sábado, 17 de abril de 2010

ALICIA EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS







Alicia en el País de las Maravillas
TÍTULO ORIGINALAlice in Wonderland
AÑO
2010
DURACIÓN
108 min.
PAÍS
DIRECTORTim Burton
GUIÓNLinda Woolverton (Novela: Lewis Carroll)
MÚSICADanny Elfman
FOTOGRAFÍADariusz Wolski
REPARTOMia Wasikowska, Johnny Depp, Helena Bonham Carter, Anne Hathaway, Crispin Glover, Matt Lucas, Marton Csokas, Jemma Powell, John Hopkins, Eleanor Gecks, Eleanor Tomlinson
PRODUCTORATim Burton Animation Co. / Walt Disney Productions
WEB OFICIALhttp://disney.go.com/disneypictures/aliceinwonderland/
GÉNEROFantástico. Animación. Aventuras | 3-D
SINOPSISAlicia (Mia Wasikowska), una joven de 19 años, asiste a una fiesta en una mansión victoriana, donde descubre que está a punto de recibir una propuesta de matrimonio frente a un montón de gente estirada de la alta sociedad. Alicia entonces se escapa, corriendo tras un conejo blanco, entra a un agujero tras él... y acaba en el país de las Maravillas, un lugar que visitó hace 10 años, pero el cual no recuerda. El país de las Maravillas era un reino pacífico hasta que la Reina Roja (Helena Bonham Carter) derrocó a su hermana, la Reina Blanca (Anne Hathaway). Las criaturas del país de las maravillas, listos para la revuelta, esperan que Alicia les ayude, y éstas a su vez le ayudarán a recordar su primera visita al mágico reino... Basada en el popular libro de Lewis Carroll, ambientada diez años después de los eventos contados en el mismo. (FILMAFFINITY)

En su estreno en salas 3D en España, la película viene precedida del cortometraje de animación (nominado al Oscar) "La dama y la muerte":
----------------------------------------
"Tiene sus momentos de deleite, humor y deslumbramiento. Pero también se hace más común a medida que avanza (...) no todo ha salido mal, al menos no del todo. (...) La película se siente mucho más convencional de lo que debería." (Todd McCarthy: Variety)
----------------------------------------
"Verdadera y locamente maravillosa. (...) Ni siquiera el estilo extravagante marca de la casa del director te prepara para el espectáculo intensamente disfrutable que es 'Alice in Wonderland'" (Michael Rechtshaffen: The Hollywood Reporter)
----------------------------------------
"La indecisión ronda en cada fotograma. El resultado es un espectáculo ruidoso y febril que acaba quedándose sin inspiración" (Colin Covert: Minneapolis Star Tribune )
----------------------------------------
"Se comprende mal que Burton haya convertido la anarquía narrativa-existencial de uno de los libros más rigurosamente libertinos jamás escrito en algo tan relamido. De hecho, por momentos, no se entiende nada. (...) Burton, sencillamente, aburre." (Luis Martínez: Diario El Mundo)
----------------------------------------
"Por desgracia es un Lewis ligero, y tiene fallos, pero es tan 'burtonesca' como uno podría desear; una verdadera delicia para los fans de su rebuscada imaginación, y con grandes actores británicos. (...) Puntuación: *** (sobre 5)" (Angie Errigo: Empire)
----------------------------------------
"Hay bastantes cosas que funcionan admirablemente en esta película, como la capacidad hipnótica de sus imágenes (...) un clima que te mantiene expectante. (...) Sin embargo, me cansa un poquito la grandilocuencia delirante de Depp. Es una película que ves y escuchas con agrado, pero el poso que deja es escaso." (Carlos Boyero: Diario El País)
----------------------------------------
"Empieza con brillantez, se aburre en la mayor parte de su recorrido por el país de nunca máis y termina con una batalla de lo más vistosa, colocada justo a tiempo para que el personal no se pregunte por qué demonios lleva hora y media mirando la pantalla (...) Puntuación: ** (sobre 5)." (Federico Marín Bellón: Diario ABC)
----------------------------------------
"Película virtuosa (...) pero resulta inevitable preguntarse qué sustenta el sesgo inquietante y crepuscular de su relectura (...) Burton ha aprendido a dominar su caligrafía extraña, para dejar claro que ya no tiene demasiado que contar." (Jordi Costa: Fotogramas)
---------------------------------------------

