Seguidores

viernes, 1 de junio de 2012

BLANCANIEVES Y LA LEYENDA DEL CAZADOR




Película: Blancanieves y la leyenda del cazador. Título original: Snow White and the huntsman. AKA: Blancanieves y el cazador. Dirección: Rupert SandersPaís: USAAño: 2012. Duración: 128 min. Género: Fantástico,acciónInterpretación: Kristen Stewart (Blancanieves), Charlize Theron  (reina Ravenna), Chris Hemsworth (Eric, el cazador), Sam Claflin (príncipe William), Bob Hoskins  (Muir), Toby Jones (Coll), Nick Frost (Nion), Ian McShane (Beith), Ray Winstone (Gort), Brian Gleeson (Gus). Guion: Evan Daugherty, John Lee Hancock y Hossein Amini; basada en una historia de Evan Daugherty. Producción: Sam Mercer y Joe Roth. Música: James Newton HowardFotografía: Greig Fraser. Montaje: Conrad Buff y Neil Smith. Diseño de producción: Dominic Watkins. Vestuario: Colleen Atwood.Distribuidora: Universal Pictures International Spain. Estreno en USA: 1 Junio 2012.Estreno en España: 1 Junio 2012. Calificación por edades: No recomendada a menores de 12 años.



En “Blancanieves y la leyenda del cazador”, Kristen Stewart encarna a la única mujer que supera en belleza a la malvada reina Ravenna, quien hará todo lo posible por seguir siendo la más bella del reino. Pero la malévola reina no podía imaginar que la muchacha que escapó de sus garras y que ahora amenaza su dominio ha aprendido a defenderse con la ayuda de Eric el Cazador y el príncipe William.


.....He echado también de menos el sentido del humor. No tiene. Ni una gota. Todo es trágico, siniestro, serio, y finalmente épico… Pero de humor nada de nada. Eso perjudica la creación de una química más directa, estilo guerra de sexos, entre el cazador y Blancanieves, algo que habría beneficiado un desarrollo más dinámico de la historia evitando la caída de ritmo que he mencionado antes. En lugar de eso, se plantea un extraño requiebro a la versión original del relato con el beso del príncipe que merced a un juego de miradas entre Blancanieves y el cazador deja en el aire en plan intriga si hay rollito o no entre ellos y haciéndome sospechar que se les ha pasado por la cabeza facturarse una secuela si el rendimiento en taquilla de ésta les convence.
En la manera de desenvolverse visualmente camino de su desenlace la película no duda en tirar de un recurso algo manido, el plano aéreo y paisajístico, buscando una especie de tono épico heredado de El señor de los anillos, con varios planos que recuerdan los paseos por la Tierra Media de la Hermandad del Anillo. Menos mal que consigue levantar otra vez el vuelo en la parte final, proponiéndonos el enfrentamiento definitivo entre la heroína y la villana, en una fase de la historia en la que ya ha quedado muy lejos el relato original y parece abrirse paso a otro tipo de historia que, si ustedes me lo permiten, me hace sospechar que caso de haber una secuela podría ser, con relativa facilidad, más interesante que esta primera película.

Porque el problema con Blancanieves u otro cualquier cuento infantil es que, nos gusten o no, nos los conocemos del derecho y del revés, lo cual reduce la posibilidad de sorprender, por novedosa que sea la versión.
He de reconocer que han sabido darle una personalidad propia a esta versión, proporcionándonos además numerosos momentos de acción trepidante y la oportunidad de ver a una Charlize Theron en plenitud, pero por otra parte creo que se les ha ido un poco de tiempo, me sobra el desvarío ecológicofestivo del ciervo, las hadas y la tortuga florero, y alguien debería decirle a Kristen Stewart que está mucho más guapa en cámara cerrando los labios en lugar de tener la boca abierta continuamente como si siguiera esperando que Edward Cullen venga a hacerle una visita. A la escena en de la muerte posterior a morder la manzana me remito.
Resumiendo: moderadamente entretenida, más aún en su trepidante primera parte que en la segunda, con un trío de cazador, Blancanieves y príncipe al que creo que podrían haberle sacado más jugo en el guión, porque los actores cumplen, si bien la parte del león en lo referido a lucimiento se la lleva Charlize Theron.(REVISTA ACCION).


