Seguidores

miércoles, 22 de octubre de 2014

RELATOS SALVAJES





Película: Relatos salvajes. Dirección y guion: Damián Szifron.Países: Argentina y EspañaAño: 2014. Duración: 122 min.  Género: Comedia negraInterpretación: Ricardo Darín (Simón), Óscar Martínez (Mauricio), Darío Grandinetti (Salgado), Rita Cortese (cocinera), Julieta Zylberberg (moza), Érica Rivas(Romina), Leonardo Sbaraglia (Diego). Producción: Hugo Sigman, Pedro Almodóvar, Agustín Almodóvar, Matias Mosteirin y Esther García. Música: Gustavo SantaolallaFotografía: Javier Juliá. Montaje: Damián Szifron y Pablo Barbieri. Diseño de producción: Clara Notari.Vestuario: Ruth Fischerman. Distribuidora: Warner Bros. Pictures Intenational EspañaEstreno en España: 17 Octubre 2014.

Sinopsis
La desigualdad, la injusticia y la exigencia del mundo en que vivimos producen que muchas personas se estresen o se depriman. Algunas de ellas explotan. Esta es una película sobre ellos. Vulnerables ante una realidad que súbitamente se altera y se torna impredecible, los personajes de “Relatos salvajes” cruzan la delgada frontera que divide la civilización de la barbarie. Una traición amorosa, el retorno de un pasado reprimido, o la violencia contenida en un detalle cotidiano, se presentan para impulsarles al vértigo de perder los estribos, al innegable placer de perder el control.


Dividida en varias historias, encuentra la fórmula perfecta para que sus dos horas de duración te pasen volando. Cuando han aparecido los títulos finales me he dicho a mí mismo "¿Pero ya está?". La verdad que la calidad de todas las historias está muy bien, aunque como en todos lados hay unas mejores que otras, y hay unas más violentas que otras. Y es esto último lo que echo en falta en algunos momentos, tal vez al ver que se comentaba que el eje central era la violencia, esperaba algo más radical. Pero cuando llevas dos segmentos te das cuenta por donde van a venir los tiros, y si bien es cierto que hay violencia en cantidades industriales, está bien camuflada con humor desenfadado. Cosa que veo lógica si lo que pretenden es moverla por circuito comercial, de otra manera se estarían lapidando.

Una de las cosas que más me han gustado de Damián Szifron es que es un hombre camaleónico. Es capaz de cambiar totalmente el rollo entre cada segmento, y esto creo que es sin duda la formula de su éxito. Después de todo la película es del mismo director, y aparte el guión también le pertenece, por lo que el control absoluto de todo lo que pasa siempre está en sus manos, y con esto me vengo a referir que en otras películas realizadas de forma coral, la diferencia entre algunos segmentos es demasiado marcada y la calidad del producto acaba resintiéndose demasiado. Esto a Relatos Salvajes no le pasa, es una montaña rusa de emociones desde el minuto 1 hasta que aparecen los créditos finales, bravo por el señor Damián Szifron.......(TERRORWEEKENDBarcelona).


Relatos Salvajes. Muy recomendable. Se hace grande entreteniendo y propiciando la reflexión.
Lo que hace Relatos salvajes es ejercer una de las funciones más interesantes e imprescindibles del cine, que no es otra que la de convertirse en espejo y mostrar al espectador cómo somos, cómo nos comportamos, qué tenemos de bueno, de malo y de regular. Y en este caso lo tremendamente fácil que resulta convertirnos en carne de cañón a consecuencia de nuestra facilidad para entregarnos  a nuestros instintos más bajos.
Presidida por un humor negro brillante que recorre toda la película y añadiendo algunos momentos de terror e intriga notables, Relatos salvajes juega con la fórmula del encadenamiento de historias y personajes distintos y así de algún modo se convierte en una especie de traslado al cine de las estrategias que lucían las revistas de historietas de terror. Inevitablemente me ha recordado publicaciones de gran predicamento en los quioscos españoles de los años setenta que compraba cuando era chaval, Dossier Negro, Vampus, Creepy, Vampirella, Rufus, Fantom, Espectros… pero sustituyendo las claves fantásticas, que no están en esta película, por el mucho más inquietante escalofrío del costumbrismo, que le permite hacer una incursión en momentos atroces y costumbristas que por ese camino me han recordado algunos de los geniales disparates de los artículos, cuentos, poesías y novelas del imprescindible Charles Bukovski. Creo que Bukovski le habrían gustado estos Relatos salvajes que en algunos momentos me han recordado muchas de sus claves, personajes e historias, por ejemplo Cristo con salsa barbacoa.......(REVISTA ACCIÓN).


En 'L’educazione sentimentale', el segmento que abría 'Monstruos de hoy' (1963), monumental disección de Dino Risi de los nuevos arquetipos patológicos de la Italia del milagro económico, Ugo Tognazzi encarnaba a un padre que inculcaba a su hijo sus particulares principios basados en la picaresca, la deshonestidad y la brutal depredación del prójimo. Tras una elipsis, el episodio se cerraba con un titular de periódico que daba cuenta de un cruel acto de justicia poética: el parricidio que, años más tarde, demostraba que el niño había sido, a fn de cuentas, un buen alumno.
En Relatos salvajes se utiliza en un par de ocasiones ese recurso que Risi también explotaba: el titular de crónica negra como único destino y perversa forma de inmortalidad de las diversas explosiones de violencia espoleadas por una realidad social regida por la desigualdad, la corrupción institucionalizada y la Ricardo Darín. incapacidad de comprender al otro. 'Relatos salvajes', colección de seis historias protagonizadas por personajes que entran en erupción, es nieta lejana de 'Monstruos de hoy', del mismo modo que 'Gente en sitios' (Juan Cavestany, 2013), película radicalmente distinta a esta en fondo y maneras, lo era de 'El Fantasma de la Libertad' (Luis Buñuel, 1974).
Szifrón se dio a conocer en nuestro país con 'Tiempo de valientes' (2005), heterodoxa buddy movie donde un psiquiatra y un policía cornudo investigaban un caso de alta corrupción. Su propuesta funcionaba
bien en las distancias cortas (la interacción entre los personajes), pero flaqueaba en el acabado de sus escenas de acción: nada hacía presagiar, no obstante, la enérgica factura de estos 'Relatos salvajes', ni ese incremento de ambición narrativa que colocaría al cineasta (no sin polémica papanatas) en la selección de Cannes. Su film es un poderoso mosaico donde no se tiembla después de haber reído: se tiembla y se ríe a la vez.(FOTOGRAMAS).

No hay comentarios:

Publicar un comentario