciendo como un hombre nuevo. La mucha abundancia de animales, peludos o plumíferos, protagonizando escenas de acción hace intuir un rodaje complicado, del que Olivares y su equipo salen con resultados óptimos.

Soberbios el niño Camacho, un Sancho Gracia pertinentemente pacorabalizado y un Carlos Bardem con el porte de los grandes villanos del western. Porque 'Entrelobos' es también un western o, mejor dicho, un film de bandoleros a la vieja usanza; en este negociado, Olivares ya puede codearse sin rubor con los clásicos del género: Vajda, Lazaga, Isasi, Forqué o Saura.(FOTOGRAMAS)

------------------------------------------------------------

El film entretiene lo justo, y eso con benevolencia. Es indudable que la historia ofrecía muchas posibilidades -la referencia clara es El pequeño salvaje-, pero es una lástima que no se aprovechen como es debido. La falta de un guión atractivo acaba siendo un lastre, pues la narración termina aburriendo al obviar los pequeños detalles que habrían completado un film más humano, más entrañable. ¿Qué pasa con el hermano del que se separa tan joven? ¿Por qué no se aprovecha más la relación con la chiquilla? ¿Por qué queda a medias la aventura del Balilla? Da la sensación de que se ha preferido recoger una colección de estampas campestres, antes que crear conflictos dramáticos de calidad. De este modo, todo se resume en una visión demasiado idílica de la naturaleza y la vida animal, con tantos planos gratuitos de buitres, búhos, conejos, lobos, etc., que a veces parece que estamos viendo un capítulo El hombre y la tierra. Sólo falta la voz de Rodríguez de la Fuente.(DECINE 21)

------------------------------------------------

Una historia basada en hechos reales es siempre morbosamente atractiva tanto para un director como para el espectador. Somos cotillas. Nos gusta saber lo que le pasa a la gente. Y, en general, cuanto más cerca nos pille esa gente más curiosidad nos despierta. Es perfectamente comprensible, por eso, que la historia de un niño salvaje que vivió durante 12 años perdido en un rincón de Sierra Morena entre los 50 y los 60 llamara la atención de Gerardo Olivares como para montar con ella una película muy arriesgada en su producción, aunque de resultado alertagador. Marcos Rodríguez Pantojafue vendido por su padre a un terrateniente en los años 50 a cambio de trabajo. El niño acabó viviendo con un pastor en medio de Sierra Morena. Cuando el pastor murió, Marcos se crió con los lobos hasta que 12 años después la Guardia Civil le atrapó y le metió en la sociedad. Quizá (y sólo quizá) la historia habría estado en esa inmersión forzosa en la vida convencional, en cómo aquel niño suponemos se daría cuenta de que los hombres somos más parecido a los animales salvajes de lo que creemos. Gerardo Olivares, sin embargo, prefirió quedarse en esos años entre lobos y para llevarlos a la pantalla dividió el rodaje en dos equipos: uno de ficción y otro de naturaleza. Desde luego, nadie le quita el mérito del riesgo que corrió, de la dificultad de una planificación de rodaje y de un montaje complicadísimos por ensamblar todo el material de unas y otras cámaras. El problema es que al final o sobran animales o faltan personas, pero no se te quita la sensación de estar viendo un documental muy bonito de los lobos en Sierra Morena.(CINEMANIA)

-------------------------------------------------------------




No hay comentarios:

Publicar un comentario