Seguidores

sábado, 1 de diciembre de 2012

LA VIDA DE PI





Película: La vida de Pi. Título original: Life of Pi. Dirección: Ang LeePaís:USAAño: 2012. Duración: 127 min. Género: DramaInterpretación: Suraj Sharma (Pi Patel), Irrfan Khan (Pi adulto), Tabu (Gita Patel), Gérard Depardieu (Cook), Rafe Spall (escritor), Adil Hussain (padre de Pi). Guion:David Magee; basado en la novela homónima de Yann Martel. Producción:David Womark, Gil Netter y Ang Lee. Música: Mychael DannaFotografía: Claudio Miranda. Montaje: Tim Squyres. Diseño de producción: David Gropman. Distribuidora:Hispano FoxfilmEstreno en USA: 21 Noviembre 2012. Estreno en España: 30 Noviembre 2012Calificación por edades: No recomendada para menores de 7 años.


En “La vida de Pi” conoceremos a Pi Patel, un muchacho cuyo padre es el dueño del zoológico de la ciudad de la India en la que viven. Su familia decide marcharse a Canadá, pero una tormenta hace naufragar el barco en el que viajan. Pi consigue salvarse gracias a una barcaza en la que también hay otro “pasajero”, un tigre de Bengala al que el joven intentará domar para poder sobrevivir.

.
.......Entre el drama íntimo y la invitación a la concordia espiritual ─la coctelera mística que aquí se propone es difícil de igualar en su amabilidad para con el creyente de otras disciplinas religiosas─, “La vida de Pi” transita con placidez para contarnos que no somos más que granos de arena en un desierto infinito, pero que cada grano, por pequeño que sea, cuenta en el conjunto. Y de qué manera. En definitiva, se trata de una propuesta notable, que pujará con fuerza por estatuillas doradas en el plano técnico ─la integración digital es ciertamente espectacular─, pero que tal vez podría haber alcanzado planos superiores considerando el trasfondo humano que la puebla. Aunque eso no la hace menos recomendable.
Calificación: 7/10. (LA BUTACA).



.......En 'La vida de Pi', por derecho propio una de las mejores películas del año (aunque esta frase este tan gastada que carezca de valor alguno), encontramos todo aquello que al menos a los ojos de un servidor cabe encontrar en todo GRAN título, escrito en mayúsculas para que se lea incluso a dos metros de distancia del ordenador: es sumamente entretenida, con nuestro interés siempre pendiente de la pantalla; ofrece diversos momentos, detalles e imágenes para atesorar en el recuerdo; permite una doble lectura para darle a la cabeza y tener de qué hablar con el/los acompañantes... y ante todo, posiblemente, que se trata de un filme puede que no único, es posible, pero sí muy personal y reconocible. ¿Cuantas historias sobre un indio en una barca con un jodío tigre conocen... que además sean buenas? Sólo por salir airoso de tamaño desafío, sólo por lograr que 'La vida de Pi' sobreviva a lo que podría haber sido un doloroso (y caro) naufragio, la cinta ya se merece un aplauso y la imagen de Chuck Norris con el pulgar levantado certificando un trabajo bien hecho.

Uno se imagina, de la misma manera que un servidor delante del ordenador, a Ang Lee delante del original de Yann Martel preguntándose ¿cómo diantres voy a darle forma a esto? Y ambos por fin le hemos dado salida a nuestra criatura... si bien eso no quiere decir que nos hayamos olvidado de ella, ni mucho menos, porque podría escribir mucho más y bien sobre lo que, como ya digo, para mí es algo más que una película. Espera, un momento, ¿hablamos de mí... o hablamos de 'La vida de Pi'? Sobre ambos. Pero ¿acaso no ya he dicho lo suficiente? ¿acaso hace falta más grandilocuencia y palabras altisonantes? ¿acaso no corro el riesgo de que mi encarecida recomendación abra paso de par en par al "no es para tanto" tan poco virtuoso? Sea lo que fuera 'La vida de Pi' no deja de ser una película sobre un indio en una barca con un jodío tigre... pero no es el principio de un chiste, no, es más bien el potencial principio de una gran amistad. Y durante todo esto tiempo sólo he tenido claro cuál iba a ser el final de este texto: YO SÍ CREO. Jodío Richard Parker...(EL SEPTIMO ARTE).


