Seguidores

lunes, 19 de octubre de 2015

MARTE (THE MARTIAN)


Película en 2D y 3D: Marte (The Martian). Dirección: Ridley ScottPaís:USAAño: 2015. Duración: 144 min. Género: Ciencia-ficciónReparto:Matt Damon, Jessica Chastain, Kate Mara, Kristen Wiig, Jeff Daniels, Michael Peña, Kate Mara, Sean Bean, Sebastian Stan, Aksel Hennie, Donald Glover, Mackenzie Davis, Chiwetel Ejiofor. Guion: Drew Goddard; basado en la novela de Andy Weir. Estreno en España: 16 Octubre 2015.Calificación por edades: No recomendada para menores de 7 años.
Durante una misión tripulada a Marte, el astronauta Mark Watney es dado por muerto después de una tormenta y abandonado por el resto de la tripulación. Pero Watney está vivo y se encuentra atrapado y solo en este planeta hostil. Con escasos suministros, el astronauta recurre a su ingenio para sobrevivir y comunicarse con la Tierra. A millones de kilómetros de distancia, la NASA y un equipo internacional de científicos trabajan desde entonces sin descanso para traer al “marciano” a casa, mientras que, al mismo tiempo, sus compañeros de tripulación trazan una misión de rescate casi imposible. A medida que estas historias de increíble valentía tienen lugar, el mundo se hace una piña para el retorno seguro de Watney.
El espacio no colabora. Alguien como Ridley Scott ya sabía lo que se podía encontrar ahí arriba. Hasta ahora sólo habíamos visto horror (Alien,Prometheus), y desesperación (Gravity); por eso era difícil esperar que, a millones de años luz de la Tierra, encontráramos humor. Pero, sí, Marte está lleno de chistes. Aunque no es el planeta en sí, una enorme extensión de tierra naranja, de rocas, de luz rojiza, con tormentas de arena que se ríen de Mad Max. Es su único habitante, Mark Watney, un astronauta/botánico, al que sus compañeros dan por muerto en una evacuación de emergencia y abandonan en aquel planeta desierto, sin posibilidad de comunicarse con la Tierra, y comida para sobrevivir sólo 300 soles (los días en Marte).
El espacio, efectivamente, no colabora. Pero Watney le obliga a hacerlo, porquees difícil resistirse al carisma de Matt Damon, que despliega en Marte todas sus dotes cómicas, su sarcasmo (“In your face, Armstrong”), su sutilidad y su capacidad de atrapar al espectador en complicadas explicaciones técnicas sobre cómo cultivar patatas con desechos humanos en un planeta en el que no hay más que polvo. Como un Robinson Crusoe en el espacio, como un cowboy marciano, Damon sobrevive (y nosotros con él) con sus diarios a cámara y una playlist discopop que su capitana (Jessica Chastain, contenida) dejó. ABBA será lo mejor que encuentre en ella. Pero él no es el único héroe de esta casi perfecta película de evasión que se ha marcado Scott (¡por fin!), la heroicidad se comparte con los ingenieros en la Tierra (Kristen Wiig, Chiwetel Ejiofor y Sean Bean) y con sus compañeros de misión en el espacio (el mejor, Michael Peña). Entre todos se enfrentan a la realidad de una inmensidad que no es tan fácil de controlar, ni conocer, por muy listos que nos creamos. El espacio no colabora. Por ahora. Vayamos paso a paso.(CINEMANÍA).




Ridley Scott exhibe sus conocimientos técnicos, al construir una película de ciencia ficción que ha obtenido incluso el beneplácito de la NASA. Sin embargo, el cineasta británico naufraga en el aspecto del entretenimiento.
El estreno de Marte ha levantado un sinfín de reportajes periodísticos, interesados en asociar el análisis crítico con la veracidad astrofísica de la epopeya que narra el filme. En este sentido, la comunidad aeroespacial parece haber dado una nota alta a esta adaptación de la homónima novela de Andy Weir, que firma el competente cineasta de Alien. Un dato que resulta especialmente relevante, sobre todo si se observa que semejante examen solo lo han aprobado clásicos como 2001, aparte de títulos de reciente hornada del tipo de Gravity e Interstellar.
Ridley Scott no escatima planos, en los que especifica los pasos regidos por las leyes de la lógica que sigue el botánico abandonado en el Planeta Rojo, al que interpreta Matt Damon. Información que da fe de la concienzuda preparación orquestada por el responsable de Gladiator, para no meter la pata en su escenificación del universo........(ACCIÓN DE CINE)


A pesar de sus naves alienígenas, su monito astronauta y ese Viernes vestido con taparrabos péplum, 'Robinson Crusoe on Mars' (Byron Haskin, 1964) fue recibida por los amantes de la SF Hard como una inesperada sorpresa: una película de serie B algo más preocupada por la plausibilidad científica que la media y con un palpable conocimiento del estado de la cuestión de la carrera espacial. Partiendo de 'El marciano' (debut literario de Andy Weir y novela más propia de la imaginación de un ingeniero que de la de un poeta), Ridley Scott ofrece en 'Marte' la respuesta realmente rigurosa a ese modelo sobre la épica del aislamiento y la supervivencia.
La cinta vuelve a las fuentes del género, donde el astronauta era un cowboy conquistando, por otros medios, un territorio virgen. Vocación hiperrealista, imágenes de avasalladora pulcritud, buena dosificación narrativa y sentido del espectáculo hacen de Marte la más honesta entre las coetáneas películas Hard, y el posible himno optimista para una nueva carrera espacial… chino-americana.(FOTOGRAMAS).

2 comentarios:

  1. Hola! A mi me ha encantado la película y también el libro.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. La película es muy interesante,a pesar de la duración.El libro no lo he leido.
    De lo mejorcito hasta el momento.
    Un saludo,y ha seguir viendo cine.

    ResponderEliminar