Seguidores

domingo, 30 de septiembre de 2012

BLANCANIEVES






Película: Blancanieves. Dirección: Pablo BergerPaíses: España y Francia.Año: 2012. Duración: 90 min. GéneroDramaInterpretación: Maribel Verdú(Encarna, la madrastra), Daniel Giménez Cacho (Antonio, el padre), Pere Ponce (Genaro, el chófer), Ángela Molina (doña Concha), José Maria Pou(don Carlos), Inma Cuesta (Carmen de Triana), Macarena García (Carmen / Blancanieves), Sofía Oria (Carmencita), Ramón Barea (don Martín). Guion: Pablo Berger; inspirado en el cuento de los hermanos Grimm. Producción: Pablo Berger, Ibon Cormenzana y Jérôme Vidal. Música: Alfonso de Vilallonga. Fotografía en B/N:Kiko de la Rica. Montaje: Fernando Franco. Diseño de producción: Alain Bainée.Vestuario: Paco Delgado. Distribuidora: Wanda VisiónEstreno en España: 28 Septiembre 2012Calificación por edades: Apta para todos los públicos.


“Blancanieves”, de Pablo Berger, es una adaptación muy libre del popular cuento de los hermanos Grimm, ambientada en los años 20 en el sur de España. Blancanieves es Carmen (Macarena García), una bella joven con una infancia atormentada por su terrible madrastra, Encarna (Maribel Verdú). Huyendo de su pasado, Carmen emprenderá un apasionante viaje acompañada por sus nuevos amigos: una troupe de enanos toreros. Con un final inesperado y sorprendente, “Blancanieves” nos descubrirá que la vida no es como en los cuentos, sino como en un melodrama gótico.


Ahora sí que sí. Este viernes va a celebrarse la última clase de esa asignatura a la que el cine nos ha sometido, sin que nosotros lo acabáramos de pedir. El título: "Blancanieves 2012 I" (siempre hay más partes en toda fábrica de créditos universitarios que se precie). Quien haya hecho los deberes a lo largo del año, recibirá el título prometido de Doctor en el cuento de los hermanos Grimm -faltaría más- y podrá contestar, a modo de cuestionario, a una pregunta que obviamente estará planteada tipo test, por aquello de ahorrarle tiempo al pobre corrector. Dirá así: "¿Cuál ha sido la película de Blancanieves estrenada en el año 2012 que más le ha gustado? a)- 'Blancanieves (Mirror, Mirror)', de Tarsem Singh. b)- 'Blancanieves y la leyenda del cazador', de Rupert Sanders. c)'Blancanies', de Pablo Berger. d)- Ninguna de las anteriores."

A sabiendas que para gustos, los colores, la concesión del certificado no estará condicionada a la respuesta del encuestado. Pero ya que estamos analizando, servidor tiene clarísima su preferencia. No la de Tarsem Singh. No la de de Rupert Sanders. La de Pablo Berger. La mejor. De largo. Antes de ir a la sala de cine, dos handicaps de los más fuertes. Injustos -e injustificables dirán otros-, sí, pero innegables. El primero, la estela de premios y aplausos que "un tal" Michel Hazanavicius conquistó hará poco menos de un año con una propuesta estéticamente (en negrita mejor) muy similar. Lo nuevo, aunque en realidad sea tan viejo como el cinematógrafo, gusta. Lo viejo, aunque sea tan "nuevo" como, por ejemplo, el 3D, gusta. Lo viejo, si tiene apariencia de antiguo, echa para atrás. Hasta aquí la pelota mental.

Segundo prejuicio: a estas alturas el mítico relato de los Grimm, ya de por sí imprimido a fuego en la cultura popular, sin necesidad de película alguna, ya está más sobado que las excusas económicas de nuestro gobierno. Una vez más, con las historias que ya sabemos, preferimos no tener que pasar por el peaje para que nos las cuenten. Con las historias nuevas sucede justamente lo contrario: nos matamos los unos a los otros si hace falta con tal de descubrir nuevas fórmulas; nuevas sensaciones. Es mentira podrida. Pero a base de mentiras funcionamos... no hay que mirar el Congreso de los Diputados. Ya lo dejo. El caso es que si consigue sacarse de encima todos estos absurdos y contraproducentes prejuicios, el espectador (de cualquier edad; con cualquier gusto) descubrirá un prodigio. Una maravilla.


Una razón para seguir creyendo en ese séptimo arte que tantos palos nos da... pero que de vez en cuando sabe recompensar nuestra fe. Y ahí está. La pobre huérfana (atentos a Macarena García), la madrastra (estupenda Maribel Verdú), el castillo, los siete enanitos, la manzana, el cazador (de talentos)... todos estos elementos desde hace siglos instaurados en el imaginario colectivo se trasladan a la Andalucía de principios del siglo XX. Se nos presentan todos los factores en un blanco y negro que quita el hipo, y tan mudos como el presidente de nuestro gobierno cuando realmente se necesita que dé la cara. Ésta ha sido la última, lo prometo. La pantalla del cine vuelve a los orígenes, adoptando su forma cuadrada original, para narrarnos por enésima vez una historia fundamental a la hora de originar nuestra cultura. En este marco tan fundamental; tan original, si se permite, todo es posible.

