Seguidores

lunes, 17 de julio de 2017

LA GUERRA DEL PLANETA DE LOS SIMIOS



















Título original
War for the Planet of the Apes
Año
Duración
142 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Director
Guion
Mark Bomback, Matt Reeves (Novela: Pierre Boulle)
Música
Michael Giacchino
Fotografía
Michael Seresin
Reparto
, , , , ,, , , , 
Productora
20th Century Fox / Chernin Entertainment



En 'War for the Planet of the Apes', el tercer capítulo de esta exitosa franquicia aclamada por crítica y público, César y sus simios se ven obligados a un enfrentamiento mortal con un ejército de seres humanos comandados por un implacable Coronel. Después de que los simios sufran pérdidas inimaginables, César lucha contra sus instintos más oscuros y comienza su propia búsqueda mítica para vengar a su especie. A medida que el viaje le conduce al inevitable cara a cara, César y el Coronel se enfrentarán en una batalla épica que determinará tanto el destino de las dos especies como el futuro del planeta.

Al grito de “simios unidos jamás serán vencidos” nos adentramos en una de las películas más oscuras y complejas de la temporada, en la que el director Matt Reeves demuestra que es capaz de convertir un blockbuster veraniego en una obra de una enorme rotundidad expresiva y un alcance simbólico revelador.
El fanatismo ideológico, el sometimiento a través de la violencia y el miedo, y la progresiva deshumanización de la especie son algunos de los temas que laten un film que se atreve a mezclar ideas y géneros con la misma soltura con la que utiliza la tecnología para crear emoción y sentimientos verdaderos a través del rostro y los movimientos de un primate al que todos querríamos como líder de nuestra nación. Así, pasamos del bélico al western, de las fugas carcelarias a las aventuras épicas para desembocar en una tragedia griega con resonancias bíblicas tan apoteósica como crepuscular.
Un broche de oro a una trilogía que ha conseguido insuflar un nuevo sentido a una de las obras cumbres de la ciencia ficción de todos los tiempos, reactualizándola sin perder un ápice de su capacidad alegórica.(FOTOGRAMAS).

La mejor y más completa de toda la saga de los simios, no sólo de la última trilogía.
Una película adulta y completa que en pleno ejercicio de madurez pone broche final brillante a la trilogía iniciada con El origen del planeta los simios y El amanecer del planeta de los simios. Matt Reeves ya había plantado las semillas de este desenlace en el tercer acto de El amanecer… y consigue darle a la franquicia un primer ciclo notable protagonizado por el personaje del simio César, y narrado en todo momento desde el punto de vista de los simios, más que de los humanos.
En ese sentido ha contado con un aliado esencial al que puede otorgársele tanta autoría y responsabilidad en el éxito comercial y los logros creativos de esta franquicia como a los guionistas y directores de la misma: Andy Serkis. El trabajo de construcción que lleva a cabo este actor con el personaje de César no sólo está a la altura de la riqueza del arco de desarrollo del mismo que le proporciona el guión, sino que aporta todos los matices esenciales para definir una gran interpretación que merece ya con esta película, más que nunca, que Serkis sea como mínimo nominado al Oscar, prescindiendo del hecho de que su trabajo como actor esté funcionando en sinergia con la tecnología de captura de movimiento. Es más, precisamente es este aspecto, en el que es sin duda Serkis el gran pionero, el que debería pesar aún más para que tuvieran en cuenta su trabajo con una especial complejidad que va más allá del que realizaría ejerciendo como actor “disfrazado” de simio portando máscara, prótesis, arropado por el maquillaje y con dos mitades de cocos colgando de la boca, dicho sea con todos mis respetos para los actores y maquilladores de la saga simia original, que me hicieron pasar muy buenos ratos en mi infancia y juventud, pero nos pongamos como nos pongamos, y por mucho que les tire a algunos la nostalgia cinéfila o cariño por lo artesanal, no pueden considerarse al mismo nivel de complejidad y perfección que tienen los simios en estas trilogía y el trabajo de los actores encargados de darles vida real, convertirlos en personajes de carne y hueso como nunca antes los habíamos visto. Porque hablamos de César, pero otro tanto en lo referido a construcción de personajes y trabajo de actores puede decirse de todos los miembros del reparto de esta película, con mención especial a Bad Ape, con el que Steve Zahn crea uno de los personajes más entrañables de la saga. Hay más drama y construcción de personaje en una mirada de César o de Bad Ape que en muchas interpretaciones de actores de carne y hueso que vamos a ver este año en la cartelera. Reconózcanse pues, a nivel premios, estos méritos que ya no pueden poner en duda ningún crítico, analista, profesional o aficionado al cine.....(ACCIÓN DE CINE).

...Por todo ello La guerra del planeta de los simios es un hit en toda regla. Un cierre de una trilogía a la que, por una vez, le deseamos que lleguen más películas. Es inaudito que un blockbuster posea tantas y tan buenas ideas -no quiero hacer spoilers, así que el lector deberá descubrir cuáles son cuando vea la cinta-. Y además funciona en todas sus partes, resultando tan exigente a la hora de retratar una batalla en campo abierto, como trazando un plan de huída del campo de trabajo donde los simios están confinados. Y todo ello trazado entre palabras y gruñidos, entre simios que hablan como hombres y hombres que ya no pueden ni articular palabra. Por todo eso, ¡salve a César! ..(SENSACINE)

No hay comentarios:

Publicar un comentario