.
.......Como ocurre en la lucha interna y diaria de cada indivíduo con su lobo estepario particular, las naturalezas del ser humano y del animal han de aprender a convivir juntas y de esta manera, Pi y Richard Parker establecen normas de entendimiento y negociación mútuas mientras se va desarrollando el día al día del relato dando lugar a episodios de una belleza descriptiva tan espectaculares que es difícil no pensar en el “Avatar” ( 2009) de James Cameron, con esos verdes esmeraldas, esos oros líquidos y esos turquesas imposibles, fruto del delirio, la imaginación desbordada o puede que de la mente más lúcida de un chaval hecho de agua y esperanza.
Esta es una película que entretiene; estéticamente, un placer para la vista, con un arranque de voz en off que te anuncia que serás testigo de una historia curiosa e increible, no exenta de suspense; con momentos de mucha soledad que puntualmente le recordarán a más de uno el “Náufrago” de Robert Zemeckis y que en otros muchos a esa inmensa “Big Fish” de Tim Burton por el muestrario de ingrediente humano que exhibe; tierna y conmovedora en la comprensión del otro y sus motivos a medida que ambos protagonistas se van conociendo más, tolerando más y aprendiendo más el uno del otro, “La vida de Pi” es de una belleza salvaje tal que consígue momentos épicos como el de la recreación de esas tempestades en mitad del océano sometiendo a la voluntad humana, pura fuerza de la naturaleza destrozando una cáscara de nuez.
Hay lugar para la sensibilidad y la ternura y el sentido del gusto y el olfato. Es una película que sabe a caramelo de café con leche en una parte de sus escenas líquidas. Otras veces eres capaz de degustar los brotes jugosos y tiernos de una ensalada cuando los personajes parece que avistan una tierra cargada de posibilidades y misterio; sientes gula de agua dulce mientras hueles a pescado secado al sol y de días, ésta, es película que ataca directa a los cinco sentidos de quien la ve, cargada de personajes únicos que encierran sorpresas en una historia única que guarda un secreto y con un final digno de las mejores historietas de este tipo, el único posíble…..¡esa es la propuesta!
No se le podría sacar ningún “pero” al imaginario de Ang Lee a la hora de plasmar en imágenes las palabras de Martel salvo que a veces se hace demasiado largo el periplo marítimo pero tampoco llega a ser mayor problema. La película, dentro del repertorio de su autor, no guarda ningún otro objetivo más ambicioso que el de entretener y agradar y son dos propósitos que esta película tan orgánica cumple absolutamente y que además se agradece aunque yo ya esté deseando que me vuelva a sorprender con un nuevo drama de los suyos.(REVISTA ACCIÓN).




Hay momentos en este largometraje en que uno podría empezar a mirar alrededor con desconfanza, sospechando, y muy justifcadamente, que ha sido víctima de una flfa. Y, en vez de en un cine, se encuentra en una iglesia, una mezquita, un templo hindú, un centro de autoayuda holística, nueva era o a saber qué otra zarandaja balsámica y almohadilladora de nuestra pobre (por inexistente) esencia inmortal.
Y es que 'La Vida de Pi', película excepcional en todos y cada uno de sus apartados audiovisuales, no puede obviar su carácter de carísimo zumo multiespiritualista de gran superfcie. Cineasta mayúsculo y agudísimo, con apenas tropiezos en su trayectoria, capaz de facturar una obra emocionante hasta partiendo del manual de su lavavajillas, Ang Lee vuelve a lograr lo que parece ya más que confrmado que resulta su gran especialidad: extraer el máximo partido sensitivo-ornamental a una materia prima que, de otro modo, muchos no hubiéramos digerido ni en sueños. Salpicada de instantes que ensanchan retinas y descuelgan mandíbulas, hito de la imagen como conexión con lo maravilloso y lo imaginario, estamos ante una obra que, aun pretendiendo enardecer según que creencias, a algunos lo que nos reaviva es, simplemente, la fe en cierto tipo de experiencia fílmica.(FOTOGRAMAS).

1 comentario:

  1. Ang Lee vuelve a conseguir algo aparentemente imposible: cine intimista de gran espectáculo. Sin duda los Oscar lo tendrán en cuenta. Saludos.

    ResponderEliminar