Seguidores

lunes, 2 de marzo de 2015

KINGSMAN :SERVICIO SECRETO





Película: Kingsman: Servicio Secreto. Título original: Kingsman: The Secret Service. Dirección: Matthew Vaughn. País: Reino UnidoAño: 2014. Duración: 129 min. Género: Accióncomedia.Interpretación: Colin Firth (Harry Hart), Samuel L. Jackson  (Richard Valentine), Michael Caine (Arthur), Mark Strong (Merlin),Taron Egerton (Gary “Eggsy” Price), Sofia Boutella (Gazelle), Sophie Cookson (Roxy). Guion: Matthew Vaughn y Jane Goldman; basado en la novela gráfica de Mark Millar y Dave Gibbons.Producción: Matthew Vaughn, David Reid, Adam Bohling. Música: Henry Jackman y Matthew Margeson. Distribuidora: Hispano FoxfilmEstreno en España: 27 Febrero 2015. No recomendada para menores de 16 años.

Sinopsis
“Kingsman: Servicio Secreto” trastoca con ironía las presunciones del género de espías. Cuenta la historia de un caballeroso espía que acoge bajo su protección a un niño ordinario de clase obrera y le entrena en el arte del espionaje. Se trata del viaje de un niño callejero desde una clase social hasta otra, en el que vemos la colisión de la vida y la muerte en el día a día de la calle.


..... Cuatro años después y tras abandonos de películas como Días del futuro pasado y Kick-Ass 2, por fin volvió como sus fans más acérrimos queríamos y lo ha hecho de una manera paródica mezclando lo mejor de Kick-Ass con todo lo referente al cine de espías, rompiendo estereotipos, riéndose de situaciones que no todos se reirían, mucho humor negro y ante todo acción bien rodada, véase la escena de la iglesia sin apenas cortes si mal no recuerdo. Colin Firth realiza su primer papel de acción rocambolesco y radical que a modo de Gentleman con estilo serio logra sacar las carcajadas que no me provocó en la sobrevalorada El diario de Bridget Jones.
Vaughn aprovecha bien los personajes y manteniendo un tono fresco que no original logra ser solvente al solapar la acción y el humor, aunque esto le pase factura en la primera hora con un tono más serio que se va volviendo más divertido con el paso de los minutos y es cuando descubrimos a la nueva joven promesa Taron Egerton que simula el carisma de Firth y logra hacer un personaje que espero que herede una franquicia. Samuel L.Jackson con un acento más a lo Django desencadenado logra ser un villano memorable y gracioso junto a una seria Sofia Boutella. Se agradece ver a veteranos como Michael Caine y Mark Hamill en la producción, y que haya sorpresas y giros realmente valientes e inesperados que no todas las cintas del género logran bordar. Henry Jackman también borda una banda sonora con aroma del soundtrack de Alan Silvestri para Los Vengadores.
En definitiva, una cinta poderosa, gamberra y realmente impactante por momentos que no pararás de reír en su macabro y descabellado acto final, intensa en cuanto a acción y graciosa en cuanto a humor, una mezcla impensable, loca y casi redonda que no debería perderse nadie sobretodo los que se divirtieron con Kick-Ass. Vaughn, a tus pies.(JOSUÉ VICENTE.Móstoles).


......Hay mucha ironía en el adrenalítico metraje, no se deja títere con cabeza, literalmente, en el clímax en que la complicidad de poderosos de todo tipo con el villano queda al descubierto de un modo sorprendente. Aunque la capacidad de riesgo tiene sus límites, y al concebir una escena clave de agresividad, en un espacio de oración, no se escoge, por supuesto, una mezquita o una sinagoga, sino una iglesia de "terribles" fundamentalistas cristianos... de los que no se teme una reacción violenta o quejas excesivas, por la película. Hay violencia, sí, hasta con su punto de gore, y a la vez un intento de contención, no ahuyentar al público más sensible parece importante para los responsables del film, que sin duda aspiran a romper la taquilla ofreciendo algo que no sigue cauces hipertrillados, lo que es de agradecer.
El reparto cuenta con veteranos excelentes, como Colin FirthMark Strong y Michael Caine, y el jovenzuelo Taron Egerton supone todo un acierto. Todo apunta a que ha nacido una nueva franquicia de espías, y que ha nacido para quedarse.(DE CINE 21).

En la industria del entretenimiento, la originalidad puede condenarte al desván de lo minoritario. Bien lo sabe el terceto formado por Mark Millar, Jane Goldman y Matthew Vaughn, que añaden otro triunfo a la dupla 'Kick-Ass' (2010) y 'X-Men: Primera Generación' (2011). Al poco de comenzar 'Kingsman: Servicio Secreto', un espectador de 15 años advertirá que todo le suena a visto ya una o dos veces; si tiene 25, diez; cualquiera con más de 45 será incapaz de calcular las ocasiones en que ya presenció esa combinación de personajes, escenas e ideas. También es probable que no recuerde la última vez que se divirtió así con un pespunte de clichés tan bien acabado.
Sí, conocemos ese febril empaquetado de acción e ironía, ese uso del déjà vu como motivo más rítmico que narrativo y del guiño de cultura popular como cebo para la autoestima del público menos raso; esa fórmula que rebaja de romanticismo y contracultura las propuestas de Grant Morrison para acercarse por la vía del gag a los límites de la muchedumbre. Nos lo sabemos todo, pero... ¿y el buen rato que se pasa?.(FOTOGRAMAS).

2 comentarios:

  1. Gracias por la reseña! No tiene mala pinta, pero que el dinero que cuesta una entrada de cine prefiero gastármelo en otra cosa.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Estupendo post. Kingsman me encantó (tanto la película como el cómic). Justo acabo de escribir una reseña en mi blog así que me encantaría que dejes un comentario por ahí.

    Saludos.

    ResponderEliminar