Seguidores

sábado, 23 de marzo de 2013

LOS CROODS




Película en 3D: Los Croods. Título original: The Croods. AKA: Una aventura prehistórica. Dirección y guion: Kirk DeMicco y Chris SandersPaís: USA.Año: 2013. Duración: 98 min. Género: Animaciónaventurascomedia,familiarDoblaje original: Nicolas Cage (Grug), Emma Stone (Eep), Ryan Reynolds (Chico), Catherine Keener (Ugga), Clarke Duke (Tonk), Cloris Leachman (Abu). Guion: Kirk DeMicco y Chris Sanders; basado en un argumento de John Cleese. Producción: Kristine Belson y Jane Hatwell. Música: Alan Silvestri.Fotografía: Yong Duk Jhun. Montaje: Darren T. Holmes. Diseño de producción:Christophe Lautrette. Distribuidora: Hispano FoxfilmEstreno en USA: 22 Marzo 2013.Estreno en España: 22 Marzo 2013. Calificación por edades: Apta para todos los públicos.


“Los Croods” es una comedia prehistórica de aventuras que sigue a la que fue la primera familia del mundo mientras se embarcan en el viaje de su vida, cuando la cueva que siempre los ha protegido del peligro se destruye. Viajando por unos paisajes espectaculares, los Croods descubren un increíble nuevo mundo repleto de criaturas fantásticas y su forma de ver la vida cambiará para siempre.

Aventuras para toda la familia con un gran sentido del humor. Así nos llega Los Croods, que si bien peca de no ser excesivamente original a la hora de trasladar su disparatado argumento a la pantalla (ni falta que le hace, la verdad), suple ese desliz con una aventura entretenida, llena de humor y perfecta para toda la familia. El cine de animación conoce suficientemente bien las claves entre las que se mueve y se maneja como para que cualquier película de uno de los grandes estudios, aunque maneje temas algo trillados y un planteamiento visto antes en otras películas, resulte un delicioso viaje perfecto para disfrutar junto a los más pequeños de la casa. O ya puestos, en solitario. El humor y la aventura no hacen distinción de edades. Menos cuando es humor irreverente. Incluso a veces algo cafre. Ese es el que mejor funciona.
Estamos en la prehistoria y nuestra peculiar familia de cromañones se enfrenta día a día a la supervivencia. Salir de caza en grupo, alimentarse y esconderse al llegar la noche, porque los peligros que acechan hacen que la oscuridad signifique muerte. Pero la hija mayor no parece muy dispuesta a seguir las normas. Curiosa y aventurera, una noche descubrirá a un extraño y fascinante personaje, que la hará enfrentarse también a su estricto padre y, quién sabe, incluso salvar a su familia de la extinción… Con esos mimbres, montar una comedia con el choque cultural y las coñas limoneras a costa de la prehistoria no es muy complicado para los genios de la animación. Conocen muy bien el terreno en el que se mueven…
Sobre todo porque saben que, para ganarse al público, tienen que funcionar su sentido del humor y sus protagonistas, lo que hace que embarcarse con ellos en la historia sea un placer. Y lo consigue fácilmente. Desde la escena de caza (demencial lo de soltar al bebé…) inicial al choque de culturas con el nuevo mundo que descubren (ojo a las coñas con el fuego y cómo obtenerlo del extraño personaje que conocen…). Desde la suegra pesada al hijo mayor lerdo, la familia tiene carisma, sobre todo en los personajes de la hija protagonista y su padre. Hace mucho más sencillo el camino que cualquiera, de cualquier edad, se sienta identificado con esa rebelde con causa y con ese precavido y preocupado padre. Con un mundo lleno de color, de animales fantásticos, de lugares exóticos más allá de la imaginación… en contraposición al original hogar de Los Croods, seco y árido.
Y sí, todos sabemos que la película va a ensalzar los valores familiares, que la trama tiene los giros adecuados en los momentos esperados (la separación y reencuentro, el romance…), que no nos va a sorprender demasiado en ningún punto. Pero nos vamos a reír tanto con ciertos momentos (esa abuela… qué tendrán las abuelas) y vamos a disfrutar tanto la aventura (persecuciones, carreras, peligrosos animales prehistóricos y otros no tanto…) que la película funciona a las mil maravillas desde el minuto uno al cien. No se trata ya sólo de que sea buen cine de animación o buen cine familiar. Se trata de buen cine, de una buena película. Y eso siempre apetece.(REVISTA ACCIÓN).



La evolución de Dreamworks


Dreamworks ha sido la primera en abrir la veda.

Y es que, con el estreno de Los Croods, empezará la emocionante “batalla” entre las películas de animación para ir ganando puntos de cara a los siguientes Oscars.

Y es que lo que se avecina es para que se le caiga la baba a los amantes de la animación: a la esperadísima secuela deMonstruos S.A., también las de Lluvia de albóndigas (la cual fue una maravillosa sorpresa), Gru o Los Pitufos. A estas hay que sumar Frozen, la gran apuesta de Disney de este año (si catalogamos a Monstruos University como de Pixar), Turbo(la otra apuesta de Dreamworks) y Futbolín (la incursión de Juan José Campanela en el mundo de la animación y la primera película argentina en animación 3D).

