Seguidores

lunes, 7 de febrero de 2011

PRIMOS










Película: Primos. Dirección y guion: Daniel Sánchez Arévalo. País: España.Año: 2011. Duración: 97 min. Género: Comedia. Interpretación: Quim Gutiérrez (Diego), Raúl Arévalo (Julián), Adrián Lastra (Miguel), Inma Cuesta (Martina), Antonio de la Torre (Bachi), Clara Lago (Clara), Nuria Gago (Yolanda), Alicia Rubio (Toña), Marcos Ruiz (Dani). Producción:Fernando Bovaira y José Antonio Félez. Música: Julio de la Rosa. Fotografía: Juan Carlos Gómez. Montaje: David Pinillos. Dirección artística: Curru Garabal y Satur Idarreta. Vestuario: Fernando García. Distribuidora: Warner Bros. Pictures International España. Estreno en España: 4 Febrero 2011. No recomendada para menores de 7 años.
-----------------------------------------------------------------------------------
A Diego le ha dejado su novia plantado en el altar. Sus primos, Julián y José Miguel, deciden llevárselo a las fiestas del pueblo donde veraneaban de pequeños. Un fin de semana de juerga para olvidar y, sobre todo, intentar recuperar a su amor de adolescencia, Martina. A grandes males, grandes borracheras. Un plan infalible, ¿no?
----------------------------------------------------------------------------------

Igual que hiciera con su alabado film de exordio,'AzulOscuroCasiNegro', Daniel Sánchez Arévalo parte aquí de un cortometraje suyo anterior, '(Uno de los) primos', para dar un sorprendente giro a su carrera: si hasta ahora, sus dos largometrajes realizados (y buena parte de los cortos) se teñían con los ocres colores del drama, aquí la paleta se hace vibrante y plural, y la risa, incluso el dislate surreal, se apoderan de la escena, eso sí, sin abandonar el arrebatado romanticismo que, a estas alturas, es la marca mejor identificable del director.

Con un pletórico Quim Gutiérrez, convertido ya en actor fetiche de nuestro hombre, al frente de un elenco espléndido, se despliega una comedia amorosa que fija, ya desde su desopilante primera secuencia, sus coordenadas: una trama recorrida por un persistente aire antirealista (digan alocado, no pasa nada), el deseo de poner en solfa algunos aquilatados lugares comunes de la guerra de sexos (el carácter rocoso de ellos, el cálculo maquiavélico de ellas), hasta convertir el enamoramiento en un cómico estado perenne de zozobra. Se le puede poner algún que otro pero (Sánchez Arévalo sigue conociendo mejor a los hombres que a las mujeres), pero funciona con un ritmo implacable, con personajes incluso adorables y un sano, jocoso aire de juerga.(FOTOGRAMAS)

----------------------------------------------------------------------------------

Después del atracón de sentimientos y dramas personales de Gordos, era de esperar una resaca aún más compleja, igual de tragicómica o incluso que viajara más aún de un extremo emocional al otro. Sin embargo, Daniel Sánchez Arévalo se ha levantado sin desazón, ni dolores de cabeza anímicos para escribir y dirigir su tercera película, una resaca llevadera, feliz y entrañable de Gordos.

Primos es una comedia sencilla, sin aristas trágicas ni rincones agridulces. Está cargada de buenas intenciones, las de unos personajes y una historia creados con un único objetivo entretener al gran público. Gran idea. ¿O es que acaso el cine siempre tiene que dejarnos poso, sacudirnos y hacernos pensar? Al contrario, también se inventó para que pasemos un buen rato. Sin más. Y la huida al pueblo de la juventud, en plena borrachera de desengaño, de estos tres primos desquiciados es la mejor forma de aligerarnos de dramas propios.

Es imposible no soltar la carcajada mientras ves a Raúl Arévalo (más divertido que nunca, en un papel completamente alejado de lo que nos tiene acostumbrados), Quim Gutiérrez (en la línea de Una hora más en Canarias, genial) y Adrián Lastra (gran nuevo descubrimiento) sobre un escenario, bailando y cantando a la perfección los Back Street Boys. Muy difícil es no reírse de un Antonio de la Torre "correctísimo" de cinéfi lo borracho. O disfrutar de la fuerza de Clara Lago (cada vez más mayor) o Inma Cuesta, llevándose a los primos de calle y equilibrando el exceso de testosterona y de estupidez masculina.

