Seguidores

lunes, 8 de julio de 2013

GRU 2 .MI VILLANO FAVORITO






Película: Gru 2: Mi villano favorito. Título original: Despicable me 2.Dirección: Pierre Coffin y Chris RenaudPaís: USA.  Año: 2013.Duración: 98 min. Género: AnimacióncomediafamiliarDoblaje original: Steve Carell (Gru), Kristen Wiig (Lucy), Miranda Cosgrove (Margo), Elsie Fisher (Agnes), Dana Gaier (Edith), Ken Jeong (Floyd), Benjamin Bratt (Eduardo), Steve Coogan (Silas), Russell Brand (Dr. Nefario). Guion: Ken Daurio y Cinco Paul. Producción:Christopher Meledandri. Música: Heitor Pereira y Pharrell Williams. Montaje: Gregory Perler. Diseño de producción: Yarrow Cheney. Distribuidora:Universal Pictures International Spain. Estreno en España: 5 Julio 2013. Calificación por edades: Apta para todos los públicos.


Gru es uno de los mayores supervillanos del mundo, pero ha decidido dejar atrás su carrera de maldad para convertirse en el papá perfecto. Mientras lo intenta, es reclutado por una organización anticriminal y supersecreta. De pronto, pasa a estar del lado de los buenos y a echarles una mano para salvar el mundo. Pero ahora el ex malvado se enfrenta a otros problemas más cotidianos: mantener a tres niñas e invitar a una mujer a cenar, lo que le saca totalmente de sus casillas.


Un personaje muy querido que regresa a las pantallas en esta simpática secuela. Pero inferior a la original porque, como tantas otras veces, se dedican a dulcificar los personajes “malvados” para adaptarlos al beunrollismo y a lo políticamente incorrecto. Como pasaba con Shrek, del que Gru hereda prácticamente todo. Villano convertido en héroe. Aquí con el tema cambiado, primero padre, ahora enamorado. De vuelta al carril de los buenos y decentes. Que entiendo que es el mensaje más apropiado para los niños, pero que a veces mosquea un poco porque, reconozcámoslo, es mucho más divertido el personaje cuanto más salvaje, impredecible y temible es. Más en una comedia animada para toda la familia. Y pasa lo mismo con sus Minions, auténticos reyes de la función en esta ocasión. Sin ellos la película sería poco menos que un pasatiempo sin más.
Aquí tenemos a un Gru establecido como padre de familia, aunque tenga que lidiar con la llegada de la adolescencia de una de sus hijas, o con el momento ninja de otra. Es feliz, da fiestas de cumpleaños, es cariñoso… y esquiva como puede los ataques de una madre cansina que le busca novia. Pero una agencia secreta le busca para que, al estilo James Bond, localice a un supervillano y evite una catástrofe mundial. Un villano que se esconde en un centro comercial entre la gente normal. ¿Quién puede ser? A Gru le dará tiempo a enamorarse incluso de su compañera de fatigas, aunque ¿será capaz de decirle lo que siente? ¿Le corresponderá ella?
LA animación con respecto a la primera entrega no ha mejorado demasiado y sigue siendo simple y efectiva. Hay más movimientos de cámara, más luz, más juegos narrativos, pero nada drástico, nada realmente espectacular, como lo que nos enseña la gente de Pixar. Si comparamos Gru con Monster University, están a años luz en lo que respecta a la calidad de la animación. Son mundos distintos. Pero aquí tenemos a los Minions de Gru. Y la técnica se va por el retrete.
Porque hay pocos seres tan caóticos, imprevisibles y puñeteros como los minions, simpáticos a fin de cuentas porque son elementos descerebrados en un mundo que busca una razón para todo. Incluso para los villanos. Ellos siguen yendo a su ritmo, ya sea haciendo mermeladas y compotas, persiguiendo a alguien en un coche, siendo capturados y transformados o cuidando de las niñas y la casa (el minion vestido de chacha no tiene precio ni desperdicio). Levantan una película ellos solos. Y en una película divertida y simpática como ésta, su presencia hace que la película sea algo más. Y te ríes mucho con ellos.

Así que ya tenemos otro monstruo del verano en nuestras taquillas, que buena falta le hace. Una película muy entretenida para toda la familia, con mensaje e historia de amor, que no es nada del otro mundo y pierde parte de su frescura, pero gana con la chavalería gracias a su humor para todo el mundo y a los maravillosos minions. Para cualquiera estará en la línea de Shrek más que en la de las películas de Pixar, así que quien disfrute con el ogro verde, adelante con esta.(REVISTA ACCIÓN).
Desde los tiempos de Chaplin, la animación ha manteni

do una fértil relación de simbiosis con cómicos de imagen real dispuestos a expandir las fronteras de su catálogo gestual. Si 'Gru, mi villano favorito' (2010) era una extensión hiperdinámica de Steve Carell, esta secuela añade a Kristen Wiig (que ya tenía un pequeño papel en el original) a la ecuación: el resultado es una excéntrica comedia romántica de espías y supervillanos, en la que dos pesos pesados de la risa (dotados de una química sui géneris) disfrutan interpretando las claves de su comicidad en lenguaje cartoon.
'Gru 2' cruza el legado de Charles Addams con el frenesí de Friz Freleng, pero vuelve a tener una moraleja algo conservadora como coartada para su fiesta expresiva. No obstante, sería ingrato quedarse sólo con ese sustrato aburrido y obviar los muchos placeres que el espectador encontrará aquí: desde el geométrico diseño de personajes hasta su sutil referencialidad, que, en esta ocasión, va del 'Hyde and Hare' (1955) de Bugs Bunny hasta 'El retorno del Jedi' (Richard Marquand, 1983). Además de los hallazgos estéticos y conceptuales, que se concentran en el personaje de El Macho, nuestro villano favorito constata el espectacular estado de salud del mainstream animado.(FOTOGRAMAS).


....Los directores de Gru. Mi villano favoritoPierre Coffin y Chris Renaud, regresan con esta secuela y logran alcanzar e incluso superar el nivel de la primera película. No hay duda de que la idea original, la del malvado con corazón de oro que decide adoptar a tres niñas de un orfanato, era estupenda y funcionaba, sobre todo para el público infantil. Ahora con Gru. Mi villano favorito 2los mismos guionistas, Cinco Paul y Ken Daurio –responsables también de productos de éxito como Lorax: En busca de la trúfula perdida o Hop– han pergeñado una película de aventuras en toda regla, llena de ritmo y acción, en donde el protagonista adopta un divertido rol de agente secreto, e introducen varios elementos que funcionan a la perfección, como la chica enamorada, la necesidad de una madre por parte de los niños, la traición de los amigos, etc.
Hay además una cuestión que destaca en Gru. Mi villano favorito 2 sobre el primer film. Y es la mayor presencia del humor. Aquí no hay un minuto sin que la sonrisa o la carcajada hagan acto de presencia. Sigue siendo un humor simple, infantil, de gags muy visuales, pero funciona, y gran parte del mérito se lo llevan los “minions”, esos graciosos enanitos que trabajan para Gru y que en este film tienen mucha pegada. Y se repiten asimismo las escenas de flashback presentes ya en la primera parte; aquí hay algunas tronchantes, como la que habla de la timidez de Gru con las chicas. También es un acierto el trepidante desenlace, con su colofón lleno de felicidad que equilibra el conjunto. En cuanto al aspecto visual, mantiene el nivel alto, con muchas escenas especialmente preparadas para brillar en 3D.(DE CINE 21).

No hay comentarios:

Publicar un comentario