Seguidores

sábado, 5 de octubre de 2013

GRAVITY




Película: Gravity. Dirección: Alfonso CuarónPaís: USAAño: 2013.Duración: 90 min. Género: Ciencia-ficciónInterpretación: Sandra Bullock (Dra. Ryan Stone), George Clooney (Matt Kowalsky). Guion:Alfonso Cuarón y Jonás Cuarón. Producción: Alfonso Cuarón y David Heyman. Música: Steven Price. Fotografía: Emmanuel Lubezki. Montaje: Mark Sanger y Alfonso Cuarón. Diseño de producción: Andy Nicholson. Vestuario: Jany Temime.Distribuidora: Warner Bros. Pictures International España.Estreno en USA: 4 Octubre 2013. Estreno en España: 4 Octubre 2013. Calificación por edades: No recomendada para menores de 12 años. En cines 2D y 3D.

En “Gravity”, Sandra Bullock interpreta a la doctora Ryan Stone, una brillante ingeniera especializada en Medicina que está en su primera misión en un transbordador, con el veterano astronauta Matt Kowalsky (George Clooney) al mando de su último vuelo antes de retirarse. Pero en un paseo espacial, aparentemente de rutina, se desencadena el desastre. El transbordador queda destruido, dejando a Stone y Kowalsky completamente solos, unidos el uno al otro y dando vueltas en la oscuridad.


Las expectativas eran altas, mucho, incluso. Desde su estreno en el Festival de Venecia, 'Gravity' no ha dejado de levantar pasiones entre todos los críticos (y con razón), y así, de festival en festival ha conseguido ser una de las películas más esperadas del año. Pese a todas esas expectativas, no me ha defraudado, es más, incluso me ha gustado más de lo esperado. Es una experiencia inolvidable que en mi opinión, hay que ver obligatoriamente, y si es en 3D, mejor. Nunca había visto una película que justificara tanto las tres dimensiones, sin eso es probable que no sea lo mismo. 
Lo primero a destacar en la película, lo más llamativo, son los maravillosos e impresionantes efectos visuales, la impactante fotografía, el sonido, el montaje, es decir, el apartado técnico. Dudo mucho que haya alguna película este año mejor en este sentido. Emmanuel Lubezki hace un trabajo impresionante, y espero que en esta ocasión, la academia valore su trabajo, ya que le deben un Oscar por la fotografía de 'El árbol de la vida (2011)'. 
También tenemos una dirección impecable por parte de Alfonso Cuarón, que ha realizado probablemente el mejor trabajo de su carrera. 
Como 'defecto' (que no lo es) podríamos decir que el guión puede resultar demasiado simple, y es verdad que le podían haber añadido algo más de complejidad a la historia, pero tal y como está no se puede decir que sea un mal guión, ni muchísimo menos. 
Me gustaría destacar el impresionante trabajo de Sandra Bullock. Ha demostrado que tiene muchos registros, y que puede hacer todo tipo de papeles. En esta película, ella es la historia. Crea un personaje con el que es fácil identificarse, y que te hace llorar, reir, emocionarte, enfadarte... Es verdaderamente alucinante lo que consigue la actriz con esta interpretación, que es la mejor de su carrera. 
La interpretación de George Clooney, el poco tiempo que aparece, es muy buena, pero tiene poco tiempo de lucimiento.

En definitiva, Gravity es una experiencia que no olvidarás, y que pasará a la historia del cine por su valentía y su avance tecnológico. Sales del cine con todo el cuerpo en tensión, emocionado y con la sensación de haber visto algo muy grande.(NEWFER Madrid).


......Asombrosa película dirigida por el mexicano Alfonso Cuarón, con guión coescrito junto a su hijoJonás CuarónGravity es de esos filmes que hacen buena la idea de que las películas permiten hacer vivir al espectador experiencias que nunca podrá tener en la vida real. Pues con un magnífico uso del 3D, y una recreación hiperrealista de las condiciones de los astronautas en el espacio, se tiene la auténtica sensación de estar en el espacio, contemplando la Tierra desde una óptica única, y la situación de riesgo extremo se hace propia. Cinematográficamente el film supone un verdadero alarde, momentos como el largo plano secuencia inicial que nos permite conocer el entorno de trabajo de los protagonistas resultan sencillamente alucinantes.
Más allá de la pura situación de intriga y tensión -¿lograrán salvarse los protagonistas, estupendos George Clooney, y sobre todo, Sandra Bullock?-, desde la inmensidad del espacio, uno puede observar la belleza del universo, la pequeñez del ser humano, y a la vez su increíble grandeza. Quizá los problemas que uno arrastra desde la Tierra puedan cobrar entonces su verdadera dimensión, toca aceptar la existencia que nos ha tocado vivir, tejida entre la vida y la muerte, y plantearse pedir ayuda a Dios, aunque nunca se haya rezado, y confiar en esa mano que nos pueden echar desde fuera los otros.(DE CINE 21).


