Seguidores

miércoles, 4 de febrero de 2015

THE IMITATION GAME (DESCIFRANDO ENIGMA)




Película: The imitation game (Descifrando Enigma). Dirección:Morten TyldumPaíses: Reino Unido y USAAño: 2014. Duración:114 min. Género: BiopicdramathrillerInterpretación: Benedict Cumberbatch (Alan Turing), Keira Knightley (Joan), Matthew Goode (Hugh), Mark Strong (Stewart), Allen Leech (John), Charles Dance (Denniston), Rory Kinnear (detective Robert). Guion:Graham Moore. Producción: Nora Grossman, Ido Ostrowsky y Teddy Schwarzman. Música: Alexandre DesplatFotografía:Óscar Faura. Montaje: William Goldenberg. Diseño de producción: Maria Djurkovic.Vestuario: Sammy Sheldon Differ. Distribuidora: TripicturesEstreno en España: 1 Enero 2015. Calificación por edades: No recomendada para menores de 7 años.


Sinopsis

Durante el invierno de 1952, las autoridades británicas entraron en el hogar del matemático, analista y héroe de guerra Alan Turing, con la intención de investigar la denuncia de un robo. Al final acabaron arrestando a Turing acusándole de “indecencia grave”, un cargo que le supondría una devastadora condena por una ofensa criminal: ser homosexual. Los oficiales no tenían ni idea de que en realidad estaban incriminando al pionero de la informática actual. Liderando a un heterogéneo grupo de académicos, lingüistas, campeones de ajedrez y oficiales de inteligencia, se le conoce por haber descifrado el código de la inquebrantable máquina Enigma de los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.


......Esta es una muy honesta y primorosa película sobre la tortura de saberse diferente (y señalado por el dedo acusador) por los motivos equivocados y sobre la imposibilidad de salvarse buscando en la inteligencia y altanería intelectual la tabla salvífica que nos redima de nuestros pecados, que nos limpie o exonere de nuestra mancha original, como si tuviéramos que purgar o expiar una profunda culpa que permanece acechante como una espada de Damocles sobre nuestras atribuladas cabezas heridas. Y nunca hay suficiente esfuerzo ni sacrificio que nos permita alcanzar la meta anhelada: la paz interior, la tranquilidad, la reconciliación con la sociedad, la relajación emocional. Por ello el interminable juego lacerante del disimulo, de la mentira, de la ocultación.

Brillante, sorprendente y reconfortante película británica, dirigida por un noruego talentoso que acierta en el tono, en la recreación de un momento histórico y en el reflejo de un sufrimiento íntimo y que sabe dotar de luminosa claridad expositiva la contribución indeleble de Alan Turing a la historia contemporánea. Muy necesaria y recomendable.(ANTONALVA Madrid).


....Ante todo, “The Imitation Game” es una película biográfica realmente ejemplar. La vida del criptógrafo Alan Turing cuenta con todos los elementos para resultar interesante y la película del noruego Morten Tyldum los aprovecha de manera inteligentísima. Turing es un personaje lo suficientemente desconocido, complejo, fascinante y relevante en la historia de la humanidad para que la dirección de Tyldum y el fantástico guión de Graham Moore salgan victoriosos apostando todo a la carta de su personaje protagonista, sin caer en la tentación de desviarse hacia otros personajes o al entorno histórico en el que se desarrolla su historia, por muy relevante que este sea.....(OSCAR DCLMadrid).

En Patria, la novela anterior a Enigma, el escritor Robert Harris fantaseaba con una Gran Bretaña, una Europa, donde el nazismo había salido victorioso de la guerra. Curiosamente, las claves de esa ucronía quedaban mejor explicadas en la dramatización de los hechos reales que llevaron a Alan Turing y el grupo de Bentchley Park a construir la máquina descifradora de códigos alemanes. 'The Imitation Game' no se basa en la Enigma de Harris (Michael Apted sí que la adaptó hace años), sino en otro libro, de corte periodístico, de Andrew Hodges, pero llega a la misma perturbadora conclusión: la solución al problema nazi llevó a Inglaterra y a Occidente a un fascismo de facto.
Orwelliana, sobre todo en el terrorífico tramo final donde Turing es perseguido, acosado y destruido por el sistema, la película de Morten Tyldum no habla del enigma que es el ser humano: habla de cómo este se ve obligado a cifrar sus sentimientos y personalidad como defensa ante el poder. Cruel laberinto de imposturas disfrazado de apasionante juego cerebral, la figura de Alan Turing se convierte en el factor prescindible de una ecuación matemática. Una ecuación que se diría pensada por el dramaturgo Alan Bennett y ejecutada por Alfred Hitchcock.(FOTOGRAMAS).

2 comentarios: