Seguidores

sábado, 5 de febrero de 2011

THE FIGHTER








Película: The fighter. Dirección: David O. Russell. País: USA. Año: 2010.Duración: 115 min. Género: Drama. Interpretación: Mark Wahlberg (Micky Ward), Christian Bale (Dicky Eklund), Amy Adams (Charlene Fleming),Melissa Leo (Alice Ward), Jack McGee (George Ward). Guion: Scott Silver, Paul Tamasy y Eric Johnson; basado en un argumento de Keith Dorrington, Paul Tamasy y Eric Johnson. Producción: David Hoberman, Todd Lieberman, Ryan Kavanaugh, Mark Wahlberg, Dorothy Aufiero y Paul Tamasy. Música: Michael Brook.Fotografía: Hoyte Van Hoytema. Montaje: Pamela Martin. Diseño de producción: Judy Becker. Vestuario: Mark Bridges. Distribuidora: TriPictures. Estreno en USA: 17 Diciembre 2010. Estreno en España: 4 Febrero 2011.
-----------------------------------------------------------------------------------
Inspirada en hechos reales, “The fighter” nos cuenta la áspera pero a la vez cariñosamente humorística historia del regreso de un héroe del boxeo poco común: Micky Ward “El irlandés”, y de su hermanastro, Dicky Eklund, quienes tuvieron que enfrentarse como contrincantes antes de unirse en una dura pelea para ganar un importante campeonato y fortalecer sus lazos familiares.
-----------------------------------------------------------------------------------

Sujeto a unas reglas dignas del código escrito por el marqués de Queensbury, el boxeo en el cine es, de por sí, todo un reconocible minigénero que ha fintado con elegancia, y con contundencia, a parientes más respetables como el noir (Cuerpo y alma), lo social (Rocco y sus hermanos), lo deportivo (Rocky, aunque el primer título era realismo social en estado puro), el melodrama (Marcado por el odio) o todo junto concentrado (Toro salvaje). The Fighter es un uppercut fraternal, y familiar, disfrazado de biopic triunfalista. Los golpes que el jovenzuelo Ward (un Mark Wahlberg sensacional, condenado a perder a los puntos frente a Christian Bale, soberbio) soporta en el ring no son nada ante esas relaciones extrañas y dependientes con su madre (una Melissa Leo que se va a llevar todos los premios del año), sus hermanas (un coro irlandés que habría aplaudido con las orejas John Ford, pese a ser tan scorsesiano en el fondo, y con el sentido del humor de ambos realizadores) y, especialmente, con su hermano Dicky, ex boxeador, adicto al crack, pequeño delincuente, entrenador ocasional de su hermanito y lastre para este. Es en esa descripción del lumpen barrio de Lowell, en sus bares, sus tiendas y sus contenedores de basura, en ese gimnasio cutre…donde la cinta de David O. Russell brilla más que en sus combates filmados en plan retransmisión HBO.

A pesar de su épica del segundón, que mola (y si no, ahí estamos los fans del potro italiano Balboa), la verdadera fuerza del film está en los lazos familiares, tan tensos como las cuerdas del cuadrilátero, en los amores reñidos (Amy Adams, asimismo estupenda), y en ese mano a mano entre Micky y Dicky, entre la luz y la sombra, entre el éxito y el fracaso. Creo que desde la genial Fat City de John Huston que no había visto una película pugilística que me tocara tanto la fibra. Y para emociones fuertes, el plano final del film, complementario del inicial: ambos hermanos (los de la ficción, no los verdaderos que aparecen bromeando en los créditos de cierre) sentados en el sofá ante las cámaras, ante la cámara, seguramente unidos, seguramente separados y situados en las esquinas de un ring bastante más jodido que el del boxeo.(CINE 365).

------------------------------------------------------------------

En principio The Fighter iba a dirigirla Aronofsky, y como principales se había pensado en Matt Damon y Brad Pitt, pero al final ni Aronofsky se encargó de la dirección -David O. Russell fue el elegido; aunque eso sí, Aronofsky se adjudicó el cargo de productor ejecutivo-, ni Damon y Pitt aceptaron los papeles protagonistas, que recayeron en Bale y Wahlberg. Lo de Aronofsky es comprensible, y más después de dirigir la inmensa The Wrestler.

A pesar de los cambios, y de que el que se cepilla a la Weisz

Spoiler (Click para ver)
por la noche no estuviese tras las cámara, el resultado no es malo, para nada, todo lo contrario, es una película solida, con un trabajo de dirección impecable y un dueto actoral principal que está magistral, apoyado por unos secundarios de lujo que la elevan a un nivel superior consiguiendo la carga dramática que requiere el film; no tiene una carga emocional tan profunda como la de Rourke, ni se explora tanto el drama humano; se hace, sí, pero sin profundizar demasiado, sólo se dibuja por así decirlo. El boxeo es un genero muy mamado, y poco o nada se podía, ni se debía esperar, de ella, aunque ese no supuso un problema. Es un producto con fuerza y un buen envoltorio.

Tópica, sí, con el típico discursito sobre perseguir los sueños, sobre la redención, la familia, pero da igual, a pesar de no contar nada nuevo, a pesar de abusar de un género sobre el que ya se han hecho varias obras maestras, la película está a la altura y tiene alma propía.(EL SEPTIMO ARTE).

-------------------------------------------------------------------




1 comentario:

  1. Me gustó el blog. Enhorabuena. Vamos a hacer una conexión
    ideas? Y VIVA EL CINE!

    Abrazos

    www.ofalcaomaltes.blogspot.com

    ResponderEliminar