Seguidores

domingo, 1 de junio de 2014

AL FILO DEL MAÑANA





Película: Al filo del mañana. Título original: Edge of tomorrow.AKA: All you need is kill / We mortals are. Dirección: Doug Liman.País: USAAño: 2014. Duración: 113 min. Género: Ciencia-ficción,acciónbélicoInterpretación: Tom Cruise (William Cage), Emily Blunt (Rita Vrataski), Bill Paxton (General Farrell), Brendan Gleeson (General Brigham), Jonas Armstrong (Skinner), Tony Way (Kimmel), Kick Gurry (Griff), Noah Taylor (Dr. Carter), Dragomir Mrsic (Kuntz), Charlotte Riley (Nance), Franz Drameh (Ford). Guion:Christopher McQuarrie, Jez Butterworth y John-Henry Butterworth; basado en la novela “All you need is kill”, de Hiroshi Sakurazaka. Producción: Gregory Jacobs, Jason Hoffs, Tom Lassally, Erwin Stoff y Jeffrey Silver. Música: Christophe BeckFotografía: Dion Beebe. Montaje: James Herbert. Diseño de producción: Oliver Scholl. Vestuario: Kate Hawley. Distribuidora: Warner Bros. Pictures International EspañaEstreno en USA: 6 Junio 2014. Estreno en España: 30 Mayo 2014.


“Al filo del mañana” se desarrolla en un futuro próximo en el que una raza extraterrestre ha sacudido el planeta Tierra con un ataque imparable e imbatible por parte de cualquier unidad militar del mundo. El Comandante William Cage es un oficial que nunca ha vivido una jornada de combate hasta que un día se ve envuelto de forma brusca en lo que parece ser una misión suicida. Muerto en tan solo unos minutos, Cage se encuentra inexplicablemente envuelto en un bucle temporal que le hace vivir una y otra vez el mismo combate brutal, luchando y muriendo una y otra vez, una y otra vez… No obstante, Cage logra con cada batalla hacer frente de mejor forma a sus adversarios, con la ayuda de la guerrera de las Fuerzas Especiales Rita Vrataski. Cada batalla que enfrenta a Cage y Rita con los extraterrestres, cada nuevo enfrentamiento, les acerca un poco más a la victoria.

Me esperaba una especie de "Oblivion" o "Invasión a la Tierra" en forma de videojuego y pobre. Gran sorpresa pues la que me acabo de llevar habiéndola visto en su esplendor. Pese a que su trama no es original (combinas "Aliens", "Código Fuente" o la misma "Atrapado en el tiempo" y ya tienes sólo la fórmula de esta), sí que es sorprendentemente inventiva en su ejecución propinando al espectador grandes golpes de efecto en cada "repetición".

La película nunca aburre (me recordó mucho a la energía continua e imparable de "Misión Imposible 4: Protocolo Fantasma"), lo que hace que se sacrifique el desarrollo o explicaciones de sentimientos y/o motivaciones de los personajes por un ritmo entregado y una acción sensacional. No obstante, los personajes quedan lo suficientemente bien definidos como para justificar el juego....(el TAQUILLAZO.Madrid).


......Si el primer encuentro del personaje de Cruise con la realidad brutal del frente es una variante de nuevo Día D y como no podía ser menos tiene todos los elementos de un desembargo al estilo Salvar al soldado Ryan (curiosamente, la película parece inspirarse en todo lo referido a sus planteamientos de cine bélico en la Segunda Guerra Mundial), su primer encuentro y la posterior relación con el personaje de Blunt sigue las pautas de la guerra de sexos en las comedias screwball del cine clásico, sacando a pasear un sentido del humor relacionado con ese punto sádico que tiene la facilidad de ella para apretar el gatillo y la paciencia masoquista de él para seguir sometiéndose al mismo proceso y aguantar todo lo que sea necesario junto a ella.
Además la trama no cae en ningún momento en los valles de interés y falta de ritmo que la acechaban, sino que se renueva con cada retorno de los personajes a ese día central en el que se desarrollan los acontecimientos.
Lamentablemente al final patina. Es una película perfecta hasta que culmina su momento granadas. Después de eso, entra en una fase que recuerda lo que ocurre con todas las películas de ciencia ficción protagonizadas por Cruise, especialmente Oblivion o La guerra de los mundos: la propuesta cínica y dura del resto de la película llega a un punto final acomodado, simplón, que es como un desenlace postizo, metido con calzador. Tras su despliegue de cinismo y la excelente dosificación de elementos, géneros y ritmo durante todo su metraje, esa pieza final me ha dejado tan descontento y noqueado por su simpleza y su falta de agallas que me resulta imposible encajarla con el resto del puzle.
Digamos que si la película dura 113 minutos, tiene 109 minutos más o menos perfectos y unos cuatro últimos minutos finales que son un platanazo en toda regla. Primero porque ese final necesitaba algún guiño humorístico final que restableciera el tono cínico tras el alarde romántico y épico, y en segundo lugar porque dado lo que le ocurre al personaje de Cruise en su última misión contra los invasores, resulta evidente que ese desenlace se queda escaso respecto a las nuevas variables que se han sembrado en el argumento. Ese final es sin duda tirar por el camino más fácil en una película argumentalmente muy interesante y mucho más completa, eficaz y compleja de lo que es su desenlace.(ACCIÓN DE CINE).


Para Doug Liman, el thriller de espías puede ser un instrumento para reflexionar sobre la identidad o el matrimonio, al igual que el cine de acción puede imaginarse como el patio de juegos idóneo para firmar tratados sobre las posibilidades del espacio —Jumper(2008)— o el tiempo cinematográfico en la era digital.Al filo del mañanaes algo más que Tom Cruise atrapado en el Día de la Marmota: es, con toda probabilidad, el blockbuster más vigoroso e imaginativo de la presente hornada, amén de la trasfusión de lenguaje entre videojuego y cine más exitosa desde la minusvaloradaSpeed Racer(Andy y Lana Wachowski, 2008).
La frescura con la que afronta su notable galería de referentes (desde el clasicismo bélico hasta la ciencia-ficción nipona más avanzada) corona a Liman como uno de los autores capitales del blockbuster contemporáneo, un esteta tan atento a la invasión a gran escala como a la mirada de sus personajes. El hecho de que la mecánica cuántica de su argumento permita invocar, con la misma entereza, a los existencialistas y a Wile E. Coyote debería servir para demostrar la riqueza de una película-evento que siempre parece avanzar a velocidad de crucero. Y si su tercer acto no puede escapar a ciertas concesiones al paladar medio, al menos nos conducen hasta un plano final sencillo en apariencia, pero increíblemente estimulante en sus ramificaciones.(FOTOGRAMAS).

No hay comentarios:

Publicar un comentario