jueves, 16 de octubre de 2014

PERDIDA

.


Película: Perdida. Título original: Gone girl. Dirección: David Fincher. País: USA. Año: 2014. Duración: 149 min. Género:Drama, thriller. Interpretación: Ben Affleck (Nick Dunne),Rosamund Pike (Amy Dunne), Neil Patrick Harris (Desi), Tyler Perry(Tanner Bolt), Carrie Coon (Margo Dunne), Kim Dickens (detective Rhonda Boney), Patrick Fugit (detective Jim Gilpin), Emily Ratajkowski (Andie), Missi Pyle (Ellen), Casey Wilson (Noelle).Guion: Gillian Flynn; basado en su novela. Producción: Arnon Milchan, Joshua Donen, Cean Chaffin y Reese Witherspoon. Música: Trent Reznor yAtticus Ross.  Fotografía: Jeff Cronenweth. Montaje: Kirk Baxter. Diseño de producción: Donald Graham Burt. Vestuario: Trish Summerville. Distribuidora: Hispano FoxfilmEstreno en España: 10 Octubre 2014.

Sinopsis
En un caluroso día de verano, Amy y Nick se disponen a celebrar su quinto aniversario de bodas en North Carthage, a orillas del río Mississippi. Pero Amy desaparece esa misma mañana sin dejar rastro. A medida que la investigación policial avanza, las sospechas recaen sobre Nick a pesar de que él insiste en su inocencia. Es cierto que se muestra extrañamente evasivo y frío, ¿pero es un asesino?



......Perdida es un ejercicio en el que se ponen en evidencia una serie de lacras de la sociedad moderna; en primer lugar la falta de sinceridad a todos los niveles, y su consecuencia directa, el afán por aparentar lo que no se es; de ahí que Fincher haga una crítica feroz de una sociedad en la que los reality showsimperan y moldean a su antojo la llamada opinión pública; de ahí que la película sea un atroz juego de verdades y mentiras, en el que la estrella invitada sea “el matrimonio”. El matrimonio, o mejor dicho, las parejas en revista -porque Fincher arremete contra lo que tiene delante, no contra la noción del matrimonio- salen mal paradas. El matrimonio parece ser una relación sentimental epidérmica, basada exclusivamente en el sexo -hay una desagradable carga sexual en esta cinta-, compensada con un infantil anhelo de encontrar “el alma gemela” que se supone existe en alguna parte. Perdida es ácida y políticamente incorrecta.
Visualmenteestá a la altura del mejor Fincher: poderosa, brillante, imaginativa. A menudo, sorprende al enfrentar la realidad cotidiana y la que se ha vuelto pesadilla. La música de Trent Reznor y Atticus Ross, sobria y triste, acompaña bien. El montaje es afinadísimo y permite a Fincher diseccionar a placer cada personaje, cada tema. Queda por decir que todo el reparto -no solo Ben Affleck y Rosamund Pike- no sólo está sensacional, sino que ha sido elegido con intención. La película es sórdida y amarga. Y brillante.(FILA SIETE).


.....El resultado de todo ello son ciento veintitantos minutos de cine de altísima calidad, impecable construcción argumental, notable guión, en el que además, sobre todo en su tercer acto, se manifiesta una saludable corriente de humor negro que viene a equilibrar su parte más terrible e inquietante, además de algunos guiños que son pistas sobre el tipo de relato que nos está proponiendo el director, por ejemplo esos juegos que la hermana del protagonista acumula en el bar que responde por el nombre de… Bar, la esposa desaparecida que se siente desaparecer en su matrimonio… Fincher nos recuerda con notable elegancia y pulso firme para controlar el ritmo, el verdadero objetivo del relato de intriga, que no es otro que el juego del emisor con el receptor del mensaje. El juego es de tal nivel que llega un momento en el que no sabemos a qué personaje debemos creer, en quién tenemos que confiar, con quién debemos simpatizar. Fincher se convierte en un titiritero que maneja los hilos del espectador a través de las trampas y preguntas que siembra en torno a sus personajes, el marido, que habita la historia en un flashback y la mujer hablando a través de su diario. Y entre ambos, a modo de vínculo de unión, ese juego de pistas que va dejando como miguitas para orientar al marido la esposa en el día del aniversario, que de paso sirven para hacer avanzar la historia e introducir los sorprendentes giros que se van acumulando en la misma. Un ejemplo es la tercera pista, asociada al flashback y pasando del tema del romance a la intriga y de ahí al drama, que modifica el papel de marido y mujer en la trama principal introduciendo además el tema del deterioro del matrimonio…
Fincher nos regala así un festival de intriga en el que nada es lo que parece y podemos recorrer el laberinto de su película como una especie de atracción que reescribe las reglas del suspense en un ejercicio de más difícil todavía ejecutado como un triple salto mortal.(REVISTA ACCIÓN).