Es muy significativo que en un periodo de tiempo tan corto, ambas este mismo mes, se estrenen dos películas que funcionan como versiones relativamente fieles de clásicos de la literatura infantil, pero siendo en el fondo muy libres y brillando en ellas la impronta de sus respectivos directores. Se trata de Alicia en el País de las Maravillas de Tim Burton, basada en los dos libros de Lewis Carroll, y Fantástico Sr. Fox de Wes Anderson, basada en el libro de Roald Dahl. Y ambas son como la noche y el día en lo que a adaptaciones de libros para niños con trasfondo adulto se refiere: mientras que Fantástico Sr. Fox parte de un profundo conocimiento de la vida y obra de su autor (se dice que Dahl imprimió en el Sr. Fox muchos rasgos de su propio carácter) y de un respeto a la estética y al fondo del libro original, Alicia en el País de las Maravillas posee un molesto tono autosuficiente que cree que el trepidante caos que reina en los libros de Carroll no es suficiente, y hay que disparatarlo en todos los sentidos: en el ruido, la velocidad, el absurdo y los toques siniestros.Como era de esperar en alguien que ha hecho de «lo gótico» una mera etiqueta para cool-hunters, Tim Burton se ha quedado en la superficie de una obra que admite múltiples lecturas. Es asombroso que ninguna de las suyas tenga interés.

El gran pecado de esta nueva Alicia, posiblemente, es su tendencia a ordenar y justificar todo en el País de las Maravillas. Todos los personajes de esta pseudo-secuela (la acción transcurre años después del primer viaje de Alicia, pero ella no recuerda nada) tienen una biografía, unas motivaciones y una razón de ser, lo que hace que se pierda por el camino la anárquica locura de los libros y, sobre todo, la sensación que transmite la Alicia original de estar siendo amenazada por un montón de adultos por no se sabe bien qué razón. Aquí está bien claro en todo momento qué quieren y qué persiguen los personajes, y eso afecta a la turbadora chifladura de la obra de Carroll. Ni siquiera estéticamente la película es notable: algún diseño muy aislado (el gato de Cheshire, la Reina Roja, la Liebre Marcera) destacan levemente en una turbamulta de personajes escalofriantemente poco inspirados (el Sombrerero a la cabeza, seguidos del Lirón, el Conejo Blanco o Tararí y Tarará).

Aún así, Alicia y sus compañeros de peripecias tienen una magia especial, heredada directamente de los libros. Y aunque Burton filma algunas de las secuencias más potentes con notable desgana, es cierto que una buena caída por una madriguera de conejo o una botella que pone «Bébeme» y que hace cambiar de tamaño son iconos de la cultura occidental, y siguen poseyendo intacta buena parte de su capacidad de fascinación. Burton ha salvado el tipo gracias a la resistencia de la fuente original... pero desde luego, en el proceso, esta vez ha quemado unos cuantos barcos.(CINE 365)

viernes, 9 de abril de 2010

CIUDAD DE VIDA Y MUERTE








Ciudad de vida y muerte
TÍTULO ORIGINALCity of Life and Death (Nanking Nanking)
AÑO
2009
DURACIÓN
132 min.
PAÍS
DIRECTORLu Chuan
GUIÓNLu Chuan
MÚSICATong Liu
FOTOGRAFÍAYu Cao (B&W)
REPARTOYe Liu, Yuanyuan Gao, Hideo Nakaizumi, Wei Fan, Yiyan Jiang, Ryu Kohata, Bin Liu, John Paisley,Beverly Peckous, Lan Qin, Sam Voutas, Di Yao, Yisui Zhao
PRODUCTORAChina Film Group / Jiangsu Broadcasting System / Media Asia Films / Stellar Megamedia
PREMIOS2009: San Sebastián: Concha de Oro (mejor película), mejor fotografía, premio Signis
GÉNEROBélico. Drama | Histórico
SINOPSISLa masacre de Nanking refiere a "las atrocidades cometidas por el Ejército Imperial Japonés en los alrededores de la ciudad china tras la caída de la capital el 13 de diciembre de 1937". La película (que hasta hace un tiempo se conocía como "Nanjing! Nanjing!") sigue el destino de varios personajes, algunos fictios, otros reales, como un soldado chino que lucha por sobrevivir al horror de la matanza indiscriminada, un militar japonés traumatizado por las barbaridades cometidas por el ejército nipón, una maestra o un hombre de negocios alemán volcado en proteger el máximo número de vidas posibles. (FILMAFFINITY)