No hay nada AzulOscuroCasiNegro en la playa o la plaza de Comillas que recorren los tres primos. Sólo mucho sol, prados verdes, fiestas de pueblo y mucho cachondeo. Y, sin embargo, todos sus habitantes, perfectamente dibujados, siguen llenos de la sensibilidad y ternura con la que Sánchez Arévalo ha dotado siempre a sus personajes por muy gamberros, hipocondriacos o romanticones hasta el empalague que sean.(CINEMANIA).

----------------------------------------------------------------------------------

“Primos” tiene prólogo, nudo y desenlace, como toda buena obra. En el orden adecuado. Unos actores por todos conocidos y, algunos, muy buenos. Está rodada en una tierra con aire fresco, Comillas (Cantabria), como la nueva corriente de una generación que intenta levantar el cine español. Daniel Sánchez Arévalo, el director, arriesga y vuelve a ganar.

Después de la “goyeizada” 'Azuloscurocasinegro', y la pasejera 'Gordos', la nueva película de Sánchez Arévalo es una comedia dramática de esas que te producen una sonrisa sana, que hace que te sientas bien por dos motivos: por saber que estás viendo un producto que te divierte y entretiene, y por afirmar que el cine español no está perdido.

A Diego (Quim Gutiérrez) le deja plantado la novia días antes de la boda, pero él decide ir a la iglesia, por si se arrepiente. Lógicamente, no aparece. Por despecho, decide ir a buscar al amor de su juventud al pueblo y empezar de cero. En este viaje le acompañarán sus primos (Raúl Arévalo y Adrián Lastra), que son algo más que primos.

No hay nada como rodearse de buenos amigos para trabajar. Sabes de antemano que la cosa, si no sale bien, al menos la risa está asegurada. Pero con unos profesionales de la talla de Raúl Arévalo o Antonio de la Torre, la cosa pinta bastante bien. Son actores que cogen un guión y lo hacen suyo, se mimetizan con la historia hasta pertenecer a ella. Capaces de cambiar de registro según el personaje lo requiera. En “Primos”, son los que llevan la voz cantante, pero el resto del elenco le siguen los pasos muy de cerca.

El “primo” principal, Quim Gutiérrez despliega una batería de gestos ya conocidos por todos en otras películas como Una hora más en Canarias, pero sale airoso y el joven actor Adrián Lastra (del musical Hoy no me puedo levantar) ameniza el filme de una manera sobresaliente. Y de las “primas”, si hay que destacar a alguna sería a Clara Lago. Empezó joven en esto de la actuación y no acababa de cuajar, pero al lado de Sánchez Arévalo ha ganado soltura y madurez. Total, que forman una panda bastante buena y correcta, correctísima.

“Primos” logrará imprimir en el espectador un buen rollo incapaz de olvidar, por lo menos durante un rato. Un guión con un prólogo (lo mejor de Quim Gutiérrez) sustancialmente lleno de pequeñas pinceladas de humor que harán que te acomodes en la butaca. Una banda sonora bien elegida y que despertará recuerdos en más de uno (¿os acordáis de los “Backstreetboys?). No abusa de planos de paisajes, porque no es importante saber dónde transcurre la historia y, además, el nombre de dicha localidad está impreso en las camisetas a lo largo de toda la película (una buena forma de fomentar el turismo). Y algún que otro desnudo que no chirría, como ocurre con otras películas de cine español y que dan paso a más humor.

Daniel Sánchez Arévalo ha creado una película natural, personal, de la que no se puede decir mucho más porque no tiene ninguna pretensión de ir más allá que la de mostrar una historia que se toma con humor. Pero, quizás, el fallo es que le falta buscar esa pretensión, esa pizca de madurez que la haga grande, porque no sólo los actores redondean una película. Hasta ahora, el trabajo del director han sido dramas y pasar a la comedia, de repente, es un gran salto en que te puedes caer o sobrevivir. Daniel sobrevive, lo supera y se demuestra a él y a los demás que también puede hacer comedias, aunque le falta camino.(EL SEPTIMO ARTE).

-----------------------------------------------------------------




No hay comentarios:

Publicar un comentario