A finales de los años ochenta, Milos Forman y Stephen Frears se acordaron a la vez, que ya es casualidad, de Choderlos de Laclos. En 1991, el legendario Robin Hood resucitó inesperadamente nada menos que en dos películas, una protagonizada por Kevin Costner, la otra por Patrick Bergin. Un año más tarde, con la excusa de los fastos del quinto centenario del descubrimiento de América, dos superproducciones sobre la figura de Colón asaltaron nuestros cines. Poco después, cuando ya casi habíamos olvidado el mítico duelo en O. K. Corral, dos westerns simultáneos rescataron a Wyatt Earp (Costner otra vez en la versión de Kasdan). Años más tarde, dos “biopics” (notables ambos) sobre Truman Capote. ¿Seguimos?
Esta obsesión por la duplicidad, fruto sin duda del espionaje industrial, de la rivalidad depredadora de las productoras, se ha cebado esta temporada con la dulce Blancanieves. Hace unos meses aterrizó la versión del exótico Tarsem Singh, tan estilizada como discutible, y ahora nos llega la del debutante Rupert Sanders, menos pretenciosa en cuanto a estilo pero bastante más gustosa en tanto que cinta de aventuras de corte tradicional: Sanders podrá no ser un cineasta creativo, pero es un aceptable Richard Thorpe de la era digital. La película respeta las líneas maestras del popular cuento, aunque nos las sirve con un “aggiornamento” comprensible, ahí donde los hermanos Grimm conviven con Tolkien. Si bien algunos momentos tienen un aire de anuncio de perfume (la rosa en la nieve del principio, las gotas de sangre), su estética no aparece afectada ni siquiera en los hermosos pasajes del bosque de las hadas. Y en lo tocante a las muy publicitadas presencias de Kristen Stewart y Charlize Theron, nada que objetar: ambas están en su punto adecuado, exhalan sensualidad y ternura (Kristen) y sensualidad y maldad (Charlize) a granel. El clímax de los dos besos y la dreyeriana resurrección es todo un puntazo. Eso sí: Walt Disney puede seguir durmiendo tranquilo, porque su “Blancanieves” permanece imbatible. Veremos si Pablo Berger, con su osada aproximación silente y blanquinegra, logra hacerle toser en su tumba.(FOTOGRAMAS).



......Escenarios naturales fantásticos se prestan a ensalzar un espléndido diseño de producción, en un montante embriagador en sus claroscuros y que define un mundo en el que el amor sana y el odio pudre lo que alcanza ─como siempre, pero más─, un tentador microuniverso deliciosamente cálido y pérfido a un tiempo. Semejante cuidado salva los escasos atascos narrativos de la trama, que tiene en una homicida Charlize Theron y un doblemente increíble elenco de enanos ─por acumulación de talentos y por el trabajo del departamento de caracterización─ sus mejores valores humanos; Kristen Stewart, tan sosaina como es habitual, se constata como mero reclamo mecánico para las masas teen, mientras que un tarugo Chris Hemsworth se limita a lucir corpachón resultando tan simpático como el Thor que le ha dado fama. Dos Blancanieves, dos aciertos. Vamos bien.(LA BUTACA).
Calificación: 7/10

2 comentarios:

  1. BLANCANIEVES ES MI PRINCESA FAVORITA!

    ResponderEliminar
  2. YO CONOZCO A ESTAS BLANCANIEVES Y A ESTAS MALVADAS MADRASTRAS DE BLANCANIEVES:
    DISNEY(1937).
    LILY COLLINS Y JULIA ROBERTS(2012).
    KRISTEN STEWART Y CHARLIZE THERON(2012).
    DIANA RIGG,NICOLA STAPLETON Y SARAH PATTERSON(1987).
    MONICA KEENA,SIGOURNEY WEAVER Y TARYN DAVIS(1997).
    KRISTIN KREUK Y MIRANDA RICHARDSON(2001).
    ELIZABETH MCGOVERN Y VANESSA REDGRAVE(1984).
    JETLAG PRODUCTIONS Y GOODTIMES ENTERTAINMENT(1995).

    ResponderEliminar