Es posible que el toreo sirva para presentar a la familia de la heroína. Es posible que el flamenco se use como fondo dramático. Es posible que la provocación sexual se encarne en la villana de la función. Es posible que el legendario castillo se convierta en un mausoleo dedicado a tiempos pasados, y símbolo del muy nuestro latifundismo. Dicho esto, el factor pereza ante estas características no debería existir, sobre todo gracias a (ya ahora es cuando el inconveniente debería transformarse en incentivo) aquella joya titulada 'The Artist' que cautivó a medio mundo. Por si todavía persistiera, servidor se ve con la obligación moral de hacerse pesado, e insistir en que los rumores que nos llegaron del Festival de Cine de Toronto hace unos días (y que posteriormente se harían más fuertes en San Sebastián) no eran falsos.

'Blancanieves' realmente es el prodigio que nos han vendido. Es la enésima muestra de que no hay nada más universal que el cine silente bien hecho. No hay nada más disfrutable que reconocer en la misma proyección a genios de la talla de Fritz lang, F.W. Murnau, Tod Browning, Charles Chaplin... y sí, incluso al Billy Wilder de 'El crepúsculo de los dioses'. Pablo Berger, un loco -bendita locura- que después de filmar la deliciosa 'Torremolinos 73' (también muy nuestra... y muy exportable), decidió embarcarse en una misión imposible que, tras mucho sudor y muchas más carambolas -así se dan los milagros-, se convirtió no sólo en una de las mejores cintas recientes de nuestra filmografía, sino también de todo el mundo. 'Blancanieves', que pasa por ser seguramente la mejor interpretación del clásico de los hermanos Grimm de todos los tiempos, son toneladas de cine en estado puro concentradas poco más de hora y media de metraje. Es una mezcla (solamente posible cuando se celebra el arte llevado a su máxima esencia), de comicidad, tristeza, terror y mucho, mucho duende. Una obra inmensa, que huele a premios a la legua. Ojalá. Una película tan perenne como el cine original. ¡Olé!(EL SEPTIMO ARTE).



 Una década después de la notable “Torremolinos 73”Pablo Berger dirige “Blancanieves” (ver tráiler y escenas), fantástica propuesta que corre el riesgo de ser tildada de oportunista por estrenarse cuando aún resuenan a lo lejos los ecos de aquella “The artist” (2011) con la que comparte esencias formales evidentes, pero que sin embargo comenzó a gestarse  mucho antes de que Michel Hazanavicius encandilara a crítica y público con la historia de George Valentin. Las cosas de la industria.
«Bienvenida a tu nuevo hogar, pequeña». El cineasta, también firmante del guion, aúna de manera espectacular en este homenaje a lo más eterno del séptimo arte las pautas básicas del texto original de los hermanos Grimm con los tópicos más reconocibles del españolismo rancio, en un drama sorprendente vigoroso en su narración gracias a un montaje alucinógeno y a una disposición visual que equilibra candor, emoción, tenebrismo y bizarrismo freak con asombrosa facilidad. Abiertamente expresionista, la aventura de una niña desvalida que emerge a pesar de sus circunstancias hipnotiza por lo elaboradísimo de su puesta en escena, en un despliegue técnico fabuloso arropado por una impetuosa banda sonora de Alfonso de Vilallonga tan sólo interrumpida por algún que otro guiño al sonoro perfectamente medido.
Además, Berger trata con inteligencia los elementos más brutales y vergonzantes de eso que se llama fiesta nacional, abriendo la puerta a un público universal por su uso del toreo como marco generador de vibraciones, sin regodeos ni incidencias en el sufrimiento animal. Como cine mudo que es, “Blancanieves” es una película de rostros, de gestualidades, y el reparto al completo, desde la luminosidad infantil de Sofía Oria y Macarena García hasta la paternal cercanía de Daniel Giménez Cacho y la brillantez de una genial Maribel Verdú está a la altura de transmitir con sus expresiones lo que sus bocas silentes claman escasamente a través de rótulos intercalados. “Blancanieves” es una sorpresa y una alegría, y la opción más evidente ─y merecida, sin duda─ de cara a los próximos premios Goya. Les felicitamos desde ya mismo. ElOscar® ya es otro cantar, esa es batalla más complicada.(LA BUTACA).



Era complicado que, nueve años después de Torremolinos 73, Pablo Berger hiciera algo todavía más sorprendente, exquisito, deslumbrante. La buenísima noticia es que lo ha conseguido, con esta Blancanievesque no se conforma con ser una versión más del cuento de toda la vida, sino que integra otros relatos e influencias argumentales y estéticas hasta desembocar en la película final que es: una virguería, tomando virguería (o filigrana) como nuevo género cinematrográfico del Siglo XXI. No es un homenaje convencional al cine mudo. Es mucho más. No es un film en blanco y negro: es eso, sí, pero con dosis extra de diversión, movimientos de cámara, música, alegría narrativa, fusión.
Estamos, pues, ante un viaje a los orígenes de la imagen explicados por un inspirado y fabulador, Berger, que, como el Josep Maria Pou del tristísimo tramo final del film, sabe que tiene algo extraordinario que mostrar, y no metido en una estrecha urna de circo cutre, sino en una pantalla grande que, poco a poco, va mostrando un carrusel de historias, personajes, vivencias, emociones. Blancanieves ha tardado en llegar para no desaparecer de nuestras retinas (nunca) jamás.(FOTOGRAMAS).

No hay comentarios:

Publicar un comentario