"Escalofriante (...) Si el arranque posee el poder de conmoción del mejor cine bélico, el desarrollo de la tragedia te pone los pelos de punta." (Carlos Boyero: Diario El País)
----------------------------------------
"Lu Chuan decide 'spielbergizar', en el mejor sentido de la palabra, su modo de narrar el episodio. No es 'La lista de Schindler', ni tampoco 'Salvar al soldado Ryan', pero hay tramos de este espectáculo cinematográfico que no tienen que envidiar en nada a ninguna de ellas." (E. Rodríguez Marchante: Diario ABC)
----------------------------------------
"Una producción sencillamente impresionante (...) Desde el primer segundo, la cinta se desentiende de la verdad, por sí sola brutal, para entregarse al menos noble arte de desenterrar cadáveres. Hablamos de propaganda." (Luis Martínez: Diario El Mundo)
-----------------------------------------------------------

Por Ricardo Aldarondo

Tomar un hecho histórico poco difundido, a pesar de las enormes dimensiones de la tragedia, y tratar de mantener un equilibrio entre la épica que el relato lleva dentro y el duelo debido a tantas víctimas y tanta injusticia callada, precisaba de una estética, un tono y una actitud muy precisos. Lu Chuan lo ha conseguido, sorteando además las inmediatas aunque innecesarias comparaciones con Spielberg. 'Ciudad de vida y muerte' no es 'Salvar al soldado Ryan' ni 'La Lista de Schindler', y opta por una atrevida estructura. La película empieza en plena batalla, pero no da tregua: no se trata de impactar con un poco de espectáculo bélico pirotécnico, sino de meter de lleno al espectador desde el primer minuto y durante casi una hora en el horror de una guerra, en el sufrimiento de un pueblo masacrado.
Las dos partes del film, que va de lo abstracto a lo concreto y del horror masivo al drama privado, encuentran una unidad total en la construcción de unas imágenes poderosísimas. El blanco y negro no busca el símil documental: es un arma demoledora para reflejar con mayor precisión el duelo y el respeto por ese pueblo chino masacrado por los japoneses en 1937. Cine grandioso y contenido al mismo tiempo, impresionante en las formas, respetuoso con lo que cuenta.

Valoración Fotogramas: 4 estrellas

-----------------------------------------

El cine chino arroja luz a una página de su historia reciente, las tribulaciones de la ciudad de Nanjing cuando fue ocupada por Japón en diciembre de 1937. Lu Chuan maneja en la notable superproducciónCiudad de vida y muerte un enorme lienzo de imágenes en blanco y negro servidas en gran angular, para pintar el horror de la guerra, de un modo que inevitablemente recuerda a La lista de Schindler. Como en el film deSteven Spielberg, somos testigos de los padecimientos de las víctimas -los chinos-, la crueldad brutal de los ocupantes -los japoneses- y la humanidad que va siendo progresivamente minada de un soldado nipón y un representante diplomático de la Alemania nazi. En tal tesitura se nos presentan múltiples personajes, ninguno puede decirse que sea un protagonista absoluto, la meta es entregar un cuadro que permita hacerse idea de los horrores acontecidos en Nanjing. El telón de fondo es la escombrera en que se ha convertido la ciudad, donde los prisioneros son ejecutados sin contemplaciones; la zona de seguridad internacional pronto va a convertirse en algo muy parecido a un ghetto, pues la influencia del enlace alemán está a punto de desaparecer.

El director pinta con realismo el descenso a los infiernos en que deriva cualquier conflicto bélico, donde la dignidad de la persona cada vez cuenta menos, no se respeta la vida, y en el caso de las mujeres la humillación pasa por la denigración sexual. Hay no obstante cierto aliento épico, gracias a ciertas actitudes valientes y muy orientales de los personajes, listos para el sacrificio. Además, de modo inteligente y pensando en el espectador occidental, el recurso a unas postales con texto escrito en ellas sirve para situarse acerca de lo ocurrido en Nanjing. Curiosamente, parece que la película no ha gustado en China, por la humanización del soldado nipón y del oficial Rabbe, aunque se basan en personajes históricos. Lo que no ha impedido que ganara la Concha de Oro a la mejor película en el Festival de San Sebastián.(DECINE 21)