Seguidores

viernes, 25 de febrero de 2011

CHICO & RITA









Película: Chico & Rita. Dirección: Fernando Trueba, Javier Mariscal y Tono Errando. Países: España y Reino Unido. Año: 2010. Duración: 94 min.Género: Animación, musical, romance. Guión: Fernando Trueba e Ignacio Martínez de Pisón. Producción: Santi Errando, Cristina Huete, Martin Pope y Michael Rose. Música: Bebo Valdés. Montaje: Arnau Quilles. Distribuidora:Buena Vista International Spain. Estreno en España: 25 Febrero 2011. Apta para todos los públicos.
----------------------------------------------------------------------------------------
En la Cuba de finales de los cuarenta, Chico y Rita inician una apasionada historia de amor. Chico es un joven pianista enamorado del jazz y Rita sueña con ser una gran cantante. Desde la noche en que el destino los junta en un baile de La Habana, la vida va uniéndolos y separándolos como si de la letra de un bolero se tratara.
----------------------------------------------------------------------------------------

Circunscribir este precioso bolero cuya melodía se hace carne, color y sentimiento con la etiqueta de cine de animación es quedarse corto. Cine, pero con mayúsculas, trazado con la línea clara y luminosa de Javier Mariscal, es la historia romántica (llena de desencuentros y desamores esquivos) entre el pianista y la cantante, bastante más humanos y vivos que algunos actores reales.
Los reyes del mambo tocan canciones de amor, decía esa novela-río que tuvo una versión fílmica que respetaba aceptablemente su letra y su música. Y esta es una canción que se llena de palabras y cambia de nombre, pese a no olvidar su inspiración. Es la reina de un maravilloso melodrama que se mira en la nostalgia (crítica: ese ácido patio de vecinos de La Habana otoñal, actual) de las películas que la misma Rita LaBelle interpretó en esa Metro-Goldwyn-Mayer reimaginada por la supernatural paleta de óleos de la cinta de Mariscal y Trueba.
Puntuada con una cinefilia nada vacía (Marlon Brando, Fred Astaire y Otto Preminger son secundarios de la crónica de una estrella que asciende, en Technicolor, desde el Malecón y parece ponerse en Las Vegas), Chico & Rita acaricia el corazón con el mismo deseo y dulzura que esas teclas reencontradas al fin, que esas lágrimas felices en unas arrugas eternamente jóvenes.(FOTOGRAMAS).
----------------------------------------------------------------------------------------

Además de un delicioso romance, Chico & Rita es una sinestesia. Ilustrada por el colorido mundo visual de Javier Mariscal y armonizada por el piano de Bebo Valdés, los sentidos del espectador se disparan y es difícil saber de dónde viene el nudo en el pecho, la lágrima emocionada, el sabor amargo que acompaña a cualquier amor imposible. No es fácil reconocer si esa capacidad para envolver que tiene Chico & Rita es cosa de Mariscal (con su dibujo de cómic, su Habana rota, su Nueva York plomizo y frío), o tal vez es de Bebo (no sólo de sus notas; Bebo como Chico es todos los músicos cubanos) o quizás de Trueba y su redondo guión. Es tan difícil separarlos porque los tres funcionan como uno. La animación y la música están tan armoniosamente integradas enChico & Rita que, llegado un punto, es imposible recordar que hay varios directores detrás y, sobre todo, se hace accesorio el que sea una película dibujada. Pasa a ser una película a secas. Una gran película que (si no anduviésemos tan perdidos) por lo menos debería haber estado nominada entre las mejores (de acción real) de la pasada edición de los Goya.
Por si fuera poco, los amantes del jazz tendrán la ocasión de vibrar con la escena musical neoyorquina de los 50 e incluso ver la versión animada de Charlie Parker o Cole Porter durantela estancia de Chico y Rita en la Gran Manzana, y bailar sus encuentros y descuentros al ritmo dela percusión afrocubana que Chano Pozo le enseñó a Dizzy Gillespie, hasta que la Revolución cubana separe a los amantes de nuevo y "pasen más de mil años, muchos más" para que vuelvan a encontrarse. Como en los buenos boleros.(CINEMANIA).
----------------------------------------------------------------------------------------
Fernando Trueba ha dedicado a la música latina, de la que se declara incondicional, los documentales Calle 54 y El milagro de Candeal. Reincide en el tema en esta producción de dibujos animados, que concibió con el famoso diseñador Javier Mariscal, y que ambos han dirigido con la asistencia de Tono Errando, responsable de la poco conocida comedia musical La gran mentira del Rock'n'roll.
Chico & Rita es un homenaje al jazz latino que cuenta la historia de un pianista de ficción, cuya historia tiene muchos puntos en común con la de las grandes figuras de este estilo musical, algunos de los cuales aparecen como secundarios. Cuando escucha en la radio un viejo tema musical, el anciano Chico rememora los años de su juventud en los años 40, antes de la llegada de Fidel Castro al poder, cuando soñaba con triunfar en el mundo de la música. Una noche acompaña a su representante y a dos extranjeras a un club de La Habana, donde queda deslumbrado por la aparición de Rita, una preciosa joven que sueña con convertirse en cantante. Ambos se enamoran, pero resulta que Chico está casado por lo que acaban separándose...
La animación es limitada pero bastante eficaz, los personajes transmiten un gran encanto, los decorados de La Habana, Nueva York, París y Las Vegas están logrados, e incluso contiene una persecución rodada con un buen nivel de calidad. La banda sonora está grabada por el gran músico cubano Bebo Valdés, incluye numerosas referencias o pasan por la pantalla grandes figuras como Charlie Parker, Dizzie Gillespie y sobre todo Chano Pozo, y la reconstrucción del ambiente en el que vivieron estos míticos artistas convierte esta película en una cita interesante para melómanos y aficionados a este tipo de música. El film incluye múltiples homenajes a películas como Casablanca, critica la censura hacia la música considerada "imperialista" del régimen de Fidel Castro, y logra ir creciendo en intensidad dramática, sobre todo hacia el final. Desentonan las secuencias de sexo, pues aunque el film claramente no va dirigido al público infantil, ya tiene un tono adulto, por lo que resultan innecesarias. (DECINE21).
-----------------------------------------------------------------------





No hay comentarios:

Publicar un comentario