Seguidores

sábado, 29 de noviembre de 2014

MORTADELO Y FILEMÓN CONTRA JIMMY EL CACHONDO




Película: Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo. Dirección: Javier Fesser.País: EspañaAño: 2014. Duración: 88 min. Género: AnimacióncomediaGuion: Javier Fesser, Cristóbal Ruiz y Claro García. Producción: Luis Manso. Distribuidora: Warner Bros. Pictures International EspañaEstreno en España: 28 Noviembre 2014.Calificación por edades: No recomendada para menores de 7 años.
Sinopsis
Los agentes Mortadelo y Filemón se ven obligados a hacer uso de toda su capacidad para no resolver nunca nada y de sembrar el caos allá donde van, para dar con el paradero de Jimmy, un acomplejado maleante que tampoco despunta por su elevado coeficiente intelectual, circunstancia muy peligrosa cuando llevas colgando de tu helicóptero una bombita atómica que puede hacer ¡PUM! en cualquier momento.
En 1958 el maestro Francisco Ibáñez publicó su primer tebeo de Mortadelo y Filemón, y desde entonces muchos han sido los intentos de trasladar fuera del papel esta famosa pareja de agentes. Se han hecho series de televisión, películas de dibujos animados, videojuegos e incluso un musical, pero hasta el año 2003 no se realizó la primera adaptación con personajes reales. 

El responsable fue el director Javier Fesser y el resultado, "La gran aventura de Mortadelo y Filemón", un película divertida pero con ciertas limitaciones y licencias artísticas que no acabaron de reflejar totalmente la esencia del cómic. Después vino "Mortadelo y Filemón. Misión: salvar la Tierra", otro director, otro Mortadelo y una decepción que no estaba a la altura de su predecesora, y mucho menos de la obra original.

Los que eramos lectores desde la infancia de las viñetas de los agentes de la T.I.A. todavía esperábamos con anhelo el largometraje definitivo que nos saciara, y para llevarlo a cabo estaba claro que el mejor modo no eran actores rodeados de efectos especiales, si no lo más parecido a la viñetas de toda la vida que se puede hacer en la actualidad sin que la realidad ponga barreras al desenfreno, animación por ordenador. Con el medio adecuado sólo faltaba saber si el contenido estaba a la altura de las expectativas del que seguramente sea el tebeo más famoso de España, nuestros Capitán América e Iron Man elevados a la mínima potencia.

Y el resultado no podía ser más satisfactorio ya que el nuevo largometraje de MyF ofrece absolutamente todo lo que uno esperaba cuando leía una de sus hazañas. Humor absurdo ilimitado, juegos de palabras continuos, mamporros a mansalva, bromas a costa de Ofelia, disfraces a tutiplén, el Súper y su bigotazo, el odioso profesor Bacterio, más tortazos, gendarmes toca narices, estupideces desproporcionadas y todo esto dentro de la típica historia estructurada en mini misiones tal y como siempre hemos recordado.

Además de todo lo mencionado hay multitud de pequeños detalles que merecen un segundo visionado y diálogos electrizantes con puyas constantes que uno no acaba de asimilar pero que están ahí, a un ritmo frenético que coge impulso en el primer minuto y que no frena hasta llegar a un final que te deja con ganas de más. Por fin el creador de Pepe Gotera y Otilio, el botones Sacarino, Rompetechos, la familia Trapisonda, 13 Rue del Percebe y tantísimos otros personajes consigue que su buque insignia, los super agentes secretos más ineptos de todos los tiempos, tengan la película que se merecen.(cine de patio.BARCELONA).



Los que acusaron a Javier Fesser de que La gran aventura de Mortadelo y Filemón (2003) era cualquier cosa menos una película sobre el par de incompetentes creados por Ibáñez algo de razón llevaban. Otra cosa es que los muy perros disfrutasen una barbaridad de aquella secuela camuflada (y maravillosa) de El milagro de P. Tinto (1998). A los vigilantes de la fidelidad esta vez les han dejado sin argumentos. El mismo hombre ha cogido a los mismos personajes una década después y ha hecho algo totalmente distinto… y sin embargo, coherente. De peatones del disparate costumbrista a proyectiles del cataclismo cósmico, Fesser lleva a los agentes de la T.I.A. más allá del infinito y lo imposible. Y sin soltar la bombonita de butano, que uno ya no sabe si es amuleto, losa o energía incombustible.
Tras convencernos de que Mortadelo y Filemón podían ser de carne y hueso, la mejor decisión que se podía tomar era volver a la tinta. O al píxel, que para el caso es lo mismo. Cartoonizar la realidad ya no es suficiente. Perdido el factor sorpresa de cruzarse con Benito Pocino, lo realmente chocante es comprobar que estos personajes pueden ser tan elásticos, veloces, temerarios y resistentes al coscorrón como parecían en el papel. Que un chichón salga encima de otro y se pueda acariciar la hinchazón tiene un efecto rejuvenecedor, evocador. Al verlo se experimenta la misma ilusión que cuando, tumbado en el suelo, con el bocata de chorizo o fuagrás a un lado, se pasaban las páginas de un interminable Súper Humor encontrando un costalazo mítico, el golpe definitivo en todo el colodrillo.....(cinemania).

No hay comentarios:

Publicar un comentario