Seguidores

viernes, 23 de marzo de 2012

EXTRATERRESTRE





Película: Extraterrestre. Título internacional: Extraterrestrial. Dirección y guion: Nacho VigalondoPaís: EspañaAño: 2011. Duración: 90 min.Género: Comedia románticaciencia-ficciónInterpretación: Michelle Jenner (Julia), Julián Villagrán (Julio), Carlos Areces (Ángel), Raúl Cimas(Carlos), Miguel Noguera (tipo). Producción: Nahikari Ipiña y Nacho Vigalondo. Música: Jorge Magaz. Fotografía: Jon D. Domínguez. Dirección artística:Idoia Esteban. Vestuario: Ana María Holgueras. Distribuidora: Vértigo FilmsEstreno en España: 23 Marzo 2012Calificación por edades: No recomendada para menores de 12 años. 


En “Extraterrestre”, Julio y Julia no se conocen el uno al otro, pero despiertan en la misma cama después de una borrachera de la que no recuerdan nada. Él se enamora al instante; ella no. Y por si la situación no fuese lo suficientemente incómoda, Julio y Julia se dan cuenta de que un gigantesco OVNI flota sobre la ciudad. 


......Deliciosamente lánguida, agudamente profunda, “Extraterrestre” no es sino un radical circunloquio en torno a una post data emocional, concretada en un clímax que invita a la reflexión acerca de lo que nos impulsa como seres individuales. Vigalondo, además, se desvela como un gran director de actores, exprimiendo las posibilidades de un reparto minúsculo en el que cómicos de raza como Villagrán, Raúl Cimas y Carlos Areces orbitan alrededor de una Michelle Jenner estupenda como dulce objeto de deseo; mención aparte merece un autorreferencial Miguel Noguera, guinda de un pastel que demuestra una vez más que, con poco, se puede hacer mucho. (LA BUTACA).


.....  "Extraterrestre", su segundo largometraje, se adentra en un género bien distinto, utilizando una nave espacial como trasfondo encierra a los personajes en un edificio, dando lugar a una historia de amor que también es comedia, creando la inusual mezcla de géneros, la ciencia-ficcion y la comedia romántica, no se dejen engañar por el cartel, aquí el ovni solo es una excusa para mantener la tensión del momento, un motivo para llevar a estos personajes a determinadas situaciones y elaborar un guión inteligente, una historia muy bien contada y sorprender en su tercer acto. En ningún momento la historia decae, no deja de sorprender por lo rebuscado de su guión y los giros inesperados que van sucediendose, una lastima que no introdujera mas elementos de ciencia-ficción en la historia, sobre todo para complacer a los amantes de la misma. Abandone la sala con la experiencia de haber visto una buena película que sin duda esta por encima de la media, pero con la sensación de que podría haber sido mucho más.

   La pareja formada por Julián Villagrán y Michelle Jenner esta fantástica, Raúl Cimas y Carlos Areces sostienen gran parte de las escenas que provocaron mas risas, actores ya curtidos en el genero de la comedia que hacen un humor fresco, inteligente y original. Destacar a Raúl Cimas, grande en su actuación y muy grande en algunas de las escenas que mas risas crearon.

   Quizás tenga dudas sobre la aceptación que tendrá la película cuando se estrene en salas españolas, la forma en la que se ha promocionado la cinta no ha sido la mas correcta, aunque ya desde hacia tiempo Nacho señalaba y daba pistas sobre lo que nos íbamos a encontrar, unos la adoraran y otros la repudiaran, pero lo que no se puede negar es que estamos ante el que seguramente sea uno de los directores españoles actuales que mas ha encandilado al otro lado del charco, véase la experiencia ocurrida con "Los cronocrimenes", si algo sabe hacer Nacho, además de buenas películas, es promocionarlas, sabe venderlas, cuando apareció el cartel todo el mundo se preguntaba por la pelota de tenis, algo irrelevante si tenemos en cuenta que en el mismo cartel aparece un ovni (gran detalle y muy inteligente el uso de la pelota en la película). Esperemos a ver que tal la trata el tiempo y la taquilla, desde luego que a quien escribe le ha encantado, y logro crear carcajadas y aplausos en la sala, lo cual no es nada fácil y ya es todo un logro. (EL SEPTIMO ARTE)



Como bien saben los seguidores de la ciencia-ficción y el cine de catástrofes, la última palabra en la evolución de esos géneros pasa por conjugarlos en clave íntima: colocando el acento en el yo de esta era del narcisismo. Vigalondo propone aquí una estimulante variación sobre el modelo, al colocar la sombra (y la posibilidad) de una aparatosa invasión sobre lo que parece una comedia portátil de enredos sentimentales. Al abrir los ojos, su protagonista descubre lo que podría ser la respuesta legañosa y unplugged a lo que veía Richard Dreyfuss al final de Encuentros en la Tercera Fase (Steven Spielberg, 1977). En una (cotidiana) tierra extraña, se convertirá en el intruso dentro del tenso juego de fuerzas (sentimentales) que ha crecido en un rellano de escalera, mientras, sobre los cielos de Madrid, un presunto ejército invasor parece suscribir aquel bartlebyano preferiría no hacerlo. Del mismo modo que, por debajo de Los Cronocrímenes (historia de un tipo que construye y destruye su fantasma sexual), latía el recuerdo de Vértigo (Alfred Hitchcock, 1958), Extraterrestre revive la memoria de otro clásico imperecedero: Casablanca (Michael Curtiz, 1942), cuya épica de la retirada palpita en las decisiones que toma un antiheroico Julián Villagrán ante las derivas de ese héroe paranoico que compone un Raúl Cimas soberbio. (FOTOGRAMAS).

No hay comentarios:

Publicar un comentario