El lector de 'Perdida', de Gillian Flynn, novela de construcción impecable y un uso casi diabólico de sus voces narrativas, puede recibir esta adaptación con una pregunta pertinente: ¿cómo habrá resuelto Fincher algunos golpes de efecto apoyados en recursos eminentemente literarios? El hecho de que el guión lo firme la propia Flynn proporciona una pista valiosa: 'Perdida', la película, se parece mucho a la novela, tanto que puede dar la impresión de que Fincher ha preferido ser invisible o no perturbar una historia impecable con un planteamiento estilístico demasiado extremado.
'Perdida' cuenta la historia de un matrimonio donde los cónyuges han usado (y usarán) la construcción de sus propias imágenes públicas como armas letales y arrojadizas. En este sentido, la decisión de Fincher acaba resultando (como es marca de la casa) de lo más inteligente. Se trata de hablar de lo que se esconde tras imágenes apacibles e inocuas: de sonrisas torpes malinterpretadas por los medios de comunicación, de selfies que carga el Diablo, de victimismos automodelados y de redentoras imágenes mediáticas que acaban transformándose en prisiones existenciales. Como si Fincher corrigiese a Alfred Hitchcock diciéndole
que las imágenes no precisan inconsciente para garantizar nuestra perdición.(FOTOGRAMAS).

martes, 7 de octubre de 2014

TORRENTE 5 :OPERACIÓN EUROVEGAS




Película: Torrente 5: Operación Eurovegas. Dirección y guion:Santiago SeguraPaís: EspañaAño: 2014. Duración: 102 min.Género: ComediaacciónInterpretación: Santiago Segura(Torrente), Jesús Janeiro (Jesusín), Alec Baldwin (John Marshall),Julián López (Cuco), Angy Fernández (Chiqui), Fernando Esteso(Ramiro Cuadrado), José María Rubio (Manolito Barragán), Cañita Brava (Antoñito), Bigotes & DientesFlorentino Fernández (Genaro),Carlos Areces (Ricardito), Anna Simon (Paqui). Producción: María Luisa Gutiérrez. Música: Roque BañosFotografía: Teo Delgado.  Dirección artística:José Luis Arrizabalaga y Biaffra. Vestuario: Cristina Rodríguez.  Estreno en España:3 Octubre 2014. Calificación por edades: No recomendada para menores de 16 años.


Torrente sale de la cárcel en el 2018, la España que se encuentra no se adecúa a sus ideales y decide convertirse en un “fuera de la ley”. A través de un contacto de su estancia en prisión, Torrente localiza a John Marshall, la persona que se ocupó de supervisar la seguridad cuando se planificó el principal casino-hotel de Eurovegas. El más indicado para planear un golpe. Marshall le explica la necesidad de organizar una banda de especialistas que Torrente se encargará de reclutar entre sus “contactos”. El golpe del siglo está en marcha.

