domingo, 16 de abril de 2017

ROSALIE BLUM


DIRECTOR: 

REPARTO: 

GUIÓN: 

PAIS: Francia

DURACIÓN: 95 min.

EDAD RECOMENDADA:

DISTRIBUIDORA: Surtsey Films



Vincent Machot conoce su vida de memoria. La pasa entre su peluquería, su primo, su gato y su madre, demasiado dominante. Pero a veces la vida nos depara sorpresas, incluso a los más prudentes... Se cruza por casualidad con Rosalie Blum, una mujer misteriosa y solitaria que está convencido de haber visto antes. ¿Pero dónde? Intrigado, decide seguirla a todas partes con la esperanza de saber más de ella. No es consciente de que este seguimiento va a llevarle a una aventura llena de imprevistos en la que descubrirá a personajes tan excéntricos como apasionantes. Una cosa está clara: la vida de Vincent Machot va a cambiar

....De lo banal a lo cinematográfico en dos pasos inesperados, la película recoge el alma tranquila de tres volúmenes gráficos en presente continuo y lo refleja con un sentido del tacto muy poco común: sin cargar las tintas de tontuna de la comedia francesa “con millones de espectadores”, con un toque melancólico que se apoya en sus tres protagonistas. Casi inesperadamente, de todo este material de derribo sentimental surge una ternura tranquila, nada subrayada, que no busca la poesía en una bolsa de plástico ni la reivindicación del feísmo a lo American Beauty/Splendor sino que encuentra una cordialidad a la que sería cursi calificar de poética aunque se le parezca mucho.(CINEMANIA).

Rosalie Blum cuenta la vida apacible y monótona
de una serie de personas en un pueblecito cualquiera; podría ser una novela ejemplar, como veremos, de hecho lo es. Erase una vez un peluquero sencillo y gris llamado Vincent Machot, que a sus treinta y pocos años sigue siendo un adolescente: vive con su madre -madre posesiva y absorbente donde las haya-, tiene una novia que se ha aburrido de él -y viceversa-, de hecho la joven se marchó a París hace más de un año y no parece que vaya a regresar. Desde su infancia -heredó la peluquería de su difunto padre-, conoce a todos sus clientes, y sale a beber con su primo, un incorregible ligón. El horizonte previsto es apacible, monótono y gris. Pero un día se fija en una señora que le llama la atención por su aspecto solitario y triste, y por la impresión de que la conoció mucho tiempo antes, y sin pensarlo mucho comienza a seguirla, y… su vida dará un vuelco.
Rosalie Blum es el primer largometraje de Julien Rappeneau, hijo de Jean-Paul Rappeneau (Grandes familiasCyrano de Bergerac), que tiene a sus espaldas una importante obra como guionista. Él mismo ha escrito el guion de esta película, adaptando una novela gráfica de Camille Jourdy. Debo reconocer que la cinta supera al original por más sutil, más delicada. Como dije antes, desde el principio Rosalie Blum era una novela ejemplar que habla del sentido de la vida, de la necesidad de ilusión y de amor. Vincent es un hombre superado por la monotonía y el aburrimiento, incapaz de apreciar lo que tiene e incapaz de tomar las riendas de su propia vida. Rosalie también es incapaz de superar su pena y lleva años en soledad sin decidirse a terminar una carta que podría cambiar su vida. Tercer elemento de esta historia es Aude, una joven que no sabe qué hacer con su vida y, por consiguiente, no hace nada, perdida en un mundo que no le gusta....(FILA SIETE).

Acostumbraba a decir la sagaz señorita Marple de las novelas de Agatha Christie que aunque no se produjeran asesinatos, en su pueblecito natal de St. Mary Mead siempre existirían secretos para incentivar la
curiosidad de sus habitantes. La tranquila villa de 'Rosalie Blum' es de esos lugares donde lo cotidiano puede esconder los mayores misterios: los del corazón de las personas. Y donde una de ellas hallará en los pasatiempos detectivescos el mejor camino para llegar al suyo. El costumbrismo rural que los minimalistas cómics de Camille Jourdy ilustraban con tanto cariño como detallismo irónico es en su paso a la gran pantalla una acuarela donde los personajes se comportan como trazos de impresionismo vital.
A través de ese detective improvisado, un entrañable nieto de Jane Marple con el sentido del ridículo del inspector Clouseau, no sólo conoceremos qué se esconde tras la adorable Rosalie Blum, sino el alma del pueblo. Una película de coreografía tan amable y coral como la urbana 'Todos rieron' (Peter Bogdanovich, 1981).(FOTOGRAMAS).