Gravity, esencial viaje al espacio. Completa la propuesta de 2001 de Kubrick y hay que verla en 3D.
¡Cómo rueda Alfonso Cuarón! Si alguien alucinó viendo sus planos secuencias en Hijos de los hombres, con Gravity puede entrar en éxtasis. Eso sí, insisto y no me cansaré de decirlo, ésta sí, ésta hay que verla en el cine, en pantalla grande a toda pastilla, y en 3D. De ese modo, te traslada al espacio, al interior de las naves y a una de las mejores películas que he visto este año, con un ritmo ejemplar y la recuperación del cine como espectáculo visual que además pone los alardes técnicos al servicio de una historia que sólo en apariencia y en su superficie.
Porque lo mejor de Gravity no es su indudable pericia para ponernos en el espacio, sino que de ese modo consigue montar una metáfora sobre cómo enfrentarse a la vida, y aunque siempre me ha jorobado el cine con mensaje, creo que el mensaje de esta película merece la pena, y aunque esté formulado desde un punto de vista humanista, en el fondo viene a ser el mismo de Ben-Hur, con Charlton Heston remando en la galera romana para sobrevivir otro minuto, otra hora, otro día… La lucha por la supervivencia incluso cuando todo está en contra y simplemente ya no tienes más fuerzas para ir a ningún sitio, y sólo puedes ser otro zombi que deambula por este mundo, agotado emocional e ideológicamente, se convierte en el tema central de Gravity.
Y al final sales del cine con una idea muy clara: hay que seguir peleando, luchando para sobrevivir. Se lucha hasta el final. Te sacrificas hasta el final. No te rindes. Porque rendirse siempre es lo más fácil y cómodo, pero el viaje que te espera si no te rindes, con todos sus momentos malos, siempre merece la pena.
No me entiendan mal: Gravity es una película con un mensaje sencillo y claro, pero no te da la paliza con ese mensaje. Al contrario: está montada como un espectáculo de aventuras en intriga en el que cualquier cosa puede suceder. Es una especie de montaña rusa de situaciones de riesgo con un ritmo impecable, en el que resulta difícil despegar la vista de la pantalla para mirarse el reloj o pensar en  otra cosa que no sea lo que nos están contando, y por eso la incluyo ya entre las mejores películas que he visto este año. Pero es que además transmite esa idea de pelea que incluso al más cínico, y créanme que yo soy muy cínico, le remueve algo en el interior.
Para llegar a eso, Alfonso Cuarón demuestra gran pericia a la hora de trasladarnos al espacio exterior con sus personajes. Tanto visualmente como narrativamente. Su clave de trabajo en lo narrativo es similar a la aplicada por Rodrigo Cortés en Buried (Enterrado),película con la que este largometraje tiene muchas cosas en común. De hecho, Gravity y Buried bien podrían ser las dos caras de una misma moneda narrativa. Con Cortés trabajando sobre el minimalismo visual, la limitación voluntaria de la localización, mientras Cuarón se sitúa en las antípodas de esa limitación ofreciéndonos el vacío absoluto como alternativa en la localización del relato. Igualmente ambos protagonistas están aislados, limitados, sometidos a una aventura de supervivencia en un entorno hostil. La otra cosa que diferencia ambos filmes sería la forma de mirar el mundo, más cínica la de Cortés, más optimista la de Cuarón. Ambas en todo caso partiendo de la lucha hasta el último minuto.........(REVISTA ACCIÓN).


Uno de los momentos más bellos de la flmografía de Brian De Palma es aquel de Misión a Marte (2002) en que el astronauta Tim Robbins decide cortar con el cordón umbilical que le une con uno de sus compañeros. La paz ingrávida del cosmos se convierte en hermosa representación de una muerte sin horizonte conocido. La paz es amenazante; el espacio exterior un claustrofóbico agujero negro; el silencio fotante ese túnel de luz negra en la que sólo podemos escuchar nuestra voz sin eco.
Alfonso Cuarón ha hecho de ese momento –inspirado en el vals de las naves de 2001: Una odisea en el espacio (Stanley Kubrick, 1968)–una hipnótica película de 90 minutos, un salto al vacío técnico (el plano secuencia de arranque pasará a la historia: de visión obligada, esta vez sí, en 3D) que comprime sus accidentes en una aventura de supervivencia efcaz y emocionante, y que se atreve a forzar a sus dos estrellas, al menos durante medio metraje, a trabajar con la voz y el cuerpo, su icónico rostro apagado por la inmensidad sideral. El problema es que, después de todo, Gravity es una película de gran estudio, y por muy radicales que sean sus logros estéticos, la necesidad de convertir el viaje astral de Sandra Bullock en una operación redentora resulta algo decepcionante.(FOTOGRAMAS).

No hay comentarios:

Publicar un comentario