Pues ante todo este catálogo prometedor, Los Croods no tiene por qué achantarse, en absoluto. Yo la catalogaría como lo mejor de la compañía desde Cómo entrenar a tu dragón.

Dreamworks empieza a ver la luz que hay que seguir, al igual que los protagonistas de su película. Si bien aún le falta arriesgar a lo grande para estar a la altura de Disney/Pixar, la animación que presenta Los Croods es de una belleza impresionante.


Eep es la hija mayor de la familia Crood, y sueña con dejar su vida de cavernícola recluido en cuevas y temeroso de todo para investigar qué hay en el mundo y vivir la vida, más allá de la superviviencia. Cuando un día se encuentra con un 'chico' (de hecho se llama a sí mismo 'Guy') que usa sus ideas para subsistir, y no solo su fuerza. Esto creará un conflicto con Grug el padre de Eep y cabeza de familia de los Croods.

Si bien por la misma sinopsis sabemos qué derroteros seguirá la historia, la película no se resiente por ello, pues aparte de su apabullante estilo visual, es lo suficientemente entretenida para obviar las carencias que se puedan sacar de un análisis a su guión. No es su pretensión dar clases de historia a los niños y mayores que se acerquen a las salas de cine a verla, sino hacerles pasar un buen rato, y eso se consigue con creces.

La fauna y flora que inunda la película es imaginativa y rica en matices, con simpatía y cariño por parte de sus autores. Seguramente debamos dar las gracias a Chris Saunders de que esté detrás de todo esto. Kirk de Micco seguramente habrá aprendido mucho del director que nos había ya brindado dos joyas como son Lilo & Stich o Cómo entrenar a tu dragón. Ésta es su tercera película y desde luego puede estar orgulloso de su brillante carrera hasta ahora.

Otro de los puntos fuertes de Los Croods viene de alguien que ya ha trabajado con Saunders (en Lilo & Stich), Alan Silvestri (nominado dos veces a los Oscars por sus bandas sonora de Forrest Gump y Polar Express) quien brinda una excelente banda sonora, a la altura de su factura técnica.

Teniendo estos apartados cubiertos con notoriedad, queda el apartado de los personajes principales y secundarios, que si bien son arquetipos de moldes prefijados (como suele pasar) al menos cumplen su papel con carisma y simpatía, incluso hasta el animal/personaje graciosete de turno, aquí el llamado Cintu (Belt en el original), ya que Guy lo usa de cinturón, entre otros miles de usos. Pues hasta ese personaje tiene su gracia.

Las voces corren a cargo de Nicolas Cage (Grug), Emma Stone (Eep), Ryan Reynolds (Guy), Catherine Keener (Ugga) incluso el mismo Chris Saunders (Belt).


Así pues, Los Croods se erige como una apuesta más que interesante para que las familias pasen un rato agradable en el cine, para que los amantes de la animación empiecen a frotarse las manos, para que Dreamworks se quite la etiqueta de 'secundón' en lo que a animación se refiere, y que, si bien Monstruos University tiene medio ganado ya el Oscar, por qué no, fácilmente podrían ser estos Croods una de la que la acompañe en las nominaciones.

Con los futuros proyectos de Cómo entrenar a tu dragón 2Kung Fu Panda 3Los pingüinos de Madagascar o la adaptación al largometraje de Alma, el corto de Rodrigo Blaas que se llevó el Goya en 2009, Dreamworks seguirá dando que hablar.(EL SEPTIMO ARTE).



No es difícil interpretar “Los Croods” como una alegoría social pro-Obama. La familia del título, predestinada a ser la última en su especie, ha sobrevivido en un mundo en permanente mutación gracias a la cultura del miedo impuesta por su figura paterna, hasta la aparición de un homínido más desarrollado, previsiblemente demócrata, que enseñará a los Croods a adaptarse a una realidad que necesita de nuevas armas para entenderla.
Como en su época hicieron “Los Picapiedra”, la película de Chris Sanders –se nota la mano pícara del director de “Lilo y Stitch” (2002) en el diseño de personajes- y Kirk de Micco contemporaneiza el ‘angst’ del ‘american way of life’, aunque, tradición obliga, al final sucumba al clásico y convencional mensaje disneyano de “la familia unida jamás será vencida”. Mientras tanto, lo mejor está en la velocidad de crucero de algunas de las escenas de acción –la persecución a la caza de un huevo prehistórico, convertida en un hiperbólico y concentrado partido de rugby, y los ataques de una bandada de pájaros que dejan en los huesos a sus víctimas son particularmente memorables- y en la creatividad cromática de la fauna y flora de un mundo cambiante. “Los Croods” son una buena opción para los que estén cansados de la franquicia “Ice Age” pero no quieran abandonar la Edad de Piedra.(FOTOGRAMAS).

No hay comentarios:

Publicar un comentario