Torrente 5. Operación Eurovegas. Mejor que la cuatro. Un divertido disparate gamberro. No se percibe cansancio en la saga.
Torrente 5 da la sensación de que tenemos Torrente para rato. La saga no da muestras de agotamiento y en mi opinión mejora la entrega anterior, reduciendo la escatología en beneficio de un despliegue de reparto que para los menesteres de evasión pura y dura que se disfruta mejor rodeado de amigotes en plan gamberro son auténticas estrellas. Por un lado Segura se tiene ya muy controlado su personaje del derecho y el revés y está tan afinado como un violín a la hora de sacarle jugo al mismo por asociación con sus colegas de reparto extremos. Por ejemplo Jesulín de Ubrique funciona mucho mejor de lo previsto ante las cámaras. No es un actor, obviamente, pero para el cometido que Segura le encarga realizar en este largometraje, cumple de sobra y hay bastante química entre el ex torero y el personaje que interpreta Segura. Mejora el resultado de algunos compañeros anteriores de Segura en esta misma saga......(acción de cine).

.....Vuelvo a reiterar que el principal acierto de Santiago Segura a la hora de realizar la quinta entrega ha sido construir un guion más sólido y representar una historia con su introducción -Torrente se encuentra una España sumida en una terrible y extraña crisis-, desarrollo -reúne a un equipo de singulares personajes para atracar un casino- y una conclusión que podría derivar en una nueva película… ¿o no? ¿Quién sabe? La taquilla, la crítica y sobre todo el público lo dirá. No obstante, pienso que nos encontramos ante una buena película de Torrente, aunque pueda recibir críticas por los cuatro costados por emplear el adjetivo “bueno” a un filme como este, pero ante todo en esta vida hay que ser francos. Desde la primera película, quizá igualada con la segunda -se mueven más o menos en la misma franja- no habíamos visto nada parecido. Como ya he dicho en los párrafos anteriores, la tercena y cuarta entrega dejan mucho que desear, pero `Operación Eurovegas´ devolverá la ilusión a los más fieles seguidores de la saga......(QUENTIN LOPEZ.Madrid).


......En este sentido, entrar en calificativos que definan 'Torrente 5' sería meterse en una espiral de repeticiones que más que llevarnos a la primera entrega, apuntaría más bien a las cintas de Estesio y Pajares... incluso al del cine de la madre que los parió. Es en esta extenuante reiteración del humor escatológico y políticamente incorrecto que se encuentra el verdadero logro, no del filme, sino de una saga que, involuntariamente o no, nos habla de ese país roñoso (el de Cañita Brava, el de Leonardo Dantés, el de...) que envejece, y que lo hace fatal... pero que por algún misterio de la naturaleza, no muere. Y descanse en paz Tony Leblanc, quien por cierto es como siguiere vivito y coleando. El resto lo explica la primera e híper-ilustrativa intervención de Santiago Segura en aquella rueda de prensa posterior a aquel abarrotadísimo pase......(EL SEPTIMO ARTE).


A lo largo de las cuatro entregas de la saga que sucedieron al primer y unánimemente celebrado “Torrente” (1998), Santiago Segura ha demostrado tener profundo conocimiento de causa de la ley básica, pero pocas veces respetada, que debería sostener el difícil arte de la secuela: un equilibrio entre el reconocimiento y la novedad. Las diversas variables del famoso gag de las pajillas son, en este sentido, un  buen termómetro y en “Torrente 5” se logra lo que ya parecía imposible: una nueva versión sorprendente del asunto. La saga también ha dialogado con diversas variables genéricas: así, tras la afortunada incursión del personaje en el cine carcelario, ahora la heist movie es el molde que permite enfrentar alglamourde “Ocean’s Eleven” -¿la ratpackiana o la new ratpackiana?- la violenta insalubridad de los Once del Patíbulo reclutados por Segura.
El mayor problema de “Torrente 5” es que nuestra realidad inmediata –o nuestro futuro indeseable en un EuroVegas de la mente- exigía que el personaje asumiese, de manera irrefutable, ese rol que siempre ha tenido y que sus detractores le han negado sistemáticamente: el de voz inasumible que encarna aquella idea de España que todos prefieren esconder bajo la alfombra, pero que fue el germen de la pesadilla en la que estamos todos sumidos.(FOTOGRAMAS).