Seguidores

lunes, 28 de noviembre de 2011

EL GATO CON BOTAS EN 3D



Película: El Gato con Botas 3D. Título original: Puss in Boots. Dirección:Chris MillerPaís: USAAño: 2011. Duración: 90 min. Género: Animación,aventurascomediafamiliarDoblaje original: Antonio Banderas (Gato con Botas), Salma Hayek (Kitty Zarpassuaves), Zach Galifianakis (Humpty Dumpty), Billy Bob Thornton (Jack), Amy Sedaris (Jill), Guillermo del Toro  (comandante/hombre del bigote), Constance Marie (Imelda). Guion: Tom Wheeler; basado en un argumento de Brian Lynch, Will Davies y Tom Wheeler. Producción: Joe M. Aguilar y Latifah Ouaou. Música: Henry Jackman. Montaje: Eric Dapkewicz. Dirección artística: Guillaume Aretos. Distribuidora: Paramount Pictures SpainEstreno en USA:28 Octubre 2011. Estreno en España: 25 Noviembre 2011Calificación por edades:Apta para todos los públicos


Mucho antes de que conociera a Shrek, el conocido espadachín, amante y fuera de la ley Gato con Botas se convierte en un héroe al emprender una aventura junto a la dura y espabilada Kitty Zarpassuaves y el astuto Humpty Dumpty para salvar a su pueblo. Complicándoles las cosas por el camino están los infames forajidos Jack y Jill, que harán cualquier cosa para que Gato y su banda no lo consigan.

....Si algo cabe reconocerle a DreamWorks Animation es su capacidad para haber desarrollado una especie de sello propio, un llamémosle pragmático estilo personal que no todo el mundo es capaz de proyectar con el que dar cobijo a producciones que, por lo usual, suelen ser tan entretenidas como olvidables, quizá no siempre tan eficaces como cabría esperar pero lo suficiente como para que caigamos en la tentación de darle una nueva oportunidad a la siguiente ocasión que se presente, una apuesta por la inmediatez de resultados antes que por la prevalencia en el recuerdo sólo rota ocasionalmente por la aplicación de la formula más allá de sus límites, casos de 'Cómo entrenar a tu dragón', 'Kung Fu Panda' y por supuesto y por encima de ellas 'Shrek', una de las pocas producciones animadas norteamericanas que en los últimos años ha podido mirar a la cara a buena parte de lo producido en cierta compañía con una lámpara en su logo, referente inevitable que no imprescindible. ¿En qué grupo metemos a la que en caso de éxito será la primera aventura en solitario de este aguerrido minino?

'El Gato con Botas' es una buena película... de animación, lo que no quiere decir que necesariamente sea una buena película propiamente dicha. De hecho si es buena, principalmente, es porque le añadimos esa coletilla que en otras ocasiones puede ser tremendamente despectiva al reducir la consideración que se pueda tener hacia una producción al medio con el que está hecha. ¿'Avatar' es (o era) buena, mala... o en 3D? Sin embargo, lo uno no quita lo otro, y no es menos cierto que referirnos a una película de animación como si fuera una película de animación es un eufemismo que simboliza a la perfección las intenciones de entre otras DreamWorks Animation para con el grueso de "su cine"; es lo que mejor sabe hacer, y es lo que es 'El Gato con Botas'. Porque si cuando hablamos de una cinta de animación más o menos todos nos hacemos una misma idea en torno a lo que cabe esperar, más aun cuando como es el caso viene auspiciada por una compañía que tiene las cosas claras y las intenciones de sobra contrastadas, todo ello aliñado con una animación por lo general siempre sensacional. 

La diferencia entre el bien y el mal, he aquí donde la está el matiz principal respecto a sí misma, la competencia y otros derivados, es que se apliquen las directrices de toda producción animada con más o menos maña, habilidad y fortuna, condicionantes que es donde 'El Gato con Botas' puede que no se gane la posteridad... pero sí el momento, el de distraer sin prejuicio alguno mientras se nos dan los suficientes motivos como para dar por bueno el dinero invertido en la entrada, y que no es poca cosa aunque pueda sonar a poca cosa dado que algunas producciones han sido capaces con los mismos ingredientes de ir más allá. Podría ser mejor, sí, pero también podría ser peor, y dadas las intenciones el resultado no puede sino calificarse de acertado y coherente. Lo he dicho ya, pero lo repito: 'El Gato con Botas' es una buena película... de animación. Entiéndase esto como una producción animada que cumple los objetivos que imperan en su gueto y que dentro de sus autolimitaciones resulta de lo más efectiva. Es como poco entretenida, resulta inofensiva para cualquier edad, mayormente simpática (aunque no tan divertida como pretende) y con un personaje protagonista verdaderamente carismático, se complica lo justo con un guión sólidamente sencillo y práctico, y su acabado técnico es de primerísimo nivel, ya sea en dos o en tres dimensiones, y al que además acompaña una partitura de lo más animada elaborada para la ocasión por el prometedor Henry Jackman.

'El Gato con Botas' viene a ser la clásica producción de la compañía del niño en la luna, un poco mejor que la media eso sí y aun por debajo de sus grandes hits a su vez por encima de sus grandes blufs. Realizada de forma más que ejemplar por un Chris Miller mucho más acertado que con 'Shrek Tercero', se trata de una producción que dentro del cada vez más saturado y saturable mercado del cine de animación no aporta mucho más que unos 80 minutos de distracción garantizada. No es memorable como tampoco lo son todas las películas de Disney, algo que no impide que esta tenga su por otro lado merecida (aunque heredada) buena fama. DreamWorks Animation también tiene la suya, y con 'El Gato con Botas', que cumple y funciona como cabe esperar, no hace sino corroborarlo. Y visto lo visto y como no parece que les vaya nada mal, no hay por qué pedir más... bueno, si acaso, que de esta no hagan cuatro, con eso vale, que a la primera el ogro verde también tenía su gracia.(EL SEPTIMO ARTE).

Nota: 6.75



He llegado a tal grado de amor-cursilería con el reciente cine de animación occidental (bueno, americano) que ya me conformo con que cualquier película de dibujos no resulte frontalmente idiotizadora (para eso están la tele y el colegio, ¿no?). Tal es el caso de este frescales spin off de la reiteradamente antipática, falsamente ingeniosa y arteramente neocon Shrek, que, por fortuna, bien poco tiene en común con su franquicia madre, ni en ritmo, ni en tono cómico, ni en formato narrativo, ni, sobre todo, en contenido.
'El Gato con Botas' se aparta de la ironía moralistilla que la saga del ogro verde adoptó como sello legitimador, para limitarse a ser (nada menos) que una celérica y bien articulada sucesión de viñetas donde los guiños esporádicos pueden disfrutarse como tropezones cinéfilos sin que te atragantes con el puré referencial. Y aloja, en su ceñido metraje, tanto una apuesta por la ligereza como una mera disposición fílmica bastante más honestas y lúcidas que la mayoría de los largos animados vistos últimamente. Montaña rusa de gags a menudo afortunados, al final no estamos sino ante la plasmación del travieso talento de Antonio Banderas para la metamorfosis vocal, capaz de brincar de Errol Flynn a Eastwood, de James Bond a Cary Grant. Vamos, que lo suyo es verla en versión original.(FOTOGRAMAS).




Desde un punto de vista puramente técnico, “El Gato con Botas 3D” luce bien ─faltaría más en los tiempos que corren─, con un aspecto visual muy cuidado especialmente en términos de iluminación; aunque tampoco es que destaque sobre el resto de compañeras animadas, no nos vamos a engañar, y el 3D, sin resultar en absoluto invasivo, sigue pareciendo tan innecesario como en la mayoría de los casos. Se agradece igualmente su metraje ajustado a la hora y media de rigor, y la rapidez con la que transcurren unos acontecimientos encaminados a poco más que hacer pasar el rato, arrancar amables carcajadas en la familia y dejar el camino abierto a lo que pueda venir; veremos si son capaces de parar aquí o si siguen exprimiendo una idea que tampoco parece dar para mucho más. La taquilla dirá.(LA BUTACA).

No hay comentarios:

